viernes , 17 septiembre 2021

Carta semanal del obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara: ‘Jornada de oración por el Sínodo’

El Sínodo Diocesano pretende dar un nuevo impulso a la participación de los presbíteros, consagrados y fieles laicos en la acción evangelizadora de la Iglesia diocesana. En virtud del sacramento del bautismo, cada cristiano, de acuerdo con la propia vocación, no puede eludir su responsabilidad en los proyectos evangelizadores de la diócesis ni de la parroquia, asumiendo también con gozo el compromiso apostólico en la vida pública.

Esta misión confiada por el Señor a cada bautizado no es posible llevarla a cabo sin contar con los demás, pues todos hemos sido constituidos hijos de un mismo Padre y miembros vivos de la comunidad cristiana. Por eso, el papa Francisco nos decía en el discurso con ocasión del 50 aniversario del Sínodo de los Obispos que “el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio”.

La sinodalidad, que consiste en el trabajo pastoral junto a los hermanos, hemos de vivirla y concretarla cada día en la programación y en la acción pastoral de las comunidades parroquiales, teniendo en cuenta los objetivos pastorales de la diócesis. Las rápidas transformaciones sociales y culturales nos obligan a repensar constantemente la evangelización, asumiendo la urgencia de la renovación espiritual y de la conversión pastoral para mostrar a Jesucristo al hombre de hoy.

En teoría, todos estamos convencidos de que en la misión y en la realización de la actividad pastoral hemos de actuar siempre desde la comunión con Dios y con los hermanos, pero, en ocasiones, podemos olvidar que estas exigencias para el impulso de la evangelización no tienen su origen en nosotros y en nuestros deseos, sino en la acción del Espíritu Santo. Él nos mantiene íntimamente unidos a Jesucristo para que hagamos el bien y para que podamos curar las heridas de los hermanos.

Con la finalidad de que no olvidemos nunca la necesidad de contar con la gracia de Dios y con los dones del Espíritu Santo para proseguir los trabajos sinodales, hemos convocado una jornada de oración en toda la diócesis para el día 22 de abril. Este día, los fieles de cada comunidad parroquial, además de seguir pidiendo a Dios por los frutos espirituales del Sínodo Diocesano, deben preguntarse también ante el Señor por la vivencia de la comunión, por la participación en los trabajos sinodales y por la búsqueda de nuevos caminos para impulsar la evangelización.

Atilano Rodríguez

Si no hacemos esta revisión y abandonamos la oración, el sínodo puede llegar a ser la expresión de los intereses de cada grupo, pero no será la manifestación del querer de Dios. La auténtica sinodalidad consiste siempre en evangelizar en armonía con los hermanos bajo el impulso del Espíritu Santo. La apertura a la acción del Espíritu en la oración nos impulsará a salir confiados a la misión para llegar hasta las últimas periferias.

Con mi sincero afecto y bendición, feliz día del Señor.

Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara

NOTA DE LA REDACCIÓN: EL HERALDO DEL HENARES acepta el envío de cartas y artículos de opinión para ser publicados en el diario, sin que comparta necesariamente el contenido de las opiniones ajenas, que son responsabilidad única de su autor, por lo que las mismas no son corregidas ni apostilladas.

     EL HERALDO DEL HENARES se reserva la posibilidad de rechazar dichos textos cuando no cumplan unos requisitos mínimos de respeto a los demás lectores o contravengan las leyes vigentes.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Opinión: ‘De okupas, ocupaciones e hipócritas’, por Iván Sánchez, diputado provincial de Vox Guadalajara

Este verano Guadalajara ha sido tristemente noticia a nivel nacional. El hartazgo de los vecinos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.