martes , 21 septiembre 2021
Imagen de archivo de la Policía Local de Guadalajara

La Policía Local de Guadalajara desaloja a unas 80 personas que se encontraban celebrando una fiesta clandestina en el sótano de un local que ya había sido previamente clausurado por incumplir las medidas de seguridad

La Policía Local de Guadalajara desmanteló en la madrugada de ayer domingo una fiesta clandestina que se estaba celebrando en el sótano de un local de hostelería de la ciudad, de donde evacuaron a unas 80 personas y procedieron además a detener a dos personas por atentado a agente de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 4:30 horas, cuando un vecino alertó a la Policía Local de que se estaba celebrando una fiesta clandestina en un local cercano, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Una vez allí, los agentes escucharon la música proveniente del interior, y tras conseguir acceder al interior, sorprendieron in fraganti al dueño del local cuando salía por la puerta trasera.

Dentro del establecimiento, la zona habilitada para el uso de los clientes se encontraba vacía y con las luces apagadas; sin embargo, al bajar al sótano, los agentes encontraron a unas 80 personas bailando, bebiendo y fumando sin portar mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad.

El sótano, además, era de pequeñas dimensiones, sin ventanas y con una única salida por una escalera, por lo que según estas fuentes presentaba un riesgo grave para los asistentes.

Durante la evacuación ordenada de los asistentes llevada a cabo por la Policía Local, dos de ellos comenzaron a empujar a las personas que se encontraban en el lugar, tirándolas al suelo y provocando una situación de pánico entre los mismos, según atestado.

Durante el altercado, tres de los agentes actuantes resultaron heridos por los dos alborotadores, quienes terminaron detenidos por atentado a los agentes de la autoridad. A tal fin, se requirió la presencia de la Policía Nacional para el traslado de los implicados a Comisaría.

Se da la circunstancia de que el responsable del local había establecido un procedimiento de pago y acceso tendente a eludir la vigilancia y control de las Fuerzas de Seguridad, dado que el mismo establecimiento había sido clausurado por el Ayuntamiento de Guadalajara por incumplimiento de las medidas de seguridad.

Por este motivo, por parte de la Policía Local se han levantado actas por los numerosos incumplimientos tanto de seguridad como sanitarios.

Dispositivo especial de vigilancia y control

La concejal de Seguridad, Pilar Sánchez, ha recordado que está en vigor en la ciudad un dispositivo especial de Policía Local para impedir la celebración de botellones y velar porque se cumplan las medidas de seguridad e higiene frente al coronavirus.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El PP pide al Tribunal de Cuentas que fiscalice el por qué Alberto Rojo no cobra el agua potable ni el alcantarillado al Ayuntamiento de Marchamalo, que sí lo repercute a sus vecinos: «Se perdona un millón de euros al año»

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha anunciado hoy …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.