miércoles , 24 julio 2024

Fiat E-Doblo: una alternativa diferente a los SUV y monovolumen para llevar pasajeros

Tras cuatro generaciones y algo más de 20 años en el mercado, la Fiat Dobló ha sido, principalmente, la compañera ideal de muchos profesionales. Una furgoneta con un tamaño perfecto para moverse sin problemas por la ciudad y capacidad más que suficiente de carga para cubrir las necesidades de distintas profesiones.

Las tendencias del mercado y las modas han hecho que los útiles monovolúmenes, que ofrecían modularidad y funcionalidad, hayan ido dejando paso a los más modernos SUV. Pero la realidad es que con ese cambio se ha perdido una de las virtudes más importantes: el espacio.

La Fiat E-Dobló se hace un hueco en el mercado cubriendo ese espacio que dejan los monovolúmenes y al que no llegan los SUV: vehículos amplios y prácticos por dentro, funcionales para viajar con la familia, niños y equipaje y con el extra de las nulas emisiones al ser totalmente eléctrica.

La E-Dobló podemos considerarla como la hermana gemela de la e-Berlingo de Citroën, la e-Rifter de Peugeot, la Opel e-Combo y la Toyota ProAce City Verso Electric, todas ellas fabricadas en la factoría de Vigo bajo el paraguas de Stellantis. Estéticamente son todas muy parecidas, pero la mano de los diseñadores italianos se hace ver en algún que otro detalle, pero principalmente si se opta por el pack Style, que incluye llantas de aleación, luneta trasera Magic Window, cristales tintados con elevalunas eléctricos, barras de techo y retrovisores eléctricos.

Dispone de unos sistemas denominados Magic Features, que dependiendo de la versión equipa unos sistemas u otros. En el caso de la nuestra, la combi con posibilidad de 5 pasajeros, dispone, por un lado, del Magic Top, un techo de cristal panorámico que tiene una repisa transparente para poder dejar objetos, unida a un “portaobjetos” en la parte trasera con acceso al mismo desde el interior o desde el maletero. Y por otro lado, el Magic Window, que permite la apertura de la luneta trasera para acceder al maletero manteniendo el portón cerrado.

La versión Combi de pasajeros está un poco más limitada en cuanto a capacidad de carga se refiere respecto a sus hermanas de gama. Esta versión se comercializa exclusivamente en versión eléctrica y su tope de carga se queda en 750 kilos (otras versiones con motor de combustión llegan a la tonelada). Tiene una longitud de 4,4 metros, con acceso a las plazas traseras, independientes, por dos cómodas puertas laterales deslizantes.

Cada uno de los asientos se puede plegar de forma independiente para crear una superficie plana de carga de un modo sencillo y rápido, pudiendo transportar una bicicleta sin necesidad de desmontarla y manteniendo como mínimo otras dos plazas traseras. Como vemos, siempre buscando la practicidad y comodidad en todo momento.

Hay que resaltar que los tres asientos traseros son idénticos en diseño y tamaño por lo que viajar tres adultos con total comodidad es posible (otra ventaja respecto a los SUV). Disponen de mucho espacio libre para las piernas y bandejas en los respaldos de los asientos delanteros para aumentar su comodidad y funcionalidad.

El habitáculo es totalmente diferente a lo que hace unos años entendíamos como furgoneta. Si viéramos una imagen del mismo, fácilmente podríamos pensar que se trata de una berlina de gama media. Posee todos los tecnicismos y adelantos de un turismo con el claro objetivo de acercar su nivel de confort a estos.

Por supuesto, la digitalización ha llegado y son pocos los instrumentos mecánicos que dispone. La instrumentación está confiada a una pantalla digital de 10 pulgadas y dispone de un sistema multimedia con Apple Carplay y AndroidAuto en una pantalla táctil de 8 pulgadas.

Todo esto hace que cuando te sientes a sus mandos parezca que lo haces en un turismo. El confort de marcha es muy logrado y gracias a su “electrificación” la rumorosidad de marcha es nula. A esto se le deben sumar otras virtudes como la gran visibilidad que ofrece gracias a sus grandes superficies acristaladas, viéndose por ello también muy mejoradas la luminosidad. No debemos obviar la elevada posición de conducción que trasmite mucha seguridad, así como la gran amplitud que ofrece gracias a la “voluminosidad” de la eDoblo y aprovechar inteligentemente todo el espacio.

El paquete de ayuda a la conducción llega hasta en un número de 17 opcionales, destacando de entre ellos el control de cambio de carril, del reconocimiento de señales de tráfico, Head Up Display, sistema de frenada de emergencia… nada que envidiar a muchos turismos.

Corazón

El corazón de esta EDoblo es un motor eléctrico que llega hasta los 100KW, cuye equivalencia con los CV es de 136 con un par máximo de 160 Nm y una velocidad que llega hasta los 130 km/hora. La batería que equipa es de 50 Kwh y le permite una autonomía cercana a los 300 km en ciudad. A la hora de hacer trayectos interurbanos, esta se ve mermada ligeramente. Dispone de un sistema Quick Charge Mode que le permite cargar hasta un 80% de la capacidad en tan solo 30 minutos.

Dispone de tres modos de conducción. Por un lado, el modo ECO, pensado para consumir el mínimo y en el que la climatización y potencia se ven mermadas en beneficio del consumo. El segundo es el modo Normal, donde prestaciones y comodidad se equilibran y se busca un término medio entre estas y el consumo. Por último, el modo Power, que se puede utilizar cuando llevemos la eDoblo a tope de carga y en el que la autonomía se reduce considerablemente.

En marcha estamos ante un vehículo que busca ante todo la funcionalidad y, el resultado es que es más cómodo y agradable de conducir de lo que en un principio pudiéramos pensar. La postura de conducción, como hemos comentado, es elevada y con gran visibilidad y podemos catalogarla como bastante cómoda. Sobre todo, gracias a la ausencia casi total de ruido en su interior. Tan solo percibiremos el ruido de rodadura, que muchas veces depende del asfalto por el que circulemos.

No es un vehículo en el que podamos encontrar prestaciones puras. Son más de 11 segundos los que necesita en alcanzar los 100 km/hora, pero, sin embargo, su rapidísima respuesta hasta los 50 km/hora permite que nos movamos con una agilidad y zonas urbanas, con cruces, semáforos y rotondas, con una respuesta inmediata al acelerador en todas las situaciones.

¿Para quién es la eDoblo? Pues casi para cualquier tipo de cliente siempre que sea consciente de las limitaciones de repostaje actuales de los eléctricos. Plantearte un viaje de 500 km con la familia sigue siendo una aventura ya que la infraestructura de cargadores rápidos en la carretera no es la deseada. Y, si lo encuentras, dos cosas a tener en cuenta: que funcione y que esté libre.

Después de tener en cuenta este factor, es un coche cómodo, amplio, apto para un estilo de vida “deportivo o aventurero” que permite ciertas alegrías en los tramos no asfaltados, capaz de cargar con la tabla de surf o la bicicleta… Si estas son nuestras necesidades, la eDoblo puede nuestra alternativa eléctrica perfecta.

Acerca de José Andrés Merino

Fotógrafo y redactor motor. Pruebas y noticias del mundo del motor…

Ver también

‘Un lugar tranquilo: Día 1’, 2024, de Michael Sarnoski: «Sus dos predecesoras fueron excelentes y esta tercera entrega no se queda atrás»

Los aliens hiperacúsicos atacan Nueva York. Sus dos predecesoras fueron excelentes y esta tercera entrega …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.