martes , 12 noviembre 2019
Inicio / Opinión / José Manuel Belmonte / Lo mejor y lo peor de los humanos.

Lo mejor y lo peor de los humanos.

        Pensar es un ejercicio  que permite ver el exterior y el interior, al mismo tiempo. Lo que sucede nos afecta. Sirve para, con mente despierta, ser conscientes y , sin juzgar, dar una respuesta positiva o negativa.

       Esa respuesta puede contribuir a nuestra evolución como humanos, pero también, en la mayoría de los casos, a nuestra evolución como especie.

       Los hechos que todos han podido  apreciar y han sido simultáneos: el pozo del niño con la respuesta social y,  la luna de sangre.

      1) El pozo del niño y la respuesta social en Totalán  (Málaga) España.

       El niño Julen un niño de 2 años, presuntamente cayó el domingo 13 de enero, en una prospección realizada y sin tapar. Su padre le perdió de vista «un segundo» fatídico, mientras preparaba una paella.

        Un hecho sin precedentes. El pozo es hoy  un símbolo de dolor.  Cayó por una apertura en la tierra de unos 25 cms y a gran profundidad (+- 100 m). 

         La tristeza y angustia de su familia han sido un reto y una alerta para el pueblo y para la sociedad, que quiere colaborar para poder ayudar en el rescate. No son horas de preguntas o especulaciones sino tiempo de arrimar el hombro, infundir ánimo y pedir y esperar un milagro para encontrarle con vida.

       Desde ese día, el niño Julen, su familia, y el despliegue  de medios para el rescate ha tenido en vilo a toda España y al mundo entero.  El corazón de cada uno y el de todos estaba en un puño, en ese pozo, en un deseo de sacarlo con vida.  Y todo, de forma mediática, vivido casi en directo por televisión y  contra reloj.

       Puede decirse que el niño del pozo ha impactado y ha servido para sacar lo mejor de España y de la humanidad. La atención mundial se ha desplazado al Cerro de la Corona, la montaña donde cayó al pozo.

       La sociedad ha movilizado los recursos de que dispone, para poder llegar a Julen en las mejores circunstancias de seguridad posibles, para él y para los equipos de rescate.

          Como una familia, un pueblo o une ejército en acción, bomberos, mineros, guardia civil, ingenieros, protección civil, médicos, psicólogos, operadores de maquinaria pesada, camioneros, y voluntarios han estado pendientes y han trabajado las 24 horas sin descanso para  que los 300 profesionales, lleguen a Julen.

          Hasta los niños han venido a apoyar, con sus carteles y sus voces  para darles ánimo. Y mientras, profesores de universidad explican lo que se hace y cómo; trabajadores de diversas empresas en diversas localidades del país, en tiempo record, fabricaban y hacían llegar a la montaña,  lo que se iba necesitando.  De norte a sur de España, y en otros lugares del mundo, la gente se ha volcado y ofrecido su ayuda. Las familias de los especialistas, desplazados, han vivido pendientes de lo que  allí sucede, de los avances y del peligro que pueden correr los miembros de su familia. 

      Se trataba simplemente, de prestar todo el apoyo técnico y logístico al equipo excepcional -no sólo técnico sino también humano- que estaba allí..

       La perforadora llego el  viernes 18 y el 21 quedo finalizado el pozo paralelo. La montaña manda. El trabajo no es fácil. Casi sin descanso, los altruistas -todos-  acompañan el trabajo casi extenuante de los héroes.

         El tiempo corre. Se topan, una y otra vez, con los obstáculos que la naturaleza va poniendo en su camino con las rocas en el terreno, porque no existía un estudio previo del terreno.

          Lo mejor del dispositivo operativo y el ánimo de todos, solo piensa en Julen, en la vida del pequeño porque el tiempo es implacable. Un total de 37 empresas y 10 organizaciones públicas han colaborado. Son  ya muchos días en las entrañas de la tierra.

      Cuando creen estar ya en la última fase del rescate, la parte más peligrosa, después de haber terminado la perforación del pozo paralelo y encamisado del mismo, los  8 especialistas de la Brigada de Salvamento Minero, desplazados desde Asturias,  y 10 guardiaciviles especializados, entraron en acción el día 24, para picar a mano, un túnel en dirección al pozo donde se supone está el niño.

          El trabajo, fuera del tubo por el que han descendido, se hace picando a mano, por turnos y reciclando su propio oxígeno. Llevan más de 24 horas trabajando hasta el momento. Han tenido que bajar y subir varias veces a 73 metros de profundidad, porque el grupo especializado de la guardia civil TEDAX ha tenido que realizar, en esa corta distancia 4 micro voladuras por la especial dureza de las rocas encontradas. El terreno vuelve a retrasar el acercamiento y marca los tiempos.

         Hay un hospital de campaña por si fuera necesario y ambulancias. La espera es interminable.     

blob:https://www.abc.es/685aec8e-37bb-48d1-bb1b-f7c5af0dd730

        Por fin, a la 1, 25 de la noche del 25 al 26 han dado con el niño. Pero…fallecido. ¡Gracias a todos los valientes héroes que dejaron todo y lo dieron todo para encontrarle con vida! 

          ¡Descanse en paz! Se ha podido escuchar  un grito en la montaña: «¡otra vez no!, ¡otra vez no!  (en alusión a Oliver, el hermano mayor de Julen, que falleció súbitamente en 2017 , con 3 años). Es comprensible que estén destrozados. Todo el apoyo para estos padres José Roselló y  Vicky, que acaban de perder, en tan poco tiempo, a su segundo hijo.

      NOTA:           

                 El accidente del pozo en que cayó el niño, ha sacado a la luz, la picaresca española: los «pozos de la luna», los que se hacen de noche, a la luz de la luna y sin permiso. » Se estima que en España hay un millón de grandes pozos ilegales, pero nadie contabiliza los fracasados, es decir los que, como el de Totalán, no se encontró agua pero se perdió una vida.

               La parte oscura en ese pozo, no es que estuviera sin tapar sino más abajo, en el tapón

que cubría al niño para que no viera la luna y acaso se lo  llevó hacia las estrellas.

2) La luna de sangre.

      Otro evento, importante, sucedió la noche del 20 al 21 de enero. La Luna, el satélite natural de nuestro planeta se «tiñó de rojo durante un eclipse total», dando paso a la llamada «superluna de sangre».  Es la combinación de tres eventos astronómicos simultáneos: un eclipse lunar total, una de sangre y una superluna.

Un espectáculo  impresionante,  

         Un espectáculo  impresionante, que para que suceda, es necesario que los tres cuerpos celestes, la Tierra, el Sol y la Luna deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, y nuestro satélite en el perigeo o su punto más cercano a la Tierra, a una distancia de 357. 344 kilómetros.

      No sé si la luna quiso asomarse

al pozo sin fondo de la sierra malagueña,

mientras latía asustado

el corazón de un niño…

      No era la luna blanca de los pozos,

ladrona del agua subterranea…

era la otra, más cercana,

casi humana.

En las horas de sombra,

sintió los pasos apresurados de los buscadores

y sus máquinas hambrientas…

Quería darles su luz,

pero sangraba,

era «la Luna roja»,

la que refleja el fuego

de un tristísimo Sol,

y los ojos doloridos de la Tierra.

Todos estaban cerca,

los astros, el mar y el cielo,

y los seres humanos en un puño,

mientras se abría la montaña…

Tal vez en un descuido,

un rayo de luz

bajó hasta el fondo

del pozo y la desolación

y se llevó al chiquillo…

Dicen que era su hermano,

o su estrella, o su ángel…

porque cuando los héroes

llagaron a su pozo,

Julen, ya no estaba.

José Manuel Belmonte

Acerca de José Manuel Belmonte

Soy un ciudadano del mundo observador y caminante. La Vida, la Naturaleza y la Humanidad, pero sobretodo el corazón del hombre son una fuente inagotable de sorpresas. De eso escribo…

Ver también

Sorry We Missed You – 2019 – Ken Loach

Ken Loach pasará a la historia como el mejor retratista de las penurias de la clase obrera. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.