miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio / Opinión / José Andrés Merino / Volkswagen Arteon 2.0 DSG 150 CV: cupé-berlina impresionante

Volkswagen Arteon 2.0 DSG 150 CV: cupé-berlina impresionante

Muchos son los apelativos que podemos regalar al Arteon a la hora de describirle.  Imponente imagen, aspecto deportivo, sensaciones impactantes, alto nivel de confort… Así podríamos estar líneas y líneas hablando de las bondades de este espectacular coche. Para concretar, nos enfrentamos a una berlina con aspecto y detalles de cupé. Uno de ellos, y que llama poderosamente la atención, es la ausencia de marcos en las puertas traseras.

Así, tenemos por delante una embriagadora prueba que va a unificar las sensaciones de una berlina de lujo con su alto nivel de equipamiento y confort, con las sensaciones de un cupé con un motor sobresaliente asociado a una de las mejores cajas de cambios automática de nuestro mercado: la DSG.

Aspecto

Con una estética impresionante, la silueta de cupé estilizada, mezcla perfectamente  los toques deportivos con los de una berlina de gran tamaño. Utiliza como base la nueva plataforma modular transversal  (MQB), que simplemente significa que los motores están montados de forma transversal. De generoso tamaño, el portón trasero nos va a dar una clara imagen de que una de las premisas importantes es el espacio, enorme, tanto en habitáculo como en capacidad de carga.

Fotografía de José Andrés Merino

Como sustituto del antiguo VW Passat CC, vamos a tomar a este como referencia para hacernos una idea del tamaño y las dimensiones de Arteon.  Su longitud se ha visto aumentada en casi 10 cm, su anchura también crece casi 4 cm, mientras que por su aspecto de cupé, la altura ha bajado algo más de medio centímetro.

Llama la atención lo bajito que es en líneas generales, un guiño sin duda, para intentar inspirar deportividad. Como hemos comentado, las puertas tanto delanteras como traseras no tienen marco y, siguiendo hacia la línea delantera del Arteon se nos van los ojos hacia el gran capó delantero y sus faros full led, equipamiento de serie, que se integran perfectamente en la parrilla dando como resultado una peculiar imagen que hemos visto en algunos otros modelos Premium de la marca.

Interior

EL habitáculo mantiene las líneas habituales de la marca. Sobrio, ordenado, sin nada superfluo y con una calidad muy alta. Fácil e intuitivo de usar y pronto nos sentiremos cómodos a la hora de manejar todas las opciones que tiene. Esencia alemana.

Uno de los detalles que nos están llamando la atención en los acabados de algunos modelos de grupo VW es el Digital Copckpit, que dicho de forma más coloquial, es el cuadro de mandos configurable. Esto quiere decir, simplemente, que podemos elegir la información que aparece en el cuadro de relojes, pudiendo elegir el tamaño de estos, la posición, la visión del mapa del navegador, el ordenador de a bordo, etc. Una opción muy interesante ya que cuando estamos siguiendo una dirección introducida en el navegador, tenemos una visión perfecta del mismo a gran tamaño sin apartar la mirada de la carretera.

Como ya hemos comentado en líneas anteriores,  el Arteón ha crecido en medidas exteriores en casi 10 centímetros de largo, y esto, evidentemente, se deja notar en el espacio para los ocupantes. Comenzando por las plazas delanteras, como conductores hemos podido comprobar de primera mano el altísimo nivel de confort que ofrece este coche.

Si medimos más de 1,80 tampoco tendremos problemas a la hora de encontrar la posición ideal para conducir ya que, gracias a los 101 cm de altura libre entre la banqueta y el techo, la libertad de movimientos sin sentir el agobio de tener el techo cerca está asegurada. Con esos 1,80 metros de altura, aún queda algo menos de 10 cm de altura libre por lo podemos decir que el espacio es muy generoso. Entre piloto y copiloto, este con una gran amplitud a su servicio para poder colocar las piernas con total comodidad, existe un gran espacio que da una sensación de libertad muy importante a la hora de buscar la máxima comodidad y el nivel más alto de confort

Las plazas traseras no son tan amplias como las delanteras, sobre todo la del centro, pero aun así, la comodidad está asegurada. Sirva como ejemplo, un pasajero de algo más de 1,80 metros de altura tiene casi 25 cm de espacio libre entre sus piernas y las banquetas delanteras. Como hemos dicho, la plaza central es harina de otro costal….

Siguiendo la línea del Arteon llegamos al “baúl”. Descomunal, de los más grandes de la categoría con 563 litros de capacidad. Aquí podemos meter casi de todo, pero no solo por su gran capacidad, sino por lo regular de sus formas, con 120 cm de largo, 1 metro de ancho y 55 cm de altura. Añadimos al maletero también la posibilidad de abatir los asientos traseros en un proporción de 60/40, pero ya la superficie de carga no es totalmente plana.

Conducción

Fotografía de J. A. Merino

Como la seda… Esta es la mejor descripción que podemos hacer del funcionamiento del Arteon en cuanto al aspecto mecánico se refiere. La combinación del motor 2.0 TDi de 150 cv con la caja de cambios automática de 7 velocidad es perfecta.

En nuestra opinión, tendría que estar prohibido vender este tipo de coche con cambio manual, ya que la 7v es un prodigio de funcionamiento en todos los sentidos y en todas las circunstancias.

Sobresaliente de forma totalmente robotizada y, sobresaliente, actuando sobre ella de forma manual con las levas.

Por supuesto, el Arteon trae consigo todas las ayudas tecnológicas a la conducción que podamos imaginar encaminadas, eso sí, a mejorar el nivel de confort y aumentar la seguridad. Nos llamo la atención el excelente funcionamiento del control inteligente de velocidad, que es capaz de medir la distancia del coche que llevamos delante acelerando y frenando de una forma que prácticamente pasa desapercibida para el conductor. Lo hace sin tirones o frenazos extraños. Un 10 a esta maravilla de control.

Otro punto que tampoco debemos olvidar es la posibilidad de elegir el tipo de conducción que queremos usar: Eco, Confort, Normal, Sport e Individual, este ultimo configurable.  Dependiendo del modo de conducción que elijamos, el comportamiento de algunos elementos mecánicos varía considerablemente para adecuarse al tipo elegido.

Conclusión

Con todo esto, poco más queda que decir. Estamos ante un coche con mayúsculas, con aspecto de cupé deportivo, recordad las puertas sin marcos, con espacio tanto para pasajeros como para equipaje de los mejores del sector y, con un comportamiento mecánico intachable.

Dejen paso al Arteon,  que a nadie va a dejar indiferente.

Acerca de José Andrés Merino

Fotógrafo y redactor motor. Pruebas y noticias del mundo del motor…

Ver también

VW California Beach: ‘Más que suficiente’

Después de haber disfrutado de una de las versiones tope de gama de las California, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.