lunes , 28 septiembre 2020
Senderistas por el Camino del Cid. Fotografía de Antonio de Miguel

Esta primavera, la mejor ruta: El Camino del Cid

Atraídos por la fuerza de la extraordinaria obra literaria del Cantar de mío Cid, una de las más grandes obras de la literatura épica europea, desde hace algo más de un siglo, gentes, estudiosos e historiadores provenientes de los más diversos lugares del mundo, han recorrido los itinerarios descritos en el Cantar tras las huellas del personaje legendario y de la Historia.

Fuente del reportaje: Diputación provincial de Guadalajara
    Imagen del Camino del Cid a su paso por Atienza (Guadalajara)

El Camino del Cid en Guadalajara traza un atractivo itinerario con un total de 312 kilómetros por carretera, que permite al viajero conocer enclaves llenos de historia y atravesar parajes naturales de enorme belleza, evocando la legendaria andadura del Cid Campeador por estas tierras de Guadalajara.

Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, fue un caballero castellano cuya vida transcurrió durante la segunda mitad del siglo XI. Nació en la pequeña localidad burgalesa de Vivar del Cid, en torno al año 1043, y murió en Valencia en el año 1099.

Tras su muerte se forjó la leyenda, y en medio de la rica tradición de romances y poemas que entonces se transmitían oralmente de pueblo en pueblo, gracias a juglares y poetas, nació, a finales del siglo XII, el que sería el gran poema épico de la literatura española: El Cantar de mío Cid, que narra elogiosamente las hazañas de Rodrigo en el curso de su destierro, decretado por el rey castellano Alfonso VI, por tierras castellanas, aragonesas y levantinas.

Itinerario cidiano

El itinerario que sigue el Camino del Cid en la Provincia de Guadalajara se adentra, procedente de Soria, por la Sierra de Pela, concretamente por Miedes de Atienza, según reza el propio Cantar de Mío Cid, para proseguir su recorrido por Bañuelos, Romanillos de Atienza, Atienza, Robledo de Corpes, Hiendelaencina, Congostrina, La Toba, Jadraque, Bujalaro, Matillas, Villaseca de Henares, Castejón de Henares, Mandayona, Sigüenza, Barbatona, Estriégana, Alcolea del Pinar, Aguilar de Anguita, Anguita y Maranchón, por donde sale de nuestra Provincia el Camino en dirección a Medinaceli (Soria).


Posteriormente, la ruta entra de nuevo en Guadalajara desde la localidad de Monreal del Campo (Teruel), por la localidad molinesa de El Pedregal, continuando posteriormente por El Pobo de Dueñas, Castellar de la Muela, Molina de Aragón, Corduente, Ventosa (Barranco de la Hoz), Fuembellida, Terzaga, Pinilla de Molina, Megina, Chequilla, Checa y Orea, saliendo finalmente en dirección a Orihuela del Tremedal (Teruel).

Algarada de Alvar Fáñez

A este recorrido descrito hay añadir el tramo de la denominada, según reseña el Cantar, “Algara” de Alvar Fáñez de Minaya, pasaje que narra cómo Alvar Fáñez, siguiendo órdenes del Cid, descendió por el valle del Henares y en una razia le llevó a conquistar para la corona castellana las localidades de Hita y Guadalajara.

Por ello, este ramal del Camino del Cid se denomina «Algarada de Álvar Fáñez», que partiendo de Castejón de Henares recorre las localidades de Argecilla, Ledanca, Utande, Muduex, Hita, en la imagen, Torre del Burgo y Tórtola de Henares, para finalizar en Guadalajara.

Descarga gratuita de la Guía y del Folleto del Camino del Cid

http://turismoenguadalajara.es/documentos/GUIA%20SENDERISTA%20del%20CAMINO%20DEL%20CID.pdf

http://turismoenguadalajara.es/documentos/folleto_camino_cid_2017.pdf

El salvoconducto de la Guía del Cid

El salvoconducto es la credencial donde al viajero le estampan los sellos acreditativos de cada una de las poblaciones de la ruta cidiana por las que pasa.

El salvoconducto recuerda al documento que durante la Edad Media se utilizaba para asegurar el paso libre y seguro de viajeros y mercancías. De modo alegórico, el Cid concede ahora ese paso seguro a los viajeros del siglo XXI a lo largo de todo el Camino.

En la portada del salvoconducto aparece en el centro la figura de una corneja, ave muy común en nuestros campos; en la Edad Media el vuelo de la corneja, dependiendo de su dirección, era tomado como augurio bueno o malo. El Cantar de Mio Cid dice : «… a la salida de Vivar tuvieron la corneja a la derecha…»

Para los viajeros del Camino la corneja ha de ser símbolo de buena suerte, como lo fue para el Cid.

El salvoconducto puede conseguirse de forma gratuita en Oficinas de Turismo del Camino del Cid o bien solicitándolo al correo info@caminodelcid.org; en Guadalajara los puntos para obtener tu salvoconducto son:

Guadalajara: Oficina Municipal de Turismo. Glorieta de la Aviación Militar Española, s/n
Tel 681 235 234
Hita: C/ San Pedro, 2
Tel 949 852 763

Sigüenza: Oficina de Turismo C/ Serrano Sanz, 9
Tel 949347007
Atienza: Oficina de Turismo. C/ Héctor Vázquez, 2
Tel 949 399 293
Molina de Aragón: Oficina de Turismo C/ Las Tiendas, 62
Tel 949 832 098

Con el salvoconducto puedes obtener descuentos superiores o iguales al 10% en más de 200 alojamientos que forman parte de la Red de Sellado del Camino del Cid (www.caminodelcid.org ).

Si consigues cuatro sellos de cada una de las ocho provincias de la ruta, obtendrás gratis el documento acreditativo del Camino del Cid.

 

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La hostelería y el ocio nocturno alcarreño, al límite de sus fuerzas ante el cúmulo de restricciones, pide más ayudas

Representantes de la Federación provincial de Turismo y Hostelería de Guadalajara, integrada en CEOE-CEPYME Guadalajara, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.