martes , 31 enero 2023

Babylon: «Esto es cine, amigo, donde el director hace lo que le sale de su corazón y cerebro (la otra ‘c’ me la reservo para medios de emisión nocturna), no es una serie de Netflix o Disney para generaciones flojitas woke»

Roberto Mangas Moreno

Uno siempre se sienta en la butaca muy escéptico con lo que va a ver (sufrir) cuando, previamente, ha mirado en el móvil la duración de la película: tres horas y media, en este caso. ¿Es necesario tanto tiempo para contar una, o muchas, historias? ¿Vale la pena dedicar tanto tiempo seguido a una película? Aunque según mi urólogo tengo una vejiga grande y resistente como el acero, recientemente,Avatar 2′ y no sé qué del agua me obligó a ir al baño una vez a mitad de película. Y claro, otra vez se me anunciaban otras tres horas y pico de historieta y me temía una interrupción no voluntaria similar del visionado de una película.

Crónica de Roberto Mangas Moreno

Con estos antecedentes, habiendo ignorado deliberadamente los últimos meses los avances previos sobre quién dirigía, quiénes protagonizaban y quién había escrito esta película, para así sorprenderme a lo largo de esas tres horas y media y opinar, quizás, algo más objetivamente (en realidad fue como recurso preventivo ante el aburrimiento que, creía, se me venía encima), me senté en una de las roídas, pero míticas, butacas de los cines de Fuencarral.

Y, ¡sorpresa! ¡Es un peliculón!

Resulta que la dirige Damien Chazelle, director que me apabulló y me dejó muy sorprendido en La La Land; y la protagonizan Brad Pitt (pues eso); Margot Robbie, que espero que algún día deje de actuar de loca porque tiene pinta de ser mejor actriz de lo que ella se cree y se ponga a elegir otros papeles; Diego Calva (señor mexicano más joven que yo, sin la más mínima capacidad de transmitir emoción alguna, y que salía en Narcos, creo recordar); Tobey Maguire maquillado de ¿Joker?; muchos enanos y como 37 millones de extras, aproximadamente.

Mezclas talento artístico con interpretativo (el que lo tenga), y te sale una fiesta-homenaje al cine excesiva, pantagruélica, sobrada y visualmente sexy. Sin tan siquiera saber si va de más a menos, de menos a más o qué, Babylon me hizo reír, avergonzarme, llorar, suspirar y querer más. Lo de la fiesta inicial es casi anécdota en comparación con la maravillosa y excesiva historia que se nos narra después, tratando de mostrarnos lo que fue el cine mudo, su evolución al sonoro y cómo este destrozó, o mejoró, la carrera de muchas de sus estrellas.

Tantas horas de película que me parecieron insuficientes. Pero sin caer en la mentalidad actual, propia de generaciones flojitas woke, que piensan que cualquier historia ha de ser contada en 6 temporadas de 15 capítulos de una hora cada uno, por lo que este peliculón encajaría mejor en Netflix o Disney a lo largo de los años, para mostrar todo lo que tiene. No y mil veces no: esto es cine, amigo, donde puedo ver lo que al director le ha salido de su corazón y de su cerebro (lo de la otra ‘c’ me lo reservo para críticas en medios de emisión nocturna), en el formato que ha elegido y tal y como a él le ha dado la gana. ¿Para qué? Para divertirme y hacerme olvidar que fuera del cine hace frío, gobierna Pedro Sánchez y una docena de huevos me cuesta más de 2 euros.

Únicamente, y como pero muy personal, Babylon homenajea a todo el cine, en su conjunto, pero cae en una trampa fácil, como ya hizo hace décadas cierta película italiana de un cine y un paraíso, la cual aborrezco, y que quien vea ahora esta obra maestra encontrará alguna referencia inmediatamente al final. Demasiado fácil, Damien, con todo lo que la habías liado antes.

Sipnosis:

Del oscarizado director, Damien Chazelle, Babylon es una historia épica original ambientada en Los Angeles durante los años 20, protagonizada por Brad Pitt, Margot Robbie y Diego Calva, junto a un reparto coral donde destacan Jovan Adepo, Li Jun Li y Jean Smart.

Una historia de ambición y excesos desmesurados que recorre la ascensión y caída de múltiples personajes durante una época de desenfrenada decadencia y depravación en los albores de Hollywood. 

Ficha técnica:

Escrita y dirigida por: Damien Chazelle 

Producida por: Marc Platt, p.g.a., Matthew Plouffe, p.g.a., Olivia Hamilton, p.g.a.   

Productores ejecutivos: Michael Beugg, Tobey Maguire, Wyck Godfrey, Helen Estabrook, Adam Siegel  

Reparto: Brad Pitt, Margot Robbie, Diego Calva, Jean Smart, Jovan Adepo, Li Jun Li, P.J. Byrne, Lukas Haas, Olivia Hamilton, Tobey Maguire, Max Minghella, Rory Scovel, Katherine Waterston, Flea, Jeff Garlin, Eric Roberts, Ethan Suplee, Samara Weaving, Olivia Wilde

Distribuidora en España: Paramount Pictures

Fotografía:

Linus Sandgren, el director de fotografía de esta película, ha conseguido recrear la luz y el ambiente de Hollywood a través de diferentes décadas.  

Vestuario:

Nominada varias veces a los Premios Oscar de Hollywood por su trabajo, Mary Zophres ha creado 7000 trajes del vestuario de esta película donde los actores protagonistas tenían hasta 15 cambios y todos los personajes deslumbran en las escenas con cada traje.  

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El actor y dramaturgo albaceteño Francisco José Iniesta se alza con el XXXVIII Premio de Teatro Ciudad de Guadalajara ‘Antonio Buero Vallejo’ con su obra ‘Un caballero para mi dama’, que sigue los cánones clásicos de Lope de Vega y Calderón de la Barca

‘Un caballero para mi dama’, de Francisco José Iniesta (Albacete, 1991), es la obra ganadora …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.