domingo , 23 junio 2024
Fotografía de Mariano Viejo. CD Guadalajara

El Dépor Guada no pasa del empate frente a un Navalcarnero que sufrió tres expulsiones en la segunda parte que los alcarreños no supieron aprovechar

El Deportivo Guadalajara no pudo pasar del empate en un frustrante partido en la tarde del sábado frente al C.D.A. Navalcarnero, en un encuentro en el que los morados se adelantaron, y aunque fueron superiores, no pudieron ampliar su ventaja, algo que les pesó sobremanera cuando el conjunto madrileño logró empatar.

Con 1-1 en el marcador, el choque se volvió loco, hasta el punto de que los visitantes terminaron jugando con ocho futbolistas después de sufrir tres expulsiones. Sin embargo, los alcarreños no supieron traducir esa ventaja numérica en el marcador, según han informado fuentes del club morado en un comunicado.

Gonzalo Ónega presentó un once que tenía dos cambios por lesión, los de Ablanque y Pablo Zotes en lugar de Gerar y Tellechea, y otros tres por decisión técnica: Dani Gallardo, Cruz y Nanclares salieron de inicio por Richi Souza, Cheki e Iván Riveiro.

Entre dos equipos llamados a querer tener el balón, fueron los morados los que consiguieron imponerse y encerrar a su rival desde el primer momento, lo que fue la tónica de la primera parte, y prácticamente de todo el partido. Ya a los dos minutos, Darío García enganchó una volea desde fuera del área que se marchó por línea de fondo, avisando de lo que venía.

A los siete minutos de partido llegó el primer tanto. El Dépor percutió por la banda derecha, y Stevens llegó al corazón del área, donde le sacaron el balón cuando iba a golpear, quedando la pelota muerta en la frontal. Allí apareció Sergi Segura, llegando desde atrás, para mandar el balón al fondo de la red con un latigazo imparable con la pierna izquierda.

Gol del CD Guadalajara. Fotografía de Mariano Viejo. CD Guadalajara

A la jugada siguiente, el gran susto del partido para los morados. En un balón largo del Navalcarnero, Samu Pérez midió mal y Álex Gil, atacante visitante, se quedó con el balón controlado en línea de fondo y sin portero, pero intentó dar un pase de la muerte y se encontró con Dani Gallardo, que atentísimo mandó el balón a saque de banda y celebró la acción como si se tratara de un gol a favor.

Pasado el susto, volvió el Dépor a tomar las riendas y embotelló al Navalcarnero. Tanto Pablo Zotes por el costado izquierdo como Iván Moreno por el derecho fueron un dolor de cabeza para la defensa visitante, y Fran Santano dispuso en la primera parte hasta de tres oportunidades para anotar, rematando en todas ellas desde dentro del área. El dominio morado era palpable, con prácticamente todo el equipo instalado en campo contrario y sin conceder ninguna oportunidad a un equipo que lleva toda la temporada en las primeras posiciones de la tabla.

La ocasión más clara para el Dépor, y prácticamente del partido, la tuvo Javier Ablanque en el ecuador del primer tiempo. Los de Gonzalo Ónega colgaron una falta al área que despejó la defensa, quedando el balón a Iván Moreno en el costado izquierdo. El malagueño midió a la perfección, esperó a que le llegara la pelota y en un solo toque, volvió a poner un centro al corazón del área, donde Javier Ablanque cabeceó la pelota con un gran movimiento que, tras haber superado a la defensa y al portero, se estrelló en el poste y salió repelida hacia fuera antes de entrar.

En el tiempo de descanso, los dos entrenadores trataron de agitar el partido con sustituciones, y aunque el Navalcarnero comenzó mejor la segunda parte, le duró poco el arreón. En el Dépor, la entrada de Iván Riveiro por Pablo Zotes le dio nuevas posibilidades al ataque morado. Curiosamente, la mejor de los de Gonzalo Ónega fue la primera, a los cuatro minutos. Iván Moreno encontró a Stevens doblando por dentro, el lateral llegó a línea de fondo y puso un centro al segundo palo que encontró a Fran Santano. El delantero cabeceó a portería, pero se encontró con una gran parada de Sergio Valero. El rechace golpeó en Cruz, quien se encontraba en posición de fuera de juego.

El ataque visitante se basaba en tímidos contragolpes que fueron desbaratados en prácticamente todas las ocasiones por el Dépor. Sin embargo, en uno de ellos, el colegiado pitó una dudosa falta de Sergi Segura sobre Abreu en banda que el Navalcarnero colgó al área. En el segundo palo, Ocaña le ganó la posición a la defensa morada y cabeceó al fondo de la red, estableciendo el empate.

A partir de entonces el partido se volvió loco. Tres minutos después del empate, David Sánchez, jugador del Navalcarnero, vio la segunda tarjeta amarilla por una falta sobre Nanclares. En la propia jugada, el exjugador del Dépor Fratelli vio la cartulina amarilla por protestar. Diez minutos después, el propio central fue de nuevo amonestado por cometer una falta y dejó a su equipo con nueve jugadores.

El Dépor, en superioridad numérica, trató de encontrar el área por todos los medios, colgando balones, disparando desde fuera del área y madurando las jugadas, ante un rival que optaba por perder tiempo en cada saque y aprovechar cada oportunidad para hacer que entraran las asistencias médicas y poder ganar minutos. Poco a poco, los morados se fueron desesperando al ver que el tiempo avanzaba y las ocasiones ni siquiera eran demasiado claras.

Los visitantes terminaron con solo ocho jugadores, pues Simón, que entró en el minuto 85 en sustitución de Hugo Esteban, vio la roja directa cuando solo llevaba cuatro minutos en el campo por llegar tarde en una acción con Stevens. Los jugaodres del Navalcarnero vieron otras cuatro tarjetas amarillas más antes del final del partido, y el Dépor no encontró el camino al gol por ninguna de las vías, en lo que fue un final de partido muy frustrante para ambos conjuntos.

Al final, con el pitido del árbitro se certificó el reparto de puntos que sirve al Dépor para acumular seis partidos sin perder, pero que no deja satisfechos a los de Gonzalo Ónega. Ahora los morados tendrán que prepararse para uno de los partidos más complicados del curso, la visita al campo del líder, la U.D. Melilla.

Ficha técnica:

C.D. Guadalajara: Samu Pérez; Stevens, Ablanque, Dani Gallardo (Robert, 90′), Sergi Segura (Chupi, 66′); Darío García, Nanclares (Cheki, 66′), Cruz (Raúl Uche, 76′); Pablo Zotes (Iván Riveiro, 45′), Iván Moreno y Fran Santano.

C.D.A. NavalcarneroSergio Valero; Álex García (Guille, 90′), David Uña, Frantelli, Elo, Ocaña; David Sánchez, Ian González; Álex Gil (Abreu, 45′), Kun (Martín, 71′) y Hugo Esteban (Simón, 85′).

Goles: 1-0, Sergi Segura, minuto 7; 1-1, Ocaña, minuto 59.

Árbitro: C.A. Carbonell Hernández (Comité Valenciano). Amonestó a Pablo Zotes (12′), Cruz (48′), Nanclares (56′), Sergi Segura (59′), Darío García (70′) y Fran Santano (90′) del C.D. Guadalajara y a David Sánchez (44′ y 62′), Fratelli (63′ y 74′), Sergio Valero (85′), Elo (90′), Ian González (90′) y Martín (90′) del C.D.A. Navalcarnero. Expulsó por doble amonestación a David Sánchez (62′) y Fratelli (74′) y por roja directa a Simón (89′), del C.D.A. Navalcarnero.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La selección española de baloncesto hace parada en Guadalajara para entrenar tras disputar su primer partido de clasificación para el Eurobasket 2025 contra Letonia en Zaragoza: cientos de chavales pudieron verlos y fotografiarse con ellos

Un día después de disputar el primer partido de clasificación para el Eurobasket 2025 ante …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.