domingo , 27 septiembre 2020

Los casinos más antiguos de España

Los casinos son lugares donde se practican los juegos de azar. Al menos, esa es la definición más actual de este tipo de establecimientos tan populares en nuestros días. Etimológicamente la palabra casino tiene su origen en el vocablo italiano casino, que significa “casa de campo”.

Una casa elegante de espacio reducido que se ubicaba en las afueras de las ciudades, donde los nobles italianos disfrutaban de los juegos de azar con la máxima intimidad y privacidad. No fue hasta el siglo XIX cuando las altas sociedades europeas acuñaron el significado que entendemos en la actualidad, es decir, un espacio de ocio dedicado a la actividad del juego como forma de negocio.

Conociendo el origen de la palabra no es de extrañar que el primer establecimiento regulado y legal se encuentre en Italia, concretamente en la ciudad de Venecia. El Ridotto di San Moisèabrió sus puertas en 1638. Un ridotto, como se le conocía en esa época, promovido por la autoridad local con motivo de la celebración de los famosos carnavales de la ciudad de los canales. Un lugar elegante donde la clase alta podía disfrutar de los juegos de azar más populares de ese momento histórico. Desde entonces, Venecia siempre ha contado con un casino, aunque en la actualidad se le conoce como Casino de Venecia y su sede se encuentra bañada por el Gran Canal, ya que se ubica en el Palazzo Loredan Vendramin Calergi, también conocido como Ca’ Vendramin Calergi.

España también cuenta con una larga tradición de casinos, especialmente desde principios del siglo XIX, debido a la proliferación en países como Francia o Italia. Los juegos de azar han sido siempre una costumbre muy arraigada en la sociedad española. Unos establecimientos que en sus orígenes no eran destinados al juego, sino que eran más bien clubes sociales donde las clases medias y altas difundían la cultura. Bailes, debates o lecturas de liberas eran algunas de las actividades más frecuentes en estos espacios de entretenimiento. Unas actividades que se combinaban con juegos como el ajedrez, los naipes o el dominó.

A pesar de la relevancia de los casinos en la vida social de nuestro país, la dictadura de Primo de Rivera (capitán general de Cataluña que dio un golpe de Estado en 1923) llegó acompaña de la prohibición de estos lugares de juego. Un veto que se extendió con la dictadura de Francisco Franco, régimen donde los únicos juegos de azar permitidos fueron los de la ONCE, autorizados debido a su función social, y las quinielas de fútbol. Un escenario que provocó el cierre masivo de casinos y lugares de juego repartidos por todo el territorio nacional. Una actividad que se reanudó con la muerte del dictador en 1975, ya que dos años más tarde se volvió a legalizar el juego mediante un real decreto-ley. Un momento histórico donde los casinos se convirtieron definitivamente en la casa de los juegos de azar.

Una época en la que nacieron establecimientos tan emblemáticos como el Casino Gran Madrid o el Casino de Barcelona. Espacios de entretenimiento que siguen vigentes en la actualidad, gozando de un considerable prestigio a nivel nacional. Más allá de la importancia de estos espacios físicos, así como la del sector del juego online en la actualidad con sitios como 888 casino, vamos a realizar un recorrido por los casinos más antiguos del país. Unos lugares de ocio que marcaron el camino a seguir para el resto de establecimiento dedicados a la actividad del juego en los siguientes años.

Real Casino Antiguo de Castellón

Hay que remontarse a principios del siglo XIX para encontrar el primer casino de la historia de España. Una época donde las tertulias, reuniones y fiestas privadas inundaban todos los rincones de la vida social, especialmente en la ciudad de Castellón, que había triplicado su población en apenas unos años. Ese contexto, unido a la aprobación de un nuevo decreto sobre libertad de asociación, propició que un grupo de ciudadanos castellonense encabezados por Francisco Giner y Feliu, Barón de Benicassim, constituyeran el Casino de Castellón. Un lugar que absorbió todo el movimiento social y cultural que había proliferado en la ciudad, alzándose como la piedra angular para todo tipo de eventos de carácter cultural.

Real Casino de Castellón

La entidad cultural más antigua de la Península Ibérica se trasladó a la Puerta del Sol, al emblemático edificio conocido como Palacio de Francesc Tirado. Un palacio del siglo XVIII que fue remodelado en el año 193 por el célebre arquitecto Francisco Marinstany y Casajuana. Unas obras que dieron lugar al espacio que se conoce en la actualidad como, el Casino Antiguo de Castellón, donde los visitantes pueden disfrutar de una amplia variedad de juegos de azar. Más allá de ser considerado el casino más antiguo del país, en 2014, con motivo de su bicentenario, la entidad recibió la consideración del estatus real por el rey Felipe VI, por lo que desde entonces su denominación correcta es Real Casino Antiguo de Castellón.

Casino de Madrid

22 años después del nacimiento del Real Casino Antiguo de Castellón, un grupo de jóvenes habituales del Café Sólito decidieron formar una nueva sociedad para albergar sus encuentros, el Casino de Madrid. Su denominación como casino buscaba huir de cualquier tipo de connotación política de otras palabras como club o sociedad. En un primer momento, el círculo de 13 amigos se estableció en el número 2 de la calle de la Visitación, lugar donde las actividades más importantes eran los juegos de cartas, el billar y la lectura de prensa.

Casino de Madrid

El crecimiento exponencial de los socios, que aumentaron hasta los 445 en tan solo cuatro años, propició su traslado a una nueva sede, concretamente al número 12 de la calle del Príncipe. Desde entonces, el Casino de Madrid ha tenido sucesivos cambios de emplazamientos a lo largo de estos 183 años de historia, hasta que, en 1903, la Junta General, con el Conde de Malladas como presidente, acordó la construcción de una sede propia. El arquitecto José López Sallaberry, socio del casino en esa época, fue el responsable del proyecto del edificio que hoy en día se encuentra en el número 15 de la calle de Alcalá. Un lugar emblemático para los jugadores de juegos de azar más tradicionales.

El auge del sector del juego online

Lugares tan históricos como el Real Casino de Castellón y el Casino de Madrid son auténticos supervivientes en un mundo donde la mayor parte del sector del juego se enfoca en el ámbito digital. Una muestra de ello es la proliferación de los casinos online en los últimos años, los cuales cuentan con numerosas ventajas con respecto a los establecimientos tradicionales. Además, una de las claves de su éxito es que han democratizado los juegos de azar, gracias en gran medida a la irrupción de las nuevas tecnologías, convirtiéndolos en una forma de entretenimiento universal y accesible para todas las clases sociales.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Tras las tormentas del 11 de agosto, la provincia de Guadalajara acumula más de 15.000 hectáreas de cultivo afectadas por el pedrisco en todo 2020

Tras la intensa actividad tormentosa registrada ayer martes y que provocó intensas precipitaciones acompañadas de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.