sábado , 26 septiembre 2020

Desarticulada en Guadalajara una banda que ocupaba viviendas ilegalmente y las ‘vendía’ a terceros amparándose en la permisiva ley y la lentitud judicial

La Policía Nacional ha detenido en Guadalajara a los cuatro integrantes de un grupo criminal que se dedicaban a ocupar viviendas vacías situadas en Guadalajara y el Corredor del Henares para «venderlas« posteriormente a personas interesadas procedentes de la Comunidad de Madrid.

La Policía Nacional de Guadalajara inició, hace unos meses, una investigación para tratar de averiguar quién se encontraba detrás de varios delitos de usurpación de vivienda y defraudación de fluido eléctrico que se venían sucediendo en varios inmuebles de la capital.

Los agentes tenían indicios de la existencia de un grupo de personas que se estaba dedicando a ocupar las viviendas, cuyo uso cedían posteriormente a personas interesadas procedentes de la Comunidad de Madrid, a cambio de 750 euros.

Las averiguaciones de los agentes confirmaron que tras estos hechos se hallaba un grupo delictivo cuya actuación, concertada y coordinada, se centraba en ocupar las viviendas situadas en Guadalajara y localidades del Corredor del Henares para obtener con ellas un beneficio al «venderlas» a personas interesadas en ocuparlas.

Cada uno de los integrantes tenía una tarea muy concreta: varios de ellos se dedicaban a la apertura y cambio de las cerraduras de las viviendas, mientras que otro permanecía vigilante para alertar de la posible presencia policial.

Posteriormente, otro de los investigados realizaba las conexiones ilegales a la red eléctrica para así transmitir la vivienda a los interesados con cerradura nueva y suministro eléctrico, bajo la premisa de que podrían utilizarla durante unos dos años hasta que se resolviese el proceso judicial de desahucio.

Una vez ocupado el inmueble, una quinta persona, que actuaba coaccionado y amenazado por el grupo criminal, debía identificarse como el morador de la vivienda ocupada ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, eludiendo así los integrantes del grupo toda responsabilidad.

La operación llegó a su fin cuando los cuatro integrantes del grupo criminal fueron localizados y detenidos el pasado 17 de junio por la Policía Nacional gracias a un dispositivo que permitió arrestarlos en el momento en que se disponían a actuar, siéndoles intervenidas diversas herramientas y útiles para la apertura de puertas y posterior ocupación de los inmuebles.

Balanza de la Justicia. Fotografía de la CAM

Los cuatro arrestados, que ya contaban con antecedentes de diversa índole, tendrán que responder ante la Autoridad Judicial por la comisión de los delitos de usurpación de vivienda, coacciones, amenazas y pertenencia a grupo criminal, según han informado fuentes de la Comisaría de Policía Nacional de Guadalajara en un comunicado.

El delito de usurpación de vivienda (ocupación), estaba recogido dentro de la categoría de delitos graves en el Código Penal de 1995, pero fue modificada su calificación a delito leve (lo que antiguamente se conocía como juicio de Faltas) con la reforma efectuada en marzo de 2015.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Detenidos los dos cabecillas de una mafia de ocupación ilegal de viviendas en Guadalajara, que luego ‘revendían’ por 400 euros

La Policía Nacional ha detenido a dos individuos pertenecientes a un grupo de personas dedicado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.