domingo , 28 febrero 2021
Imagen de archivo del embalse de Beleña

El menor gasto durante el confinamiento y un consumo responsable deja más agua embalsada en Beleña al final del año hidrológico que hace un año

La Mancomunidad de Aguas del Sorbe ha informado que el año hidrológico comenzó el 1 de octubre de 2019 con 24,7Hm3 de agua embalsada en Beleña, una cifra que ha ido creciendo hasta alcanzar los  32,6 Hm3 a 30 de septiembre de 2020, es decir, 8 Hm3 más que hace un año.

“Hemos terminado el año hidrológico 2019/20 mejor que lo comenzamos, con 8 Hm3 más de agua almacenada en Beleña”, asegura José García Salinas, presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, en un comunicado.

“Ha sido un buen año, hidrológicamente hablando. Un indicador claro es que en dos ocasiones hemos superado el volumen máximo de embalsado, entre los meses de diciembre-enero y entre los meses de abril y mayo, lo que obligó puntualmente a iniciar el desembalse. Ahora bien, no debemos bajar la guardia y mantener un consumo responsable porque estas cifras, con la misma facilidad que suben, bajan”.

José García Salinas, presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, MAS

Si se observan con detalle los gráficos de consumo, se puede apreciar cómo a partir de la última quincena de mayo, momento en el que se superaron los 49Hm3, comenzó a descender el volumen de agua embalsada y ha seguido esa tendencia hasta ahora, en que estamos al 60% de capacidad.

“Este descenso es normal porque los meses de verano son los de menor precipitación y máximo consumo”, asegura Salinas.

“Además, durante los meses de marzo, abril y mayo, -con el confinamiento por el COVID 19- hubo una importante disminución del consumo con respecto a los años anteriores en esas mismas fechas, a causa de la bajada de actividad en las empresas. Con el fin del confinamiento este consumo se normalizó y la actividad empresarial ha recobrado la normalidad, lo cual es una muy buena noticia”.

Con las cifras en la mano, el presidente de la MAS asegura que vivimos un momento de normalidad hidrológica que otorga garantías suficientes de cara al futuro inmediato, al situarnos con más de 10 Hm3 por encima del nivel de prealerta, que está fijado por la CHT en unos 22 hm3, “esto nos asegura que, aunque no lloviera nada, algo que parece muy improbable en el otoño y en los primeros días del invierno, no habría problemas de aquí a finales de 2020”.

Gráfico de consumo de la MAS durante el año hidrológico 2019-2020

El consumo global de los municipios que forman parte de manera directa o indirecta de la MAS, se sitúa en torno a los 4Hm3 mensuales en los meses de máximo gasto, que suelen coincidir con los meses de calor. Esta cifra disminuye considerablemente con la llegada del otoño y del invierno.

Los datos aportados por los técnicos de la mancomunidad indican que el consumo acumulado durante los 9 meses primeros del año natural es ligeramente inferior al de los mismos meses de 2019, concretamente un -2’64%. En ese período de 2019 se consumieron 31,5Hm3, mientras que en este mismo periodo de 2020 hemos consumido 30,7Hm3.  

“Estamos orgullosos de poder disfrutar de un agua de bajo coste al ciudadano y de excelente calidad, de las mejores aguas que pueden beberse hoy en España según los informes externos con los que contamos, pero estamos también obligados a ser prudentes porque el agua es un bien escaso y finito y eso no debe olvidársenos nunca cuando abramos el grifo”, ha finalizado.

Historia de Aguas del Sorbe y municipios mancomunados

La Mancomunidad de Aguas del Sorbe surge de un proyecto aprobado el 18 de diciembre de 1966 por la Confederación Hidrográfica del Tajo, en aquel momento integrada en el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. El proyecto se llamaba «de Abastecimiento de Agua a Guadalajara y pueblos de la zona regable del Canal del Henares y ampliación del de Alcalá de Henares y distribución de las cargas al Estado y a los Ayuntamientos»

Los Estatutos de la Mancomunidad fueron aprobados a finales de 1969, a propuesta del Ministerio de la Gobernación, y la Mancomunidad quedó oficialmente constituida el 9 de febrero de 1970. Los municipios fundadores fueron: Alcalá de Henares, Guadalajara, Azuqueca de Henares, Yunquera de Henares, Alovera, Fontanar y Mohernando.

Según consta en los Estatutos de la Mancomunidad, la finalidad para la que ésta fue constituida es la de «atender al establecimiento, financiación, mejora y conservación y, en su caso, explotación del servicio de abastecimiento de agua en las respectivas poblaciones, con caudales procedentes del río Sorbe y, en su caso, otras fuentes».

A partir de 1981, se fueron incorporando nuevos municipios al suministro de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe: Cabanillas del Campo, Humanes, Quer, Tórtola de Henares, Villanueva de la Torre, Marchamalo, la Mancomunidad de La Muela (formada por 21 municipios) y la Mancomunidad de la Campiña Baja (integrada por 4 municipios). Durante varios años, también se suministró agua a Meco y Cogolludo.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Aike quiere una comisión de investigación de las obras en el río Henares a la que se suma el PSOE pero es rechazada con el voto de los ediles de Ciudadanos

El Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ha rechazado creación de una Comisión de Investigación sobre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.