lunes , 18 octubre 2021
Alberto Rojo y Rafael Esteban

Rojo firma un nuevo convenio en materia de agua y saneamiento con Marchamalo un día después de que Carnicero anunciara que iba a llevar al Tribunal de Cuentas que no se cobrara el agua al Ayuntamiento gallardo

Los ayuntamientos de Guadalajara y Marchamalo han firmado hoy un nuevo acuerdo en materia de agua por la prestación de servicios y la utilización de infraestructura de la capital, por lo que se mantiene así una colaboración que tiene su origen en el pasado, cuando Marchamalo era, administrativamente, un barrio más de la capital alcarreña.

Dicho acuerdo garantiza el abastecimiento y saneamiento de agua en el polígono industrial del Henares y en la Ciudad del Transporte, uno de los polos de desarrollo empresarial más potentes del centro de España y que se ubica sobre suelo de ambos términos municipales, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

El nuevo texto ha sido presentado públicamente este miércoles por ambos alcaldes, Alberto Rojo y Rafael Esteban, y viene a sustituir el suscrito en 1998, momento en el que se iniciaba la desanexión formal de Marchamalo, que de barrio de la capital pasó a convertirse en municipio independiente. 

En él se fijan las compensaciones que el municipio gallardo debe realizar a Guadalajara por la utilización de una parte de su infraestructura de saneamiento y depuración de agua (las aguas residuales de Marchamalo se tratan en la depuradora de Guadalajara), así como una parte de la red de abastecimiento en el polígono industrial del Henares y la Ciudad del Transporte. 

Según estas fuentes, «la firma acaba con un conflicto originado en pasados mandatos y reequilibra el cálculo de las compensaciones al consumo real de agua, a la prestación de servicios como la depuración y a los costes generados por los mismos, establecidos en base a medidas exactas y avaladas por los equipos técnicos de ambos ayuntamientos».

El texto, con una vigencia de cuatro años prorrogables, crea una comisión de seguimiento y fija en 0,2843 euros/m3 en el caso del abastecimiento, y de 0.1959 euros/m3 en lo relacionado con el servicio de saneamiento y depuración, estando sujeto a posibles cambios derivados de cualquier alteración en las fuentes de suministro de agua que pudiera aportar Marchamalo en el futuro.

La actualización del convenio y el ajuste de las compensaciones a mediciones reales, dejando a un lado las estimaciones, supone que Marchamalo vea incrementada la cuantía que debe abonar por estos servicios en torno al doble que hasta ahora. Tomando 2020 como ejemplo, con el convenio de 1999 sería de 311.923 euros frente a los 630.641 euros del nuevo texto.

El acuerdo debe ser aprobado por ambos ayuntamientos en los próximos días para su posterior firma y entrada en vigor, siendo su aplicación retroactiva hasta la fecha de caducidad legal del acuerdo de 1999.

Rojo: «Había dos vías, la del diálogo y a de ‘vía Carnicero’, que es montar bronca»

El alcalde de la capital, Alberto Rojo, ha agradecido al alcalde de Marchamalo “su absoluta predisposición y el compromiso que siempre ha manifestado de hacer frente a las obligaciones que tenga su municipio de manera justa”.

“Este acuerdo es fruto del diálogo y del entendimiento entre dos municipios hermanos con objetivos comunes”, remarcaba Rojo, al tiempo que recordaba que “las compensaciones se aplicarán en base a consumos y costes reales medidos al céntimo y en base a un criterio exclusivamente técnico”. 

Por ello, el alcalde explicaba que, frente al conflicto planteado en el pasado en esta materia, “tan solo existían dos vías: la de sentarse en una mesa con lealtad y rigor o la vía Carnicero, que consistía en montar bronca y judicializar un asunto para que tardase años en resolverse”. 

Rojo recordaba que ambos municipios comparten intereses y estrategia en el polígono del Henares y la Ciudad del Transporte, “un enclave estratégico fundamental para nuestro crecimiento y desarrollo económico”, y por ello apuntaba a la “colaboración” y a la “estabilidad a todos los niveles” como herramientas imprescindibles para la inversión de “dos municipios hermanos”. 

Por su parte, el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, ha manifestado su gratitud “por su disposición y trabajo tanto de los servicios técnicos del Ayuntamiento de Guadalajara como los de Marchamalo para renovar un acuerdo que garantiza la prestación de servicios básicos como son el agua y la depuración”.

Por otro lado, y a preguntas de los medios de comunicación en relación al anuncio hecho ayer por el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Jaime Carnicero, de llevar al alcalde al Tribunal de Cuentas, Rojo ha respondido “que es el Ayuntamiento quien va a remitir al Tribunal de Cuentas este nuevo convenio. Pero ya que el sr. Carnicero dice que va a acudir al Tribunal de Cuentas, que lo haga con todo».

En este sentido, el primer edil ha dicho que “es Carnicero quien debe explicar por qué en 12 años incumplió sistemáticamente el convenio que planteaba una revisión anual, y por qué perdonó a la empresa concesionaria del agua en la ciudad el 8% del canon que debe aportar al Ayuntamiento en función del servicio prestado a Marchamalo”.

“Este acuerdo es público y transparente,- ha dicho el alcalde- y efectivamente va a ser remitido al Tribunal de Cuentas para obtener así todas las garantías”.

Carnicero: «Rojo miente descaradamente: los consumos se llevan midiendo al litro desde 2018»

Estas declaraciones de Rojo han tenido su respuesta minutos después por parte del portavoz del Grupo Municipal Popular, Jaime Carnicero, quien ha ‘lamentado’ que Alberto Rojo, “solo reaccione y actúe cuando el Partido Popular denuncia o pone de manifiesto su incapacidad para tomar iniciativas o cuando se ve acorralado como en este caso tras la comunicación del PP al Tribunal de Cuentas”.

A este respecto, Carnicero, ha vuelto a poner de manifiesto “los retrasos deliberados y el interés político de Alberto Rojo que ha estado perdonando la liquidación del agua y alcantarillado al Ayuntamiento de Marchamalo mientras sí lo ha estado girando a vecinos y empresas de la ciudad”.

Los ediles del PP, Armengol Engonga, Jaime Carnicero y José Luis Alguacil

“Es la doble vara de medir de este alcalde inseguro que sigue sin arrancar”, ha dicho Carnicero reafirmándose en que “los informes que inician el expediente establecen claramente que las liquidaciones que se tienen que practicar son conforme a las ordenanzas fiscales y se está produciendo una minoración en la recaudación del Ayuntamiento de Guadalajara de 1.080.955,41 euros anual”, según han informado fuentes del PP en un comunicado.

Ante el anuncio de Rojo hoy en rueda de prensa de un “nuevo convenio” entre el Ayuntamiento de Guadalajara y el de Marchamalo, un día después de la comparecencia del Grupo Popular, el portavoz del Grupo Popular ha explicado que “con este convenio que anuncia Rojo está reconociendo su inacción durante sus años de gobierno y que el PP tiene razón cuando sostiene que Marchamalo no paga lo que fiscalmente se le exige”. No obstante, este nuevo acuerdo “no solo no permite recaudar las cantidades pasadas que hemos puesto en conocimiento del Tribunal de Cuentas, sino que además se bonifica al Consistorio gallardo; cosa que no hace con la ciudad de Guadalajara”.

Carnicero ha recordado que el expediente de este asunto se inició el 24 de enero de 2018 cuando el Ayuntamiento, con gobierno del Partido Popular, puso en conocimiento del Ayuntamiento de Marchamalo que se habían acabado las obras de segregación de la red de agua y, como tal, había que empezar a cobrar conforme a las ordenanzas fiscales vigentes, siendo el Ayuntamiento de Marchamalo el que demandó al Ayuntamiento de Guadalajara en 2018.

Con respecto a la afirmación de Rojo que dice que “ahora sí disponemos de tecnología para saber cuál es el consumo real del Polígono del Henares”, Carnicero ha dicho que “miente descaradamente porque esos consumos se llevan midiendo al litro, que no al céntimo como dice Rojo, desde junio de 2018 cuando se acabó la obra de segregación y se instalaron los caudalímetros”.

Carnicero ha instado a Rojo a que explique “por qué el expediente judicial está parado desde el 4 de febrero de 2020 con los perjuicios económicos que ha ocasionado a la ciudad” y “por qué desde el 2 de octubre de 2020 -fecha en que tenía que estar firmado el convenio que quieren firmar ahora 11 meses más tarde- Rojo no ha hecho nada por actualizar la situación”.

Para finalizar, el portavoz del Grupo Popular ha denunciado «el desconocimiento del alcalde de Guadalajara sobre el funcionamiento del Ayuntamiento cuando anuncia que va a remitir el nuevo convenio que anuncia al Tribunal de Cuentas como si eso fuera un acto de motu propio».

“Alberto Rojo debería saber que eso no lo va a hacer porque él quiera voluntariamente, sino porque todos los convenios municipales deben ser trasladados al Tribunal de Cuentas. Y eso, como alcalde, debería saberlo para no hacer el ridículo públicamente”, ha finalizado Carnicero.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Pablo Iglesias participará en un coloquio organizado por la Fundación Siglo Futuro sobre ‘Política y religión’ en Guadalajara este miércoles 13 de octubre

El exvicepresidente del Gobierno en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, participará este miércoles …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.