martes , 21 septiembre 2021
Los ediles del PP, Armengol Engonga, Jaime Carnicero y José Luis Alguacil

El PP pide al Tribunal de Cuentas que fiscalice el por qué Alberto Rojo no cobra el agua potable ni el alcantarillado al Ayuntamiento de Marchamalo, que sí lo repercute a sus vecinos: «Se perdona un millón de euros al año»

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha anunciado hoy que el Grupo Popular ha puesto en conocimiento del Tribunal de Cuentas la situación que se está dando en relación al cobro que debe girar el Ayuntamiento de Guadalajara al de Marchamalo en concepto de agua y alcantarillado.

“El alcalde, Alberto Rojo, está provocando un claro perjuicio económico a la ciudad de Guadalajara, puesto que por su dejadez o interés político está dejando de ingresar un millón de euros al año perdonando este cobro al Ayuntamiento de Marchamalo que, por otro lado, sí está girando los recibos de agua a sus vecinos”, ha denunciado Jaime Carnicero.

Esta situación no es nueva, sino que se remonta al año 2018 cuando el Ayuntamiento de Guadalajara gobernado por el Partido Popular defendió ante el Juzgado esta situación ante la negativa del de Marchamalo a pagar lo que le correspondía, según han informado fuentes del PP en un comunicado.

“Pero cuando llegó Alberto Rojo a la Alcaldía en 2019 decidió paralizar este proceso no sabemos por qué, porque no es lógico que esté cobrando el agua a las empresas o a otras instituciones públicas de la ciudad como la Junta de Comunidades o la subdelegación del Gobierno, pero no se lo cobre al Ayuntamiento de Marchamalo”, ha manifestado el portavoz popular.

“Tenemos dos ordenanzas fiscales vigentes, de agua y alcantarillado, que nos gravan el consumo a todos los vecinos, a las empresas, las que por cierto han visto cómo en las últimas semanas se les está subiendo la luz por parte del Gobierno de España y se les está subiendo el IBI por parte del gobierno socialista del Ayuntamiento de Guadalajara, a otras administraciones… pero por qué no se está cobrando esa tasa de agua a un suministrado como es el Ayuntamiento de Marchamalo”, ha preguntado Carnicero.

Por todo ello, el Grupo Popular cree que ha pasado el tiempo suficiente para que Alberto Rojo hubiera actuado, por ello “será el Tribunal de Cuentas quien fiscalice esta anómala situación”.

Carnicero ha explicado que desde la independencia de Marchamalo de la ciudad de Guadalajara se articuló un convenio por el que el Ayuntamiento de Guadalajara seguía prestando una serie de servicios, a pesar de ser ya independiente.

Imagen de archivo de Alberto Rojo junto a Rafael Esteban

Algunos ya desaparecieron pero sí quedó vigente el de abastecimiento de agua y tratamiento y depuración del alcantarillado de todas las aguas residuales. Es más, en el mandato anterior “se decidió, en un ejercicio de responsabilidad, instalar caudalímetros de tal manera que a través del polígono industrial del Henares, supiéramos perfectamente cuánta agua salía de Guadalajara a Marchamalo y cuánta agua residual entraba de Marchamalo a Guadalajara”, ha explicado Jaime Carnicero.

El edil popular ha añadido que esto se hizo “por una cuestión de lógica y de legalidad y por un principio también de proporcionalidad puesto que si todos los vecinos de Guadalajara estamos sujetos a la ordenanza de agua y alcantarillado, también lo tendría que estar el Ayuntamiento de Marchamalo”.

“Con Antonio Román y con el equipo de Gobierno del Partido Popular defendíamos los intereses de la ciudad de Guadalajara, realizamos obras y actuaciones tendentes a que todo el mundo que se viese abastecido por el suministro de agua y alcantarillado estuviesen recogidos en la ordenanza fiscal, y con Alberto Rojo eso cambió hasta tal punto que han sido continuas las dilaciones, retrasos y aplazamiento incluso hasta judiciales que han ido provocando que el Ayuntamiento de Guadalajara, y no lo decimos nosotros sino que lo dicen los técnicos municipales, esté dejando de cobrar más de un millón de euros al año”, ha explicado Carnicero.

Esta cantidad responde a todo el agua que sale de Guadalajara a Marchamalo para su consumo y todo el agua que entra de Marchamalo a Guadalajara para su tratamiento. “Si se aplicase la ordenanza fiscal, que es lo legalmente exigible, el Ayuntamiento de Guadalajara tendría un incremento de ingresos de un millón de euros”, ha apuntado.

“Tenemos un alcalde que vuelve a demostrar que le preocupan más sus siglas, el PSOE, que los vecinos de Guadalajara. Tenemos un alcalde que ha estado aplazando, incluso judicialmente, de manera reiterada el cobro de la tasa de agua y alcantarillado al Ayuntamiento de Marchamalo (presidido por el también socialista Rafael Esteban), perjudicando a la ciudad de Guadalajara que está dejando de ingresar más de un millón de euros”, ha dicho Carnicero.

Para finalizar, el portavoz del Grupo Popular ha dicho que esta puesta en conocimiento del Tribunal de Cuentas supone “un ejercicio de responsabilidad” porque “no somos concejales solo del Partido Popular, somos parte de la Corporación municipal que trabaja por los intereses de los vecinos de Guadalajara” y “creemos que esos intereses se están viendo agraviados por esa falta de diligencia y responsabilidad de Alberto Rojo”.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La Policía Local de Guadalajara desaloja a unas 80 personas que se encontraban celebrando una fiesta clandestina en el sótano de un local que ya había sido previamente clausurado por incumplir las medidas de seguridad

La Policía Local de Guadalajara desmanteló en la madrugada de ayer domingo una fiesta clandestina …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.