domingo , 16 diciembre 2018
Inicio / Opinión / Gordon Craig / “Algún día todo esto será tuyo”, de Chiqui Carabante

“Algún día todo esto será tuyo”, de Chiqui Carabante

El poder económico en la picota”.

 

En clave de comedia negra, berlanguiana, hilan estos chicos del neonato “Club Canibal” una hilarante sátira del poder económico de la España posfranquista singularizado en la figura de Ramón Areces “fundador” de El Corte Inglés, una de las empresas de mayor éxito comercial dentro y fuera de nuestras fronteras y símbolo de la transformación económica de España durante el último franquismo y la Transición.

La obra comienza con un Ramón Areces viejo y achacoso, -“con un pié en el estribo…”, que diría Don Quijote-, intentando dar con una metáfora, con un apelativo, con una frase síntesis de su carácter o de su ejecutoria personal que le vincule para siempre a la empresa y por la que pueda ser recordado con facilidad por las generaciones venideras. Misión imposible, incluso para un escritor profesional al que recurre para dar cumplida cuenta de sus deseos. En tanto, a modo de flash-backs, viejos fantasmas del pasado acuden a su memoria para delinear una vida llena de trabajo y esfuerzo, pero también de intrigas y maquinaciones para granjearse el apoyo de los poderosos y laminar a la competencia. Nada nuevo, por cierto, cuando se trata de alcanzar el éxito empresarial.

La pobreza extrema de la infancia en su Asturias natal, la etapa de emigrante en Cuba, la rivalidad con su primo Pepín Fernández, fundador de Galerías Preciados junto a otros episodios chuscos o rocambolescos como su relación con la familia Franco o las hilarantes escenas de la pedida de mano de su novia, la de la apertura de la primera sucursal en la plaza de Cataluña de Barcelona, o la de su presencia en el duelo del padre de las Koplowizt (cuyos maridos, “los Albertos”, llegarían a llevar temporalmente las riendas de la empresa) jalona una historia llena de humor, ironía, sarcasmo y hallazgos expresivos.

Un ingente trabajo de Vito Sanz que da vida al protagonista y de Font García y Juan Vinuesa que muestran unas innegables dotes para metamorfosearse en la ingente pléyade de personajes que pueblan la obra, desde la empleada del año a la mismísima doña Carmen Polo o el Caudillo a quienes parodian sin rehuir los tópicos al uso de los collares y a las gafas de cristales ahumados.

Ciertamente no faltan ocasiones para el regocijo y las carcajadas, con las que el público acompañó la representación. Pero si el objetivo de la pieza es, como me parece, satirizar los tejemanejes del poder económico y su connivencia con el poder político, echo en falta, para cerrar el ciclo de conformación de esta gran empresa que es hoy día El Corte Inglés, una referencia a los avatares de su competidora y rival, Galerías Preciados, hasta caer en sus manos. La venta al holding Rumasa, del empresario jerezano Ruiz Mateos y la consiguiente ruinosa operación de expropiación por parte del primer gobierno socialista hasta su reprivatización. Sería instructivo indagar, al hilo de estas operaciones, el nacimiento y consolidación de un nueva “clase” (?) que a la sombra del poder político dizque de izquierda progresista a partir de los 80 se dio en llamar la “Beautiful People”.

¡Ánimo! podría hacerse una magnífica secuela.

Gordon Craig.

22-IV-2018.

Ficha técnico artística

Autor:Chiqui Carabante.

Con: Font García, Vito Sanz, Juan Vinuesa y Pablo Peña

Música en directo y composición: Pablo Peña/Laura Nadal.

“Club Caníbal”. Dirección: Chiqui Carabante.

Madrid.  Teatro de la Abadía. 21 de septiembre de 2018.

Acerca de Gordon Craig

Ver también

Los móviles matan

El autor, visto por él mismo: Pertenezco al noble arte del editorialismo gráfico desde que tengo uso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.