sábado , 25 noviembre 2017
Inicio / Opinión / Marcos Iglesias / Bronquiolitis y Osteopatía

Bronquiolitis y Osteopatía

Llega el frío y comienzan los catarros, resfriados y las temidas bronquiolitis. A continuación exponemos nuestro punto de vista basado en la experiencia sobre las causas, prevención, consecuencias, tratamiento y cuidados.

La bronquiolitis es una infección respiratoria que inflama los bronquiolos, pequeñas ramificaciones de los bronquios, generalmente causada en el 70-80% de los casos por el VRS (virus respiratorio sincitial), u otros virus que afecta a las vías de pequeño calibre.

Es una de las patologías más comunes sobre todo en lactantes entre cero y dos años, debido a la inmadurez de su sistema respiratorio que acaban cronificándose, si no se tratan adecuadamente. Es infecciosa.

Es la primera causa de hospitalización de los menores de un año. Su época de aparición es de octubre a abril.

Hay estudios que señalan que la casi desaparición en enfermedades como las paperas, varicela o sarampión, provocan que el niño tenga un sistema inmunológico débil y poco desarrollado que no sabe enfrentarse a un simple resfriado y éste acaba convirtiéndose en bronquiolitis.

Diversas tesis determinan que las infecciones y las deficiencias alimentarias durante el embarazo pueden aumentar la vulnerabilidad de los bebes a desarrollar una infección respiratoria grave en los primeros meses de vida como la bronquiolitis.

La clave está en proteger los pulmones desde la gestación y fortalecer el sistema inmunológico para evitar dichas infecciones.

La bronquiolitis suele cursar como un cuadro catarral, comenzando como un refriado común: aumento de la mucosidad, congestión nasal y fiebre ocasional.

Las vías respiratorias del bebé o del niño son muy pequeñas, eso hace que se puedan obstruir con más facilidad y que, en ocasiones, implique su hospitalización para evitar que la bronquiolitis se complique en una neumonía o un cuadro “asmático”.

Estos síntomas iniciales se suelen agravar produciendo una obstrucción de las vías aéreas distales (bronquiolos) con aumento de la mucosidad en los pulmones, aumento de la tos y fatiga (disnea: dificultad para respirar).

PREVENCIÓN

Para prevenir la bronquiolitis desde el embarazo, se recomienda una dieta equilibrada durante la gestación, rica en frutas y verduras, así como evitar el tabaco, tanto si la madre es fumadora como la exposición al humo del cigarrillo de terceros.

Llevar el embarazo a término (los bebés prematuros tienen más riesgo de sufrir el virus sincitial respiratorio), realizar los controles prenatales, practicar ejercicio, así como que la futura mamá lleve un estilo de vida saludable son factores importantes para el desarrollo pulmonar de los bebes.

Por supuesto, una vez nacido el bebé alimentarlo con leche materna, siempre que sea posible. La lactancia materna es un potente protector contra las enfermedades respiratorias en la infancia.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se realiza mediante un examen médico en el que el pediatra valorará la respiración y auscultará los pulmones en busca de sibilancias (aunque no se perciban ruidos en la respiración, a nivel interno pueden escucharse estos sonidos mediante el fonendoscopio).

SÍNTOMAS

Debemos estar alerta por si aparece alguno de estos signos y síntomas:

. – Piel morada: debido a la falta de oxígeno (cianosis): se necesita tratamiento urgente.

. – Dificultad para respirar: respiraciones cortas, marcándose mucho los músculos del cuello o de las costillas (tiraje), incluye sibilancias y falta de aliento.

. – Tos

. – Fiebre

. – Tiraje intercostal: Los músculos alrededor de las costillas se hunden a medida que el niño trata de coger aire.

. – Obstrucción nasal. Las fosas nasales del bebé se ensanchan al respirar

. – Respiración rápida (taquipnea).

. – Cambios en el sueño (se despierta frecuentemente, no respira bien durante la noche, está somnoliento…).

. – Posibles cambios en la alimentación (pérdida de apetito, vómitos…).

BEBÉS CON MÁS RIESGOS

. – Bebés que hayan nacido prematuros.

. – Bebés con enfermedades respiratorias o cardíacas previas.

. – Bebés que no han tomado lactancia materna.

. – Niños que viven en ambientes contaminados (tabaco, etc) y en condiciones de hacinamiento.

. – Niños con inmunodeficiencias.

. – Niños que acuden a escuela infantil o guardería.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la bronquiolitis aguda infantil puede ser por un lado farmacológico, que el pediatra podrá pautar con algún medicamento que ayude a mantener las vías abiertas (broncodilatadores, antitérmicos, mucolíticos, etc.) y por otro lado fisioterápico, para restaurar la permeabilidad bronquial, la re-expansión pulmonar y la adecuada mecánica respiratoria.

La fisioterapia y osteopatía respiratoria ayudan a eliminar las secreciones de las vías respiratorias. De esta manera, se evita la obstrucción de las vías aéreas, permitiendo el correcto paso del aire e intercambio de gases y previniendo la aparición de complicaciones graves.

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

Las técnicas utilizadas dependerán de la valoración del niño. Con el  masaje manual sobre el tórax, conseguiremos la evacuación del moco lo cual contribuye a reducir la obstrucción de las vías aéreas, el trabajo ventilatorio y favorece el intercambio gaseoso.

Otras técnicas a aplicar como Espiración Lenta Prolongada (ELPR) con la Tos provocada (TP), suelen ser muy efectivas en las bronquiolitis ya que ayudan al bebé o al niño a expulsar las secreciones manteniendo las vías respiratorias abiertas y mejorando el bienestar (sueño, alimentación, juego, etc).

Enumeramos diferentes actuaciones destinadas a esta patología:

. – Limpieza de las vías aéreas superiores: Se realiza una desobstrucción rinofaríngea con una instilación de suero fisiológico.

. – Limpieza de las vías aéreas inferiores. Con diferentes técnicas de aceleración del flujo espiratorio, manuales no dolorosas que pretenden crear flujos de aire capaces de arrastrar la mucosidad de las vías más pequeñas a las más grandes.

Cuando la mucosidad ya está en las vías altas se procede a extraerlas.

Estas técnicas solo se utilizan en el caso de que el niño tenga mucosidad en las vías respiratorias inferiores.

OSTEOPATÍA

La combinación de las técnicas fisioterápicas con algunas de Osteopatía, aumentan la eficacia del tratamiento. Así, podemos:

. – Restaurar la movilidad de la columna torácica y las costillas.

. – Mejorar el drenaje linfático de los nódulos cervicales superiores profundos, normalizando las estructuras miofasciales cervicales.

. – Normalizar la actividad simpática y parasimpática.

. – Normalizar asimetrías de las estructuras faciales que forman las vías respiratorias superiores.

MEDIDAS PREVENTIVAS

En cuanto al tratamiento preventivo, al ser una enfermedad vírica se contagia por contacto (manos, saliva, secreciones) como cualquier catarro.

Los consejos básicos son:

. Lavarse las manos con agua y jabón antes de coger al niño.

. – Evitar, en la medida de lo posible, toser cerca del niño/a.

. – Mantener una buena hidratación, el niño/a debe beber la cantidad de líquidos adecuada.

. – No exponer al niño/a al humo del tabaco ni otros contaminantes.

. – Evitar el contacto del niño/a con otras personas con infecciones respiratorias (guarderías, salas de espera de centros de salud…).

. – Evitar los cambios bruscos de temperatura.

. – Si es posible, dar lactancia materna al menos durante 6 meses.

. – Dar al bebé tomas más pequeñas y más frecuentes.

. – Elevar ligeramente el cabecero de la cama de forma que no se obstruya   la nariz durante el sueño y le permitan un mejor descanso.

NO ESTÁ INDICADO EL TRATAMIENTO

Si el niño tiene fiebre, esperaremos cuando haya sido controlada la infección.

EN NUESTRA CLÍNICA

En la Clínica Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara se ofrece el tratamiento adecuado para normalizar la función respiratoria de cada bebé, haciendo partícipes a los padres para que puedan realizar algunas técnicas en casa.

El uso combinado de técnicas Osteopáticas y de Fisioterapia, sencillas, suaves e indoloras, hacen que el tratamiento sea más completo, ya que se aborda la situación desde una perspectiva global mejorando la función respiratoria del niño y mejorar su estado general.

Los especialistas respiratorios de la clínica, intentarán liberar todas las tensiones en las zonas más conflictivas: parenquima pulmonar, bronquios, vías respiratorias altas, caja torácica y diafragma para aumentar la capacidad del sistema respiratorio despegando la mucosidad de las paredes del bronquio y que el niño la expulse sólo.

También puede haber otras causas para esta afección en la edad temprana, hay bebés que respiran por la boca debido a problemas de compresión en las vías respiratorias altas y eso también se puede tratar con Osteopatía.

Las técnicas osteopáticas se pueden aplicar a pacientes de cualquier edad; desde el primer mes de vida hasta la tercera edad.

En España todavía no se ha extendido esta práctica habitual en otros países. Los pioneros son Bélgica y Francia, donde la inclusión de estas terapias en el sistema de sanidad público ha rebajado las hospitalizaciones por bronquiolitis en bebés.

Más conocidos en España son los masajes para erradicar el estreñimiento en bebés o evitar cólicos.

HOMEOPATÍA

En la clínica también ofrecemos nuevos enfoques terapéuticos mediante consulta por Doctora y Homeópata, con 25 años de experiencia en Pediatría  y otras terapias para pautar tratamientos adaptados a los más pequeños con el objetivo de limitar las complicaciones y evitar el riesgo de recidiva.


(*)Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara

Director: Marcos Iglesias Peón

Bulevar Clara Campoamor, 9 local 3. Guadalajara

Cita previa. Tfno. 949 03 91 49 / 697 30 84 91

htpp:// www.ofgu.es

clinicaofgu@hotmail.com

Acerca de Marcos Iglesias Peón

Director de la clínica “Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara” sita en el Bulevar Clara Campoamor, 9.

Ver también

Honda Jazz 1.3 i.VTEC: algo más que un urbanita

Cuando programamos esta prueba, pensábamos que nos íbamos a encontrar con un coche claramente urbanita, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *