martes , 22 mayo 2018
Inicio / Opinión / Marcos Iglesias / Fascitis plantar y Osteopatía

Fascitis plantar y Osteopatía

Consiste en la inflamación de la fascia plantar, una banda de tejido elástico que se extiende desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, situada delante de los dedos del pie.

Imagen: D. Medicina

Esta estructura tiene una función esencial en el caminar, pues es una de las principales responsables de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo. Además, se encarga de proteger los metatarsianos evitando un exceso de flexión de los dedos.

Incidencia

Esta lesión es la más común entre deportistas, sobre todo en corredores de fondo. También se produce de forma bastante habitual en pacientes jóvenes. En aquellos que no practican deporte con asiduidad suele producirse a partir de los 45 años.

Causas posibles

La fascitis plantar en los deportistas, se debe en gran medida a la reiteración de carreras, unido a una mala pisada en una superficie dura y uniforme.

También puede estar causada por la configuración del pie; un pie cavo, un pie vago o un exceso de curvación, provocan la inflamación de la fascitis.

Otras posibles causas de este trastorno pueden ser debilidad muscular, la mala sujeción del calzado o un aumento repentino de la actividad física o del peso.

Síntomas

El síntoma principal de esta lesión es el dolor que se produce en la zona interna del talón, la parte en la que se inserta la fascia plantar, y que suele manifestarse más intensamente por las mañanas debido a la rigidez matutina de la fascia, que por la noche se acorta.

El dolor suele ir acompañado de hinchazón leve, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.

En el caso de los deportistas, el dolor solo aparecerá por la mañana y tras la práctica de la actividad deportiva por lo que, en general, podrá seguir realizando la actividad.

Prevención

No es necesario esperar a sentir dolor para empezar a prevenir no solo la fascitis, sino muchas otras enfermedades que pueden desencadenarse por una pisada incorrecta.

En primer lugar, es necesario conocer el tipo de pie del paciente, para lo cual es fundamental visitar al podólogo para que realice un estudio de la pisada.

En la Clínica Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara tenemos abierta consulta de Podología por una especialista en ”posturopodia” que estudia el sistema tónico postural, su regulación, alteraciones y adaptaciones y permite el tratamiento de los problemas funcionales de la estabilidad y de la postura mediante el pie.

Mediante una serie de test que miden las tensiones musculares del cuerpo y la pisada del paciente, puede prescribir una plantilla personalizada con el relieve adecuado que se podrá adaptar perfectamente al calzado del cliente.

Las plantillas no sirven solo para proteger la estructura del pie, sino para preservar el equilibrio de todo el cuerpo.

Diagnóstico

En cuanto el paciente empiece a notar los primeros síntomas, probablemente aquellos asociados al dolor en la base del talón, se recomienda acudir lo antes posible a un especialista, pues es probable que si no se trata la fascitis se vaya cronificando hasta el punto de que el paciente se vea obligado a limitar la práctica deportiva e incluso el andar de forma normal.

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica y la exploración física. A través de este examen se determina la fase en la que se encuentra la fascitis plantar del paciente. A continuación, el podólogo realizará un estudio de la pisada o la marcha del paciente y valorará si la inflamación de la fascia está relacionada con su forma de pisar.

Tratamientos

El tratamiento inicial suele consistir en la combinación de antiinflamatorios con diferentes tratamientos de fisioterapia dirigidos a aliviar la inflamación de la fascia en la fase aguda de este trastorno.

Si tras el examen de pisada el podólogo determina que la inflamación de la fascia se debe a un trastorno en la planta del pie, habrá que diseñar y fabricar una plantilla personalizada que permita liberar la fascia y así, una vez se alivie la inflamación de esta estructura, el paciente pueda retomar la actividad con menos probabilidad de recaída.

Con las plantillas adecuadas se pueden resolver hasta el 90 por ciento de los casos de las enfermedades que tienen que ver con la fascitis plantar.

Tratamiento osteopático específico

En la consulta de Osteopatía seguimos el protocolo correspondiente con diferentes pruebas para saber que alteraciones estructurales o restricciones de movilidad puede sufrir la persona y así poder programar  un tratamiento específico:

. – Pruebas osteopáticas para detectar las alteraciones estructurales en la articulación del pie y de la articulación de la rodilla. Principalmente por los síntomas, observaremos la alteración estructural del cuboides en ese pie.

Dependiendo de las limitaciones que vayamos detectando y los niveles de restricción, revisaremos también la articulación de la cadera, ya que el origen de las alteraciones estructurales puede haber desencadenado inicialmente una alteración estructural de la cadera, y que por compensaciones en la articulación de rodilla y pie, haya desencadenado a nivel osteopático el que tenga un problema de su fascitis plantar.

. – Exploraciones para saber si existen grupos musculares que están rígidos y no tienen la elasticidad correcta. Toda la musculatura de la parte posterior de la pantorrilla y pie (gemelos, soleo, tibial posterior, extensor de los dedos, etc.), pero sobre todo la inserción del soleo y los gemelos en el calcáneo formando el tendón de Aquiles.

Técnicas de tratamiento

. – Técnicas de Thrust para las lesiones en rotación tanto de cuboides como de escafoides.
. – Técnicas articulatorias para trabajar el valgo deL calcáneo.
. – Técnica de descompresión de la tibio tarsiana.
. – Técnicas de Thrust para iliaco, sacro y C0, C1 y C2.
. – Técnicas de tejidos blandos para el trabajo de la fascia plantar y la musculatura posterior de la pierna.

. – EPTE (electrólisis percutánea terapéutica). Se trata de una técnica que consiste en la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura en la fascia plantar.

Mediante esta estimulación eléctrica conseguimos destruir el tejido degenerado y la mejoría suele aparecer desde la primera sesión, consiguiendo acelerar mucho la recuperación del paciente.

Trabajo craneal, donde con frecuencia hemos de trabajar la esfeno basilar, y el occipucio. Importante el trabajo de las membranas de tensión recíproca y los captores posturales (ojos y sistema estomatognático) fundamentalmente, si hubiera relación.

. – También conviene revisar las vísceras, sobre todo colon ascendente, descendente sigmoideo, válvula ileocecal, vejiga y útero y próstata para liberar la movilidad de la pelvis.
. – Manipular la charnela dorso lumbar y las glándulas suprarrenales para mejorar la respuesta antiinflamatoria del organismo.

Como coadyuvante en el final de tratamiento es fundamental el reequilibrio tónico muscular de la pierna sobre todo tibiales y tríceps sural, mediante trabajo de fisioterapia de tonificación y propiocepción.

Cabe esperar que si conseguimos la isotonía del cuerpo (misma tensión muscular) desaparecerán las tensiones, funcionando todas las estructuras en una perfecta sinergia y los dolores cesarán.

Si existe algún indicio de rotura no se puede tratar hasta que esta se haya solventado. Lo mismo para el caso de tobillo.

(*)Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara

Director: Marcos Iglesias Peón

Bulevar Clara Campoamor, 9 local 3. Guadalajara

Cita previa. Tfno. 949 03 91 49 / 697 30 84 91

Web de Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara

clinicaofgu@hotmail.com

Acerca de Marcos Iglesias Peón

Director de la clínica "Osteopatía y Fisioterapia Guadalajara" sita en el Bulevar Clara Campoamor, 9.

Ver también

12 – 2007 – Nikita Mikhalkov

Mi amigo Jesús Hernando me recomienda encarecidamente esta peli. Se trata de una versión de Doce hombres sin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *