martes , 26 enero 2021

Pacific Rim: Insurrección – 2018 – Steven S. DeKnight

“El planeta vuelve a ser asediado por los Kaiju, una raza de alienígenas colosales, que emergen desde un portal interdimensional con el objetivo de destruir a la raza humana.

Ante esta nueva amenaza, los Jaegers, robots gigantes de guerra pilotados por dos personas para sobrellevar la inmensa carga neuronal que conlleva manipularlos, ya no están a la altura de lo que se les viene encima.”.

Copio la (grandilocuente) base argumental de esta producción americana muy pensada para un público oriental, con presencia de actores asiáticos y localizada en Japón.

Los guionistas no se han esforzado mucho.

Los diálogos son pomposos, sin sentido, a veces, de traca rozando o sobrepasando el ridículo.

Las escenas de acción son confusas, sin que te enteres quien es quien en cada una de esas batallas primero entre robots gigantes y luego contra Godzillas del tamaño de una Torre de la Castellana.

Es cine de escombro, en el que se destruyen cientos de edificios y queda todo hecho un desastre, muy sucio y desordenado.

Los personajes no están ni perfilados, por lo tanto que muera uno u otro te da igual, si ni siquiera los conoces.

La peli es terriblemente aburrida, un coñazo monumental.

Una eme con erre.

Mi puntuación: 1,15/10.

Muchos besos y muchas gracias.

Chistes y críticas en holasoyramon.com

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

En Vimeo: vimeo.com/holasoyramon

Podcast de Holasoyramon

Acerca de Ramón Bernadó

Cinéfago compulsivo desde la infancia. Cuando veo una peli no puedo resistir la tentación de escribir una crítica…

Ver también

Joe Biden, el nuevo gurú de la Agenda Globalista

Biden, sumado a la agenda globalista, ya están todos los problemas resueltos con una vicepresidenta …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.