viernes , 29 mayo 2020

Peugeot 5008: el grande 7 plazas de Peugeot

Da miedo el segmento de los SUV de gran tamaño y, cada vez son más las marcas que se involucran e intentan sacar nuevos modelos que creen tendencia y así poder ‘pillar’ un trozo del pastel. Este es el caso del nuevo Peugeot 5008, un SUV que se ha transformado y ha dado lugar a un 7 plazas muy competitivo en todos los aspectos.

Este nuevo Peugeot 5008 sigue todas las tendencias actuales de diseño y calidad de elementos y el resultado final es un coche que no solo entra por los ojos, sino también por sus acabados y excelentes mecánicas, tanto en versiones gasolina como en diésel.

Gran espacio interior

El 5008 es un coche que engaña a primera vista. No parece un coche demasiado grande, pero sus dimensiones totales hacen pensar que sí lo es, y la realidad es que es muy amplio. La longitud total del 5008 es 4.64 metros, su anchura llega hasta los 1.84 metros y la altura alcanza los 1.65 metros.

Pero si hay un punto en su interior donde también destaca en sobremanera es en el maletero. Su volumen mínimo supera ligeramente los 700 litros y, si optamos por abatir todos los asientos, la capacidad llega hasta los 1.862 litros. Un detalle más, con todo abatido podemos meter paquetes que incluso superen los 2 metros de largo.

Pero más que maletero, que también, lo que los posibles compradores buscan en este tipo de SUV es la habitabilidad interior. Y de eso, el 5008 va sobrado.

Primer detalle a tener en cuenta es que las tres plazas traseras son independientes, por lo que realmente podemos decir que son tres plazas. Estas plazas pueden desplazarse longitudinalmente y también reclinarse, por lo que la comodidad a la hora de echarse una siesta está asegurada. Buen espacio y comodidad, tampoco hay que pedir mucho más…

Las dos plazas traseras finales son algo más escuetas. Están más bien pensadas para los más peques de la familia, o en caso de tener que meter a algún adulto, que sea para un traslado eventual. Si hay que viajar en esas plazas, un adulto puede sentirse “ligeramente incómodo”. La pregunta que todos hacen, ¿y que tal se entra a las plazas traseras? Un adolescente no va a tener problemas. Ahora, si ya hemos dejado la adolescencia hace unos años, la facilidad de acceso va ligada proporcionalmente a nuestra elasticidad y agilidad.

Las plazas delanteras, como no podía ser de otra forma, también rebosan de espacio y habitabilidad. Con tan solo sentarnos delante del volante, si hemos tenido la oportunidad de probar otro Peugeot, nos damos cuenta de que estamos ante otra excelente producción de la marca del León.

Lo que Peugeot llama i-cockip, podemos apreciarlo perfectamente en el 5008. Todo está encaminado a facilitar el uso y la lectura de información hacia el conductor. El cuadro, totalmente digital y personalizable, muestra todo lo que el conductor necesita para tener el viaje bajo control. Además, gracias al especial diseño del volante, achatado en su parte inferior y superior, además de permitir una perfecta visión del cuadro, dota de cierto aire sport al 5008.

No debemos olvidar la ruleta mágica que permite seleccionar el tipo de terreno por el que vamos a circular. Podemos elegir arena, barro, nieve o normal. De esta forma, el 5008 elige la mejor tracción y par para que podamos circular sin problemas independientemente de las condiciones del terreno.

Por supuesto, el volante es multifunción y de un tamaño algo reducido si se compara con el de otras marcas. Pero no hay problema, en un pis pas te acostumbras a él y cuando cambias a otro más grande, casi lo echas de menos y el nuevo te parece el de una apisonadora.

Un coche que es atractivo por sus líneas exteriores, que tiene un interior que asombra tanto por la calidad de sus acabados como por su habitabilidad interior, también tenía que equipar un motor atractivo. Siguiendo la actual tendencia de motores pequeños y potentes, Peugeot no va a la zaga y apuesta por un 1.6 Puretech de 180 CV asociado a una caja de cambios EAT8 automática de 8v, del que solo podemos contar bondades. La suavidad de la EAT8 es digna de elogio y sobre todo, aunque sea una utopía, su gran comodidad de uso.

El motor se lleva bien con la zona baja del cuentarrevoluciones, pero si pulsamos el botón Sport y apretamos con fuerza el pedal derecho, el nervio y carácter del 1.6 dan rienda suelta a los 180 CV y la suavidad se convierte en energía y prestaciones y, por ende, sensaciones deportivas.

Si hablamos de consumos, las 8 velocidades de la caja automática hacen que a la hora de lanzar el coche y rodar por autovías, los consumos se quedan en unos 6 litros aproximadamente. En ciclo combinado, lógicamente sube un poco más, pero nunca superando los 7,5 litros.

Conclusión

Ya sabemos que los coches nos parecen prácticos o no según nuestras necesidades. Si lo que necesitamos es un SUV, con 7 plazas perfectamente utilizables, con calidad de acabados y materiales al más alto nivel y con un motor respondón y capaz de hacer las delicias de los más exigentes, el 5008 puede ser nuestro coche ideal por practicidad, funcionalidad y comportamiento dinámico.

Acerca de José Andrés Merino

Fotógrafo y redactor motor. Pruebas y noticias del mundo del motor…

Ver también

‘Echemierda’ saliendo de su cloaca ideológica para arengar a las bestias descerebradas

Ilustración de Lloyy Pablo Echenique pone en la diana a un periodista Sobre el autor:  …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.