martes , 9 agosto 2022
Imagen de archivo de la Policía Local de Azuqueca inspeccionando la zona del paso peatonal elevado que salva la travesía entre Azuqueca y Alovera

Guardia Civil y Policía Local tratan de localizar a los jóvenes que lanzaban piedras desde un paso peatonal elevado entre Azuqueca y Alovera a los vehículos que pasaban por debajo

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Azuqueca no pudieron identificar en la noche de ayer sábado al grupo de vándalos que estaban arrojando piedras desde un puente peatonal contra los vehículos que circulaban por la carretera pasa bajo los pilares del mismo.

Según han confirmado fuentes policiales a EL HERALDO DEL HENARES, sobre las 20,30 horas de ayer sábado, unos testigos alertaron a las fuerzas de seguridad de que unos jóvenes estaban lanzando piedras desde lo alto del puente peatonal que salva la carretera CM 1008, conocida popularmente como carretera de la Vega.

Hasta el lugar de los hechos acudieron varias patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local, que procedieron a inspeccionar el paso elevado y alrededores, con resultado negativo, ya que los autores de los hechos ya habían huido alertados de la presencia policial.

Según estas fuentes, ninguna de las piedras golpeó a los vehículos que pasaban por la carretera, «todo quedó en un susto, pero de haber acertado, se podría haber provocado un accidente de gravísimas consecuencias».

Piedras a los coches y a las personas que se reúnen en el parque situado bajo el paso peatonal elevado

No es la primera vez que se denuncian este tipo de hechos en este paso elevado. Como ya informó en exclusiva EL HERALDO DEL HENARES, la Policía Local de Azuqueca de Henares identificó en la madrugada del viernes 6 al sábado 7 de agosto de 2021 a tres menores que se dedicaban a tirar piedras de gran tamaño a un grupo de jóvenes que se encontraban en un parque de Alovera que se encuentra bajo este mismo paso peatonal elevado.

Los testigos de los hechos, un grupo de unos seis jóvenes de unos 20 años de edad se encontraban reunidos en el parque cuando de repente les empezaron a caer piedras de gran tamaño desde lo alto del paso peatonal elevado, a unos 10 metros de altura.

«Cuando miramos hacia arriba vimos a cuatro chavales que nos estaban tirando piedras y riéndose de lo que hacían, así que salimos disparados a por ellos para recriminarles la acción», señalaron a los testigos estos jóvenes.

«Una de las piedras, de gran tamaño, cayó a los pies de uno de mis amigos», añadió este joven a los testigos; «si le llega a dar en la cabeza, se la abre como un melón. ¿En qué estaban pensando, en matar a alguien, así se divierten algunos chicos de Azuqueca?», continuó este joven.

Durante la persecución, tanto los menores como los jóvenes a los que estaban lanzando las piedras desde lo alto del puente, cruzaron la travesía que une los municipios de Alovera y Azuqueca de Henares y acabaron en una de las calles del barrio de Vallehermoso del municipio azudense, donde se perdió la pista de uno de ellos.

Los otros tres, ante el temor de ser aprehendidos por sus perseguidores que ya casi les habían dado alcance, saltaron las vallas de dos viviendas unifamiliares para intentar refugiarse. Los jóvenes que los perseguían empezaron entonces a increparles, lo que provocó que muchos vecinos salieran al exterior de sus viviendas.

Uno de estos jóvenes aseguró que «si no llegan a saltar la valla del chalé y los pillamos antes quién sabe qué hubiera pasado pues íbamos muy calientes y cabreados porque podían habernos matado a algunos de nosotros con esas piedras. Que den las gracias que corrieron como conejos y no los pillamos», concluyó este joven.

En ese momento es cuando el propietario de una de las viviendas encontró agazapados en el jardín de la parcela a dos de los vándalos, por lo que por se les retuvo hasta que llegaron los agentes de la Policía Local azudense.

Mientras los policías identificaban a los dos menores que habían saltado la valla, se presentó un tercero en el lugar de los hechos para interesarse por la situación de sus compañeros, por lo que también fue identificado por los agentes. Según los vecinos, al menos dos de los tres menores son conocidos por otros actos de violencia y vandalismo en el municipio azudense.

Posteriormente, fueros trasladados hasta dependencias policiales para continuar con la tramitación de las diligencias, que fueron remitidas a la Fiscalía de Menores de Guadalajara.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El Gobierno autoriza un nuevo trasvase de 10 hm3 desde la cabecera del Tajo al Segura este mes de agosto a pesar de la ‘situación hidrológica excepcional’ de los embalses de Entrepeñas y Buendía, al 23,4% de su capacidad

 La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS), reunida esta mañana telemáticamente, ha analizado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.