domingo , 27 noviembre 2022
Llegada de las familias okupas de la plaza de Castilla al nuevo local de la plaza de Ramón y Cajal el 6 de septiembre de 2022

Indignación entre los vecinos de la plaza Ramón y Cajal de Azuqueca tras la llegada de los okupas expulsados de la plaza de Castilla y el robo del cableado de cobre del local ocupado, que los ha dejado sin luz y les ha quemado los electrodomésticos: «Lo peor, es que se saben impunes»

La pesadilla de la ocupación ilegal de viviendas y locales comerciales en Azuqueca de Henares no termina. Y a veces la pesadilla vuelve con los mismos protagonistas vestidos de usurpadores de lo ajeno. Si el pasado 5 de septiembre cientos de vecinos de la plaza de Castilla no pudieron aguantar más y explotaron contra los responsables de sus problemas, varias familias de okupas violentos que les hacían la vida imposible en los últimos tiempos, y consiguieron echarlos de su barrio, ahora los afectados son los inquilinos de un bloque de viviendas en la plaza Ramón y Cajal del municipio azudense. Para ellos, la paz que consiguieron los vecinos de la plaza de Castilla ese día 5 de septiembre, en su caso se ha tornado en pesadilla.

Y es que esas mismas familias que abandonaron por la presión vecinal los locales de la plaza Castilla, se instalaron al día siguiente, el 6 de septiembre, en otro local vacío de la plaza Ramón y Cajal, una céntrica plaza en el casco viejo azudense, esquina con la calle Mayor, calle que, paradójicamente, al contrario de lo que ocurre con los cascos viejos tradicionales, que suelen ser de las zonas de mayor valor inmobiliario, en el municipio azudense es una de las áreas más deterioradas y depreciadas tanto en el aspecto urbanístico, con edificios ocupados y sin mantenimiento alguno, como en el de la convivencia pacífica.

Fue llegar a este nuevo local y reventar la cerradura para acceder al interior y, casualmente, todos los vecinos del bloque se quedaron sin luz y se les quemaron sus electrodomésticos por picos de tensión porque de repente desapareció todo el cableado eléctrico que pasaba por el techo del inmueble.

Imagen del local ocupado en la plaza Ramón y Cajal de Azuqueca de Henares

Para más INRI, estos vecinos han asegurado que a pesar de que la empresa suministradora de la electricidad tiene claro que la causa del apagón y de los daños en los electrodomésticos la tiene la sustracción del cable del local de la planta baja, a pesar de que se han interpuesto las oportunas denuncias ante la Guardia Civil… los okupas siguen tan tranquilos en el local usurpado.

Por ello, no han tenido más remedio que incluso pedir permiso a los usurpadores para que permitan la entrada a los técnicos de la compañía para intentar arreglar el desaguisado.

Estos mismos vecinos, que ya están preparando manifestaciones contra los okupas, tal como hicieron los vecinos de la plaza de Castilla, han denunciado que sienten rabia e indignación no solo por la situación a la que les tienen sometidos los okupas, sino también por la pasividad de las instituciones que se supone que deben protegerles, como la subdelegación del Gobierno en Guadalajara o el propio Ayuntamiento de Azuqueca. Por lo que han comenzado recurriendo a los medios de comunicación, entre ellos, EL HERALDO DEL HENARES, «para ver si así nos hacen más caso».

«Se sienten impunes, les da igual todo porque son insolventes y no pagan multas ni cumplen ninguna pena porque la okupación es un simple delito leve que no lleva penas de cárcel. Y lo que es peor, que se sienten respaldados por algunos partidos políticos que gobiernan en el Estado, Comunidades y Ayuntamientos, por lo que encima te miran por encima del hombro, como si el delincuente lo fueras tú», han manifestado estos vecinos.

Por su parte, los propios okupas han reconocido ante las cámaras de Telemadrid que es cierto que están ocupando el nuevo local «porque tampoco voy a quedarme en la calle».

Además, ante ese mismo canal autonómico madrileño se muestran desafiantes antes las denuncias de los vecinos perjudicados por el robo del cable en el local que están ocupando. «Vienen a tocar tu puerta, vienen a entrar hasta tu puerta… Saqué un chuchillo y se lo estampé contra el cuello. Yo me llevo bien con todo el mundo, pero si me buscan las cosquillas…«.

Finalmente, varios vecinos de la plaza de Castilla han declarado a ese canal televisivo que estas mismas familias de okupas han regresado y se han metido en un nuevo local, por lo que temen que vuelvan los tiempos de miedo, delincuencia e inseguridad al barrio que creían desterrados tras la expulsión de esas mismas familias el pasado 5 de septiembre.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La Junta informa de dos nuevos fallecimientos de pacientes con COVID en Guadalajara, mientras se mantiene estable una semana más la cifra de hospitalizados por debajo de la treintena, a fecha 25 de noviembre

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha …

Un comentario

  1. Estos okupas saben bien lo que hacen. Se mete en cualquier local que no sea propiedad de la UGT y así la Policía no los desaloja todo los contrario que la ocupación de la histórica sede de UGT en Madrid, situada en el número 88 de la calle de Hortaleza de Madrid que duró menos de 24 horas pese a ser unos 200 los okupas allí instalados y que siendo el antiguo Convento de las Arrecogidas que va a ser vendido para su conversión en hotel de lujo todo ello para facilitar soluciones habitacionales a los trabajadores y personas de escasos recursos económicos ¡¡¡Que cosas!!! Seguro que les toca a los de siempre, igualito que cuando la PSV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.