lunes , 24 junio 2019
Inicio / Provincia / Azuqueca / La ‘manada’ silenciada en Azuqueca durante un año: violada en grupo una niña de 12 años
Edificio abandonado donde tuvo lugar la violación. Fotografía de Google

La ‘manada’ silenciada en Azuqueca durante un año: violada en grupo una niña de 12 años

La manada ‘silenciada’ de Azuqueca: tres menores condenados a un centro de internamiento y un mayor en prisión provisional por violar a una niña de 12 años

Ocurrió hace poco más de un año, el aniversario se cumplió el pasado 15 de marzo, un terrible suceso que tuvo como víctima a una niña de 12 años de edad, cuando fue violada de forma brutal por una ‘manada’ de al menos seis jóvenes de entre 15 y 20 años. Sin embargo, este suceso fue silenciado y hasta el día de hoy ha permanecido oculto para los vecinos del municipio alcarreño de Azuqueca de Henares, una pequeña urbe industrial de 35.000 habitantes que ha visto incrementarse de forma alarmante sus estadísticas de delitos contra la integridad sexual en el último año, según los datos del ministerio del Interior.

Según ha podido confirmar EL HERALDO DEL HENARES,los hechos tuvieron lugar el pasado 15 de marzo de 2018, cuando la menor, una niña española de 12 años de edad, se encontraba en compañía de varios amigos de su edad en el parque del Lavadero de Azuqueca. Sobre las 13,00 horas, se presentaron varios jóvenes, todos ellos de origen marroquí y alguno nigeriano. Algunos de ellos eran conocidos de la víctima por el entorno escolar o de amistades comunes.

Parque del Lavadero, en Azuqueca de Henares

Estos jóvenes cogieron a la niña y a una de sus amigas y se las llevaron en volandas a un edificio abandonado próximo al parque, una antigua residencia de ancianos de la calle Virgilio Navarro, que lleva varios años cerrada. Allí las introdujeron en una de las habitaciones, en donde las retuvieron durante unos minutos mientras entre ellos discutían “en árabe”. Minutos después, liberaron a la amiga “por ser mora”, según le explicó esta última a la víctima antes de abandonar la casa.

A continuación, uno de ellos cogió a la niña en brazos por la fuerza y se la llevó a uno de los baños de la vivienda. Allí, colocaron unas chaquetas en el suelo y la tumbaron fuerza boca abajo. En ese momento, según recuerda la víctima, comenzó el infierno: ‘la sujetaron de manos y piernas y le taparon la boca, la desvistieron de cintura para abajo y comenzaron a violarla analmente uno a uno’. En total, ella cree recordar que fueron al menos cinco o seis, siempre comenzando por uno de los mayores de edad, O. Ch., que acababa de cumplir los 18 años y es el que precisamente aún sigue en prisión provisional por estos hechos.

De nada le sirvió a la joven chillar y pedir socorro. La manada le dio la vuelta y comenzó a violarla uno a uno, esta vez vaginalmente. Sus amigos, fuera, escuchaban los gritos de auxilio e intentaron entrar en la vivienda abandonada. Pero allí siempre había uno de los agresores amenazándolos con un palo para disuadirles de entrar: “El que entra, no sale”, les decía.

Finalmente, tras unos 45 minutos de tortura, y cuando todos terminaron y se fueron, la niña pudo vestirse y salir a la calle donde aún seguían sus amigos. La amiga de la víctima aseguró a la Guardia Civil que O. Ch. dijo antes de entrar en la vivienda que “iba a violar a su amiga y cuando salió dijo que ya había hecho lo que tenía que hacer”.

Esa misma tarde, la Guardia Civil de Azuqueca de Henares comenzó sus investigaciones y realizó las primeras detenciones. En total, fueron identificados cuatro menores de origen marroquí, así como dos mayores de edad, un marroquí y un nigeriano.

Cuartel de la Guardia Civil de Azuqueca

Según fuentes jurídicas, tres de los menores pactaron sus penas con la Fiscalía de Menores y ya han sido condenados a tres años de internamiento en un centro cerrado y vigilado, más otros cinco años de alejamiento respecto de la víctima una vez que cumplan la pena privativa de libertad.

De los dos mayores de edad denunciados, con edades entre 18 y 20 años, O. Ch., líder de la manada azudense, sigue en prisión preventiva acusado de los delitos de agresión sexual y detención ilegal. Además, la Fiscalía argumenta que utilizó a su novia para intentar comprar el silencio de la víctima. El segundo adulto, por su parte, quedó en libertad tras presentar una coartada.

A pesar de haber sido un suceso muy comentado entre los escolares del instituto donde la víctima cursa sus estudios, no se informó de forma oficial a la opinión pública en ningún momento. Esta es la primera noticia que se ofrece sobre estos hechos.

Acerca de Roberto Mangas

Periodista y escritor. Director de EL HERALDO DEL HENARES. El periodismo como fin, nunca como medio…

Ver también

La edil de Ciudadanos en El Casar, Olga Villanueva, nueva diputada provincial en la Diputación alcarreña

Ciudadanos Guadalajara ha entregado a la Junta Electoral de zona los avales que acreditan a …

4 comentarios

  1. Con perdón de todos, había que condenar a recibir lo mismo que ellos han dado, si han violado, violarlos en la misma forma y en vez de alojarlos en la carcel a tener una vida mejor que en la calle, obligarlos a tener penas y trabajos, que la prision sea tan dura, que se les quite las ganas de delinquir, por el miedo a la pena que tienen que cumplir en la carcel.

  2. Vergüenza el silencio de los políticos ante un hecho de tal gravedad, nos quieren atontados, si hubiesen sido seis españoles violadores tendríamos tertulias y programas seis meses seguidos.

    Y se observan presuntos delitos que no de han comentado como es el delito de odio o un mínimo de agravante pues fue violada por el hecho supuesto de su españolidad.
    ¿Y sus amigos?, 50 minutos de tortura de violadores nadie recurre a un teléfono móvil ni a solicitar ayuda a un mayor de edad, ¿un mayor de edad en la calle? aún sin su participación existirían presuntos delitos de cooperación, encubrimiento o de omisión del deber de socorro.

    Y seguiría ante esta tomadura de pelo en la sociedad por los políticos que deberían sentarse en los banquillos también.

  3. Roberto Mangas, ha sido, y es, un periodista valiente, fuerte y de valor. Ha hecho lo que muchos, sabiendolo, deberían haber hecho: denunciarlo. Lo primero porque hechos así de graves nunca deben de ser silenciados, y menos aún cuando hay detras de todo ello, una victima inocente a la que han inhabilitado de por vida para ser plenamente feliz Después de una semana no ha habido aún, y me temo que al paso que vamos, tampoco habrá, una condena pública y social en repulsa de estos hechos. ¿Qué nos está pasando?. La sociedad de Azuqueca de Henares, es sin duda con su silencio, complice, y lo seguirá siendo durante cada segundo, minuto y cada hora que pase, y no lo condene publica y socialmente. ¿Dónde está el alcalde, concejales, la gente del pueblo…? ¿Y las autodenominadas feministas? Todo el mundo calla, y no nos soliradizamos, todos y todas, como personas, y menos como feministas. La España de mis tatara… tatara… abuelos dónde seguramente, hechos así se silenciaban por miedo, temor. Esa es la realidad que nos acontece, una sociedad falta de valores, desunida, y desmostrado queda, sumisa como si en vez de personas fuesemos borregos, sin pensamiento, sin sentimientos, y sin reacción. Ese clamor imparable, dicho desde la ironia, realmente manifestarse en respando y apoyo a la niña y su familia, para solidarizarse, porque somos solidarios, condenamos lo ocurrido, y somos ante todo persona y no animales como la «manada», y tenemos más decencia que los politicos que lo silenciaron porque quizás dentro se su incompetente pensamiento no confiaron en el pueblo y menos aún se solidarizaron en ningún momento, y tampoco ahora. Salgamos y apoyemos esa persona y no silenciemos haciendonos conplices se ello.

    • Vergüenza ajena

      Totalmente de acuerdo con Jacinto y José. Lo han silenciado porque no les interesaba que saliera a la luz. Ellos, los del partido del Ayuntamiento han votado que se derogue la PPR y siguen con su politica de puertas abiertas de todo el que venga sin controlar enfermedades o delitos entre otras cosas. Después a concederles subvenciones que nos deniegan a los demás que somos los que tenemos que pagar TODO.
      Si esos salvajes en lugar de ser extranjeros hubieran sido de Vox o del PP o incluso de Ciudadanos, ¡Vaya si nos hubiéramos enterado toda España! ¡Y tienen la poca vergüenza de decir que es por proteger a la niña! Si ya en el instituto lo sabían porque estaban los amigos allí y es su entorno más cercano dudo mucho que en una ciudad de 35000 habitantes no pueda pasar desapercibida, de todas formas ya no importa mucho porque en el Centro escolat si se sabe. Y esos amigos ¿No llamaron a la Policía?
      Muchos casos de abusos y agresiones a niñas se han conocido y no tenemos que saber quienes son las niñas como la operación Candy del tío que había violado a cinco niñas, o el ejemplo que salió hace poco de uno de Vox que ha dejado el partido por lo mismo. Ellos sabrán el motivo de ocultarlo pero ese motivo que alegan no convence. Y ahora que ya se sabe ¿Donde están las feministas? De vergüenza todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.