domingo , 26 junio 2022
Colegio de san Antonio de Portaceli, en Sigüenza

Letras Vivas Seguntinas: ‘Sigüenza: ciudad universitaria’

Cuando se habla de universidades históricas en España, a todos nos vienen a la cabeza nombres como los de Salamanca, Granada, Alcalá de Henares o Santiago. Pero muy pocos pensamos en Sigüenza.

Sin embargo, la Ciudad del Doncel vio nacer una de las primeras instituciones de educación superior que existieron en España. Fue fundada en 1489 por Juan López de Medina. Y se mantuvo en funcionamiento hasta 1837…

No obstante, los orígenes de la institución fueron anteriores. Surgieron en 1476, cuando López de Medina estableció el colegio de San Antonio de Portaceli, donde se impartían Cánones, Teología y Artes. El proyecto fue posible gracias a la protección y financiación del Cardenal Mendoza, obispo de la localidad. Pero no fue hasta el 30 de abril de 1489 cuando el complejo fue considerado «Colegio–Universidad», gracias a una bula papal de Inocencio VIII.

Colegio de san Antonio de Portaceli, en Sigüenza

En aquel momento, el Vaticano era la única institución que confería este tipo de consideraciones. En cualquier caso, y gracias a dicha distinción, el referido espacio pudo otorgar diferentes grados, como los de bachiller, licenciado, maestro y doctor. Además, también se obtuvo la posibilidad de ampliar la oferta académica. Se duplicaron las formaciones en Teología –con nuevas cátedras de Prima y de Vísperas– y se establecieron las facultades de Medicina y Leyes.

Así, la universidad seguntina disfrutó de su momento de gloria, llegando a influir en el nacimiento de la Universidad de Alcalá, creada en 1499 por el Cardenal Cisneros. Incluso, el prestigio del centro seguntino también se reflejó en la talla de varios de sus docentes. Entre ellos, Fernando de Vellosillo, Pedro Guerrero, Juan López de Vidania o Pedro Ciruelo.

Sin embargo, no hay gloria que 1.000 años dure. La decadencia de la entidad comenzó en el siglo XVII. Y aunque en el XVIII se tomaron algunas medidas que permitieron la prolongación de la vida del lugar, en el XIX desapareció definitivamente. La clausura sucedió en octubre de 1837, por orden de la regente María Cristina. A pesar de ello, el mundo académico sigue vivo –aún hoy– en Sigüenza, gracias a iniciativas como el aula de la UNED o las distintas infraestructuras que la UAH gestiona en la ciudad. ¡No te las pierdas!

Julio Martínez García, periodista, historiador y editor

Artículo incluido dentro del proyecto Letras Vivas Seguntinas con el que Sigüenza reivindica sus atractivos para convertirse en Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El Gobierno de Sánchez reconoce la situación hidrológica ‘excepcional’ de Entrepeñas y Buendía y que se prevé que se mantenga la sequía a lo largo de todo el verano, pero autoriza un nuevo trasvase del Tajo al Segura de 16 hm3 este mes de junio, más de la mitad para regadíos

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS), reunida esta mañana telemáticamente, ha analizado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.