miércoles , 8 febrero 2023

Nuevo brote de COVID en China: ¿qué está pasando?

En febrero de 1918, poco antes de culminar la Primera Guerra Mundial, una epidemia de gripe aviar empezó a propagarse. Dos años y al menos 50 millones de víctimas después, se convirtió en la segunda mayor pandemia de la historia. La llamada “peste española” —cuyo epicentro sabríamos luego que no había sido España— fue 5 veces más mortífera que la guerra.

Casi exactamente cien años después, la humanidad enfrentó un enemigo similar, aunque afortunadamente menos letal y en mejores condiciones de batalla. Sin embargo, y a pesar de la actual variedad de vacunas, la lucha aún no termina, y China así lo confirma.

El mismo país donde se aisló por primera vez el SARS-Cov-2, el virus causante del COVID-19, lo vuelve a enfrentar. Veamos los acontecimientos más relevantes y recientes en torno a esta nueva oleada de la enfermedad en el país asiático.

1. China abandona la polémica medida de “COVID Cero”

Hace aproximadamente una semana, el gobierno chino flexibilizó por primera vez su política de “COVID Cero”, luego de fuertes protestas ciudadanas. Luego de una larga polémica internacional y de una severa presión interna, el Consejo de Estado chino anunció las nuevas medidas.

Las personas infectadas ahora pueden hacer la cuarentena en sus hogares en lugar de ser recluidos forzadamente en campos de aislamiento. Esto ha aumentado el uso de slots gratis online y demás productos asociados al e-gambling. Además, ya no es necesaria la engorrosa medida de mostrar el certificado de vacunación para la mayoría de las actividades diarias.

También se habilitó el libre tránsito de los ciudadanos a lo largo y ancho del país, aunque persisten algunas consideraciones. Todo ello apunta a que China, finalmente, ha decidido a aprender a vivir con el virus, como el resto del planeta.

La mayoría ha recibido los cambios con entusiasmo, pero sus detractores temen una oleada masiva de fallecimientos en adultos mayores. Muchos de ellos tienen condiciones subyacentes y desconfían de la vacuna, así que la evitan y siguen siendo un grupo vulnerable.

2. Los nuevos contagios son imposibles de rastrear tras las nuevas medidas

Apenas una semana después de haber flexibilizado de su política de “COVID Cero”, China se enfrenta a un severo desafío. El incremento de nuevos casos, que había sido previsto por los expertos, parece haber alcanzado un punto de no retorno. La Comisión Nacional de Salud del país había reportado, ayer miércoles, 2249 nuevos casos sintomáticos a nivel nacional, pero modificaron la contabilización. Reconocieron que se ha vuelto imposible rastrear los casos asintomáticos, especialmente a causa de la importante reducción de las pruebas PCR.

Por otra parte, los expertos señalan que el número relativamente bajo de pacientes previamente infectados de COVID es otro factor relevante. A diferencia de otros países donde la población resultó infectada en mayor medida, China no posee esa inmunidad de rebaño. Además, la demostrada baja efectividad de su vacuna de virus inactivado ante la cepa Ómicron es un factor adicional de preocupación. Todo ello hace de la contabilización de nuevos casos asintomáticos, por decir lo menos, una tarea prácticamente imposible.

3. La infraestructura de salud empieza a mostrar signos de congestión

El desarrollo del alcance de la infección por COVID, en términos de enfermedad severa o deceso, suele tomar algún tiempo. Sin embargo, el área en la que el repunte de nuevos casos define su impacto de inmediato es la atención hospitalaria. Del 5 al 11 de diciembre, los principales hospitales de Pekín registraron 19.000 pacientes con síntomas de infección por SARS-Cov-2. Ello supuso un incremento de más de 6 veces los casos registrados apenas una semana antes, señalaron fuentes oficiales.

Solo el domingo pasado, las clínicas de fiebre reportaron un incremento de 16 veces más pacientes que el domingo anterior. Sin embargo, solo 50 casos fueron contabilizados como casos críticos, de los cuales la mayoría sufría de importantes condiciones subyacentes.

No obstante, las autoridades alertaron sobre lo impredecible de la situación, instando a la protección extrema de su personal médico. Algunas fuentes, además, revelaron información en medios sociales sobre una posible crisis de medicamentos si el escenario llegara a complicarse.

4. Muere presuntamente de COVID estudiante de medicina de 23 años en Chengdu

Ahora, el Hospital de China Occidental de Sichuan ha informado del fallecimiento de una joven médica de 23 años de edad. La causa de su muerte, reportada como paro cardíaco, tuvo lugar después de 24 horas intentando salvarle la vida. La infortunada doctora, estudiante de posgrado de ese prestigioso hospital, había estado atendiendo a adultos mayores infectados con COVID. A pesar de ello, el hospital eludió en sus anuncios oficiales cualquier tipo de vínculo de su muerte con la enfermedad.

Sin embargo, registros médicos y de chats empezaron a circular por internet, donde se revela que la doctora había sido contagiada. Luego de tres días de fiebre, solicitó a su mentor reanudar sus actividades como médico residente, probablemente aún enferma. La tragedia conmociona a una nación que, hace tan solo una semana, había salido de su política de COVID Cero. Una publicación de la red social china Weibo, con casi 400 millones de visualizaciones, exige respuestas al estado chino.

5. Detectados 35 contagios con otro virus de origen animal, también en China

A inicios del pasado mes de agosto fue detectada una nueva zoonosis en las limítrofes provincias chinas de Shandong y Henan. Se trata de un nuevo organismo, perteneciente a la familia de los Henipavirus, hallado predominantemente en las musarañas. Los síntomas asociados a esta infección recuerdan muchos tipos de influenza, como fiebre, dolores de cabeza, cansancio, mialgia y náuseas. Más del 25% de los pacientes presentaron síntomas adicionales como deterioro de las funciones hepática y renales.

Como era de esperarse luego de una pandemia tan importante, muchas cosas llaman la atención de esta nueva enfermedad. La más evidente, sin duda, es que se trate nuevamente de una zoonosis, y que haya surgido también en China. Pero un detalle muy llamativo es que, desde entonces, hace ya cuatro meses, los medios mundiales guardan silencio sobre su evolución. Un detalle de máxima relevancia cuando, hasta la fecha, su mecanismo de transmisión sigue siendo desconocido.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La cifra de pacientes hospitalizados con COVID en Guadalajara se mantiene en la treintena una semana más, a fecha 27 de enero

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.