lunes , 15 julio 2024

Carta del obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara: ‘Sínodo Diocesano: ¡Vívelo!’

Queridos hermanos en el Señor: Os deseo gracia y paz.

Se acerca un día trascendental en la dinámica del Sínodo Diocesano: la sesión pública de clausura, con la celebración de la Eucaristía en la Catedral de Sigüenza, prevista para el día 23 de junio, a las siete de la tarde.

El Sínodo no concluye. Queda por delante la redacción final de los decretos y declaraciones y, sobre todo, la puesta en marcha de los documentos y propuestas sinodales. Queda por delante la vida, y esperamos que sea vida abundante, fecunda.

En el tiempo que hemos vivido, la presencia del Espíritu Santo ha sido manifiesta. Su impulso, su aliento, nos han acompañado y orientado. Son muchos los motivos que tenemos para dar gracias a Dios y para expresar nuestra gratitud a todas las personas que acogieron con solicitud la iniciativa.

En la fase preparatoria se preparó la encuesta, se recogieron las respuestas, se tabularon, se articuló el cuadro de referencia. Los cuadernos sinodales fueron confeccionados con mucha atención. Nos ofrecieron materiales para leer, reflexionar y orar. Su estructura y redacción nos ayudaron a crecer como Iglesia, a participar con responsabilidad, a vivir en comunión y a comprometernos en la misión.

Los grupos sinodales comenzaron a reunirse desde el convencimiento de que era imprescindible escuchar a las personas y oír lo que el Espíritu Santo suscitaba como respuesta a las necesidades de nuestra Diócesis.

El coronavirus y sus consecuencias tuvieron también un impacto en el ritmo, la intensidad y la ilusión que se habían generado. Las cosas comenzaron a ser diferentes a como se habían programado inicialmente.

En la reanudación, fue posible sintetizar el trabajo realizado en cuatro ponencias. “Llamados”, “Desafiados”, “Evangelizamos”, “Servimos” han sido los puntos cardinales que nos han orientado en nuestro camino de comunión.

Los Reglamentos Sinodales (Reglamento General, Reglamento de los Grupos Sinodales, Reglamento de la Asamblea Sinodal) y los Decretos Episcopales nos han acompañado como pautas de referencia.

La Asamblea Sinodal, con las celebraciones de apertura y clausura, y las cuatro sesiones de oración, encuentro y trabajo, nos han permitido tomar el pulso a nuestra realidad compleja, pero no acomplejada, esperanzada y abierta a la acción del Espíritu Santo y a la corresponsabilidad que brota del corazón.

Ha habido mucha colaboración, las comisiones han trabajado con eficacia, las sesiones se han desarrollado en un ambiente de fraternidad y respeto. Hemos ido aprendiendo haciendo camino juntos. Hemos participado en las eucaristías, hemos compartido la mesa, hemos convivido, hemos orado, nos hemos expresado con libertad y hemos escuchado con atención.

Julián Ruiz Martorell

También hemos aprendido de los errores y, tal vez, ahora estamos en mejores condiciones de saber lo que es y significa un sínodo, porque lo estamos viviendo desde dentro.

Agradecemos, de modo especial, la oración elevada hacia el Señor desde las comunidades religiosas, desde los hogares, desde los hospitales y residencias, desde los colegios, desde el trabajo, desde el campo y las ciudades, desde las parroquias, movimientos y asociaciones.

Os esperamos en Sigüenza. Recibid mi cordial saludo y mi bendición

Julián Ruiz Martorell, obispo de Sigüenza-Guadalajara

NOTA DE LA REDACCIÓN: EL HERALDO DEL HENARES acepta el envío de cartas y artículos de opinión para ser publicados en el diario, sin que comparta necesariamente el contenido de las opiniones ajenas, que son responsabilidad única de su autor, por lo que las mismas no son corregidas ni apostilladas.

     EL HERALDO DEL HENARES se reserva la posibilidad de rechazar dichos textos cuando no cumplan unos requisitos mínimos de respeto a los demás lectores o contravengan las leyes vigentes.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Tribuna libre de Víctor Morejón, vicepresidente de Vox Guadalajara: ‘Mitad lobo, mitad cordero’

Víctor Morejón No sé por qué últimamente la vida política en España me recuerda tanto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.