lunes , 12 abril 2021

Carta semanal del obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara: ‘Personas «cántaro»‘

En Europa y, por tanto, en España, se avanza hacia un abandono de la espiritualidad, como consecuencia de un proyecto social, en el que paulatinamente se destruyen las raíces cristianas porque se consideran dañinas para el desarrollo de la persona o porque se pretende construir una sociedad en la que el Dios de Jesucristo no tenga lugar.

Desgraciadamente, en otros países del mundo, algunos medios de comunicación social nos dicen que los cristianos, si quieren vivir y celebrar su fe en Jesucristo, tienen que huir u ocultarse para no ser vejados, condenados a muerte o expulsados de su tierra como consecuencia del fanatismo religioso de otros sectores sociales. En ocasiones, las mismas autoridades políticas promulgan leyes que marginan a los cristianos, impidiéndoles acceder a puestos de responsabilidad en la vida civil.

Estas dificultades para vivir la fe cristiana en bastantes países, los bautizados las experimentan en sus propias familias o en sus lugares de trabajo. En estos espacios, si los cristianos no tienen una fe adulta y madura, resulta muy difícil conservarla y, consecuentemente, es casi imposible mostrarla e irradiarla a los demás.

En este mundo, desencantado de casi todo y alejado de Dios, surgen cada día personas que manifiestan tener sed de Él, que se preguntan por el profundo sentido de la existencia y que desean encontrar respuestas al más allá de la peregrinación por este mundo. Estos hermanos necesitan descubrir la alegría de la fe en el Dios de Jesucristo como valor supremo y fundamento sólido para mantener viva la esperanza.

Para acompañar a estos hermanos en el descubrimiento de Jesucristo y en su seguimiento, es preciso que surjan personas profundamente creyentes que, con su testimonio de fe y con su cercanía amorosa a los más necesitados, les muestren el camino a seguir, los acompañen en su itinerario espiritual y contribuyan de este modo a mantener viva la fe y la esperanza en medio del pueblo.

Muchos bautizados piensan que son otros los que tienen que hacer este servicio de acompañamiento a quienes se preguntan por Dios. Sin embargo, el Papa Francisco nos recuerda que somos todos los cristianos los que hemos de renovar nuestra fe en Jesucristo y los que hemos de “ser personas-cántaro para dar de beber a los demás”.

Atilano Rodriguez

Ahora bien, los cristianos que estén dispuestos a asumir la gozosa misión de ofrecer la Buena Noticia a los hermanos no deben olvidar nunca que, en ocasiones, el cántaro puede “convertirse en una pesada cruz”. En estos casos, hemos de tener muy presente que fue en la cruz donde el Señor se entregó como fuente de agua viva para que quien beba de esa fuente nunca más tenga sed (EG 86).

Con mi cordial saludo y bendición, feliz día del Señor.

Atilano Rodríguez, Obispo de Sigüenza-Guadalajara

NOTA DE LA REDACCIÓN: EL HERALDO DEL HENARES acepta el envío de cartas y artículos de opinión para ser publicados en el diario, sin que comparta necesariamente el contenido de las opiniones ajenas, que son responsabilidad única de su autor, por lo que las mismas no son corregidas ni apostilladas.

     EL HERALDO DEL HENARES se reserva la posibilidad de rechazar dichos textos cuando no cumplan unos requisitos mínimos de respeto a los demás lectores o contravengan las leyes vigentes.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Comunicado del Colegio de Procuradores de Guadalajara: ‘Los Procuradores se quedan sin salón de notificaciones en los nuevos Juzgados de la capital alcarreña’

Hasta el momento la gerente de Justicia de Castilla La Mancha Dña. Mª Isabel Negro …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.