domingo , 26 junio 2022

Garabatos en Clave de Sol del Dr. Fusa: ‘Eurovisión, Master Class y la Reina mami’

Doblada cómo el reloj de Dalí encontrábase mi pluma lánguida y ermitaña y no queriendo trazar y recorrer línea alguna dormitando entre mis dedos, más yo la dejaba.

Quien no me dejaban eran los lectores de tan humilde periódico suplicándome

honrar una vez más al Heraldo del Henares con mis sabias reflexiones, jeje, perdón verdades.

Y apareciste tú y tú y tú y solamente tú.

Mejor dicho, te hicieron aparecer a todas horas.

Chanel por aquí, Chanel por allá… y mi pluma empezó a mover las caderas cuando todo iba mal dejándomelo morena mía a huevo.

El puto amo y sabio Luis Aragonés dijo:

-¡Del segundo no se acuerda nadie!-

Usted y yo:

-¡Pues del tercero!… –

Vayamos por partes y etiquetemos, examinemos y cataloguemos a Eurovisión.

Política, mamoneo y cachondeo con frikis y estribillos comerciales, pegadizos, apestosos, algunos interesantes y propios de autor y otros semejantes al de Paco el churrero haciendo porras en la feria de Albacete, maquillado de coreografías, tecnología tramoyista de última generación, luces y todo tipo de pollas en vinagre.

Verán, los frikis de esta edición fueron los noruegos, que no se acordaron del chiquilicuatre y de cuya actuación soy yo el que no quiere acordarse.

La controvertida puesta en escena de los serbios dando la impresión de mandar un mensaje al mundo entero y mostrando cómo nos lavamos las manos ante un Cristo ucraniano a manos de un Barrabás llamado Putin, pero más propia de un heat para Kylie Minogue.

La ganadora acorde al evento tendría que haber sido Suecia, marcando un estribillo dulce, rasgado y potente recordando a Bonnie Tyler y a Shallow de Lady Gaga junto a Bradley Cooper.

Puede que Holanda también, pero desafinó con rasgos y pasajes en la melodía cargados de pesadumbre y timbre de borracha cabreada como si de Lana del Rey se tratase cantando Voyages Voyages y por consiguiente no estando a la altura de la sueca.

Me llevé un buen susto cuando creí ver a Sara Montiel (rejuvenecida), pero en realidad era la representante de Lituania con una canción mala de cojones.

Qué horror.

Las canciones de estos tres países, Portugal…

Islandia…

e Italia

… una mierda puta.

Sigamos. Rumanía con rumanadas.

Estonia solo estribillo y poquita cosa.

Polonia fuera de lugar con un representante interpretando a Chopin con voz de Spandau Ballet y mezcla de Rick Astley.

Inglaterra con toques de Oasis y Coldplay, sintonía made in Beatles y listo para despegar en otra liga musical o grabar anuncios de champú.

La checa me transportó a OT con Rosa la bruta, perdón, de España…

Y los finlandeses con desmesurados movimientos de thrash-metal y sonando a mierdecilla cual Europe con 70 años y bastón, joder vaya unos cabrones…

Suiza… ¿Suiza?

Sin comentarios.

Francia fue la copia de una copia de un negativo pisoteado por un oso grizzly de las Spice Girls, por favor.

Armenia era un querer y no poder como de aquí a Maracaibo.

Lo del alemán fue brutal y por momentos creí estar en No te rías que es peor viendo al cantante de Modestia Aparte con 84 años y de fiesta en Pachá a dúo con un Álex Ubago afónico.

Jeje, será posible…

Los belgas a comer acelgas de Nueva York o Detroit o Filadelfia o yo qué sé de qué coño iban esos gangsters de pacotilla con rap y hip hop de tres al cuarto de cassette de gasolinera.

Grecia a lo suyo, estancada en los 80 con Demis Roussos.

Y como no podían faltar los perros flauta de siempre, salieron los moldavos haciendo el ostias con sonsonete de Dinamita pa los pollos o country-bluegrass de una charanga de Jaén tocando en una verbena de las 3.000 viviendas.

No sé si me he perdido algo en cuanto a la organización pero… ¿Australia en eurovisión?

En fin, el caso es que no me desagradó la voz del personaje vestido de reina persa que hizo una interpretación medianamente aceptable y a la vez incompleta.

Quitemos el modo avión y pulsemos el modo-politiqueo.

Me sorprendió el sonido de los ucranianos: fue el peor de todos en volumen y limpieza de las voces, sonando tétrica y oscura con un ritmo enfadado y en desacuerdo con un estribillo feo y molesto y musiquilla vertiginosa de la flauta de Bob Esponja.

Posiblemente, y lamento decir esto, si la puta guerra que todos odiamos y hartos queremos el fin, no estuviera donde está, seguramente la ganadora hubiera quedado como Remedios Amaya empatando a cero points con los desgraciados de los suizos y alemanes.

En fin, tantos años hablando que si es política, que si Eurovisión es politiqueo… papa pim papa pam pipi pim…

Se equivocaban.

Esto es politiqueo, lo de atrás es tontería y pitorreo faltando el respeto a un sin fin de cantantes muy prometedores que se han perdido, al igual que otros triunfadores que con el tiempo están pidiendo en el metro o contando gilipolladas en tele basura.

Lo de Peret con un tal Franco fue castigo y no del Señor.

Y hablemos de la canción que en realidad hubiese ganado si este concursito o evento, o festival o circo o lo que cojones sea  fuese musicalmente serio, honesto y meramente profesional: la de Azerbaiyán, no lo duden, y además en todos los aspectos, en los arreglos, en los coros, en el ritmo, en las pautas de tiempo y descongestión, en la suave y comedida tramitación de las figuras de un papel sencillo y elegante de piano al unísono con la voz en una tesitura al límite y escoltada por solemnes pinceladas de violines otoñales.

Toda una lección de canto, o máster class, como ustedes prefieran, sobre una partitura en ‘la menor’ y una melodía que sube hasta el ‘sexto si natural de un piano’ y al alcance de muy pocos y con los santos cojones de ejecutarlo en directo.

Para que se hagan una idea: 7 notas más con el Do de pecho incluido de Plácido y Pavarotti convirtiendo ese ‘si’ en un perfecto tercer grado mayor de un crescendo apoteósico antes del fin para diluirse en un ‘sol mayor’ que toca el cielo.

Solo me queda decir: ¡Azerbaiyán, 1.000 points!

Y ¿quién me quedaaaaa?

¡¡Síiiiii, España, viva, viva!!

A ver, a ver… ¿por dónde empiezo…? ¡Ah, sí!

Verán, un hombre se cita con el dueño de un piso in situ para alquilárselo.

¡Pase, pase! -ordenaba y guiaba quijotesco el propietario.

¡Aquí la cocina, el cuarto de baño, allí, papapim papa pam… y el futuro inquilino observa el desfile de ratas como gatos por un pasillo.

¡No se preocupe, nada que no pueda solucionar con unas cuantas trampas!

Nuestro persuasivo Quijote siguió enseñando el comedor y el dormitorio cuando el seguramente no posible inquilino vio por otro de los pasillos a un pez metiéndose en la despensa:

¡Oiga, acabó de ver un mero!

Y nuestro caballero de la triste figura respondió:

¡Si claro, de las humedades luego hablamos!

Verás hermosa, primero las ratas, y como le dijo Apolo a Rocky:

-¡Voy por ti, voy por ti!

Jeje, tranquila muchacha tú no tienes la culpa de verte caer.

Tu puesta en escena fue lo más parecido a un tabledance o a una sesión de baile privado en un club nocturno de Las Vegas con billetes de 100 pavos en las gomillas del tanga.

No me extraña que te dieran 8 doces, jeje, si esto lo hubiésemos sabido antes habríamos llevado a María Lapiedra, que pal caso es lo mismo, y nos habrían dado 20.

Un baile desproporcionado para la cagarruta que cantaste, perdón berreaste, digno de cabaret barato en la época de la Francia ocupada por Adolf.

Los medios de comunicación (no todos) hablan de historia.

¿Qué historia?

Historia es Albéniz, Falla, Tárrega, Joaquín Rodríguez, Paco de Lucía, Lola Flores, Rocío Jurado, Carlos Cano, Camarón, Andrés Segovia, Alfredo Kraus, Augusto Algueró, Montserrat Caballé, Antonio Molina, Teresa Berganza, etcétera etcétera.

¿Pero tú?

Tranquila Chanelita, échame a mí la culpa de lo que pase.

Solo te faltó la barra de bombero pa ya tú saaabe.

Seguramente esa noche las farmacias de guardia hicieron buena caja con Viagra para los sugardaddis, ya tú saaabe, pues estos eventos son para viejitos, aburridos, seguratas vigilando una fábrica de jamones, etcétera… y yo tuve los cojones de mamarme todo el concurso y hacer los deberes, pero, don’t worry, no tienes la culpa de que sea oscura tu piel, además meterse en camisas de once varas acarrea consecuencias y tú ya eres mayorcita para haberlo sabido.

Me hubiera entristecido tu victoria, no por ti, pues tienes por delante un futuro prometedor en lo que te dé la gana y solo has sido el Oswald de este JFK, sino por los visionarios que osaron llevarte de tal manera.

Y yo me pregunto:

¿No hay chicas españolas que canten mejor que tú? (con poco).

¿No hay en toda España nadie que sea sencilla, elegante y ostensiblemente decente para plantarse en un escenario y decir aquí estoy yo?

Haberlas, haylas, pero ya estaba pactado incluso antes de ir al de Benidorm que serias tú la elegida, que por eso fuiste reina dura.

Tú, la guapa exuberante habanera, la actriz de series de clase C para viejitos, para aburridos, para seguratas ya tu saaabe, la bailarina de musicales, aunque de tantos en tu haber te falta el de Instinto básico con Nacho Vidal asegurándote éxitos en todo el mundo, jeje.

Pero no te enfades pues no te va a faltar trabajo, no lo dudes, por doquier te van a llover ofertas.

Quién movió los hilos en este país para apostar por ti tuvo claro que solo quería belleza salvaje, pero voz, letra (buuf) y música… cero pitos.

Pues ya ve don Corleone, le ha salido mal la jugada y sobre todo para este año.

Tendría que haberse esperado y haber hecho tal apuesta cuando no hubiese habido guerra.

Claaaaro, mamón, hasta mis abuelas Faustina y Cecilia lo habrían sabido.

Turno para las humedades y me vuelvo a preguntar:

¿Esto es en lo que creemos con tanta ilusión y fervor, dando al mundo una representación española con música reguetonera y letra de Choni con vocablos y modismos y expresiones yankis de latinitos afincados en Miami?

¿Cómo quieren que mi santa madre (devota del festival) se aprenda la letra? Si no se entiende naaaa.

¿De veras quieren agrandar el mito de «un país de pandereta»?

¿Qué coño tiene esto que ver con España?

Cuando no hacemos el ridículo por pitos somos el hazmerreír por flautas, con una canción más propia de Paulina Rubio para relanzar su carrera o del estilo de Becky G y Karol G.

Te imagino en el centro del escenario con un vestido blanco largo y ajustado a lo Whitney Houston descubriendo tu piel morena, brazos y hombros y abierto por una cadera hasta los pies, con otro tipo de música y letra, brillando el verdadero timbre caribeño y sedoso de tu voz cantando como una pantera angelical y deslumbrado e hipnotizando al mundo entero con otra clase de encantos que no son pocos, pero no ha podido ser, hermosa, y allá en el otro mundo en vez de infierno encuentres gloria y que una nube de la memoria de Eurovisión te borre a ti.

Pues aleee, señores Corleone pónganse a trabajar para conseguir la fórmula secreta que nos traerá el ansiado galardón, que no fue posible con chiquilicuatre ni con el pibón.

Jeje, aquí mi pluma exhausta y revuelta cual población por mujer lozana venida de la Habana para colarse por tu ventana, vuelve a desfallecer entre mis dedos desplomándose.  

Usted dirá:

¡Bah!¡ Eurovisión me la suda!

Yo contesto igual que lo haría mi hermano el gordo:

-Y a mí.

Pues eso.

Dr.Fusa, catedrático musical

NOTA DE LA REDACCIÓN: EL HERALDO DEL HENARES acepta el envío de comunicados, cartas y artículos de opinión para ser publicados en el diario, sin que comparta necesariamente el contenido de las opiniones ajenas, que son responsabilidad única de su autor, por lo que las mismas no son corregidas ni apostilladas.

EL HERALDO DEL HENARES se reserva la posibilidad de rechazar dichos textos cuando no cumplan unos requisitos mínimos de respeto a los demás lectores o contravengan las leyes vigentes.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Carta de Fernando Canalejas Manzano, de la asociación Dalma, sobre la caída de una acacia por el vendaval en el parque de la Concordia y el dispositivo de salvamento del nido de autillo que acogía en su interior: ‘Amor por la naturaleza’

La temprana e intensa ola de calor primaveral vivida en estos días con temperaturas récord …

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.