jueves , 24 septiembre 2020
Imagen del momento del robo del bebé en el Hospital

La detenida por raptar a un bebé en el Hospital queda en libertad pero se enfrenta a seis años de prisión

El juzgado de instrucción número 1 de Guadalajara ha puesto en libertad provisional con diferentes medidas cautelares de restricción de movimientos a la vecina de Cabanillas que el pasado sábado 2 de febrero raptó durante cerca de tres horas a un bebé recién nacido en el Hospital General Universitario de Guadalajara.

La mujer, de 47 años de edad, había sufrido la pérdida de su bebé recientemente, por lo que, según manifestó el comisario jefe de Guadalajara, José Arroyo, podría estar padeciendo algún tipo de trastorno mental.

Ahora, el juzgado la ha puesto en libertad pero con determinadas medidas cautelares de restricción de movimientos, como de prohibirle salir de la provincia de Guadalajara o la de visitar el Hospital General Universitario sin permiso judicial, además de la obligación apud acta de comparecer semanalmente ante el juzgado.

Vídeo cedido por Canal Guadalajara Media a EL HERALDO DEL HENARES

Un delito de detención ilegal acompañado de usurpación de funciones

Aunque la autora de los hechos ha quedado en libertad, el juez le imputa los delitos de detención ilegal y de un delito de usurpación de funciones públicas, que podrían suponerle un máximo de seis años de prisión, según el actual Código Penal.

Por un lado, al tratarse de una detención ilegal inferior a tres días, se podría aplicar una pena inferior en un grado, si bien en este caso existen algunas circunstancias agravantes y otras quizá eximentes.

Como agravante estaría el hecho de que la detención ilegal se produjo sobre un bebé y que no lo devolvió voluntariamente, sino fue la policía la que lo recuperó, por lo que según el Código Penal, «las penas de los artículos anteriores se impondrán en su mitad superior, en los respectivos casos, si la detención ilegal o secuestro se ha ejecutado con simulación de autoridad o función pública, o la víctima fuere menor de edad o persona con discapacidad necesitada de especial protección o funcionario público en el ejercicio de sus funciones».

Momento de la detención de la autora de los hechos. Cedida por Nueva Alcarria

Esto supondría llevar la pena al grado máximo de la horquilla, según fuentes jurídicas, esto es, los seis años.

Sin embargo, estas fuentes destacan que de verificarse médicamente el trastorno al que aludía el comisario jefe en razón de la reciente pérdida de un bebé, se le podría aplicar bien una eximente incompleta o una total.

Para el caso más beneficioso a la acusada, se le podría incluso absolver pero con la adopción de medidas de seguridad, como el internamiento en un centro psiquiátrico, sin pisar por la cárcel, o brevemente si durante el periodo de su ingreso psiquiátrico se certificara que se ha recuperado por lo que el juez decidiría si sale en libertad, sigue en el psiquiátrico o termina de cumplir la pena en una prisión ordinaria.

Solo en los casos más radicales, en los que se prueba el trastorno total del acusado, se podría llegar incluso al archivo de la causa sin llegar a juicio, archivo que no es bien visto por los fiscales, salvo casos extremos de enajenación mental total del autor del delito.

Un caso resuelto en apenas tres horas

Recordemos que según explicó en rueda de prensa el comisario jefe de Guadalajara, José Arroyo, este robo de bebé ha sido resuelto en apenas tres horas, desde las 10,15 en que la mujer se llevó al niño con engaños a los padres, hasta las 13,15 que fue localizado en el domicilio de Cabanillas del Campo.

De acuerdo con estas fuentes, la mujer se hizo pasar por pediatra y preguntó a los padres si le habían realizado ya la prueba del talón, cuando dijeron que sí, preguntó si le habían realizado la prueba del esfuerzo.

Cuando sus padres dijeron que esa no, esta mujer manifestó que se tenía que llevar al niño a realizarle dicha prueba, por lo que en ese momento los padres no objetaron nada en contra de ello.

Minutos después, el padre que no se había quedado tranquilo preguntó al personal sanitario que qué pasaba, y es cuando les alertaron de que nadie del Hospital se había acercado a su habitación para realizar esa prueba a su bebé, por lo que, textualmente según estas fuentes, “se puso el Hospital boca abajo por si acaso estuviera oculta en alguna habitación o dependencia”.

El comisario, a su derecha el padre y el subdelegado, detrás, la farmacéutica de Cabanillas

Inmediatamente se avisó a la Policía Nacional, que estableció un dispositivo de búsqueda, sobre todo en las farmacias de la provincia, a las que se pasó las grabaciones de vídeo de la supuesta autora de los hechos y del vehículo utilizado para la huida.

Arroyo destacó en este caso el buen hacer de la farmacéutica de Cabanillas del Campo que les mostró una grabación de una mujer que había ido a comprar leche en polvo y que coincidía con las características de las imágenes que la policía nacional había distribuido previamente por este tipo de establecimientos.

Este aviso permitió a la policía realizar el cierre de los accesos de Cabanillas cuando apenas había transcurrido media hora desde que tuvo lugar el secuestro.

Finalmente, cuando aún no habían pasado tres horas desde ocurridos los hechos, la mujer fue detenida en su domicilio de Cabanillas del Campo y el bebé recuperado y entregado a sus padres.

Acerca de Roberto Mangas Morales

Periodista y escritor. Director de EL HERALDO DEL HENARES. El periodismo como fin, nunca como medio…

Ver también

Detenidos los dos cabecillas de una mafia de ocupación ilegal de viviendas en Guadalajara, que luego ‘revendían’ por 400 euros

La Policía Nacional ha detenido a dos individuos pertenecientes a un grupo de personas dedicado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.