lunes , 15 julio 2024

Las campanas del reloj del Ayuntamiento de Guadalajara dejarán de sonar por el peligro de estabilidad de la torre del campanario que está seriamente dañada y podría colapsar: las obras de restauración costarán 159.424 euros

Desde hoy 11 de julio de 2024, a las 10:30 horas, el reloj del Ayuntamiento de Guadalajara ha dejado de emitir sus toques de campanas para marcar las horas.

Se trata, según han informado fuentes municipales en un comunicado, de una medida cautelar y obligada, para evitar que las vibraciones afecten a la estructura del campanario, que va a ser reformado y restaurado con carácter urgente tras confirmarse que la estructura de la torre está seriamente dañada, hasta el punto de que podría colapsar.

“Tras confirmarse el grave deterioro de la torre y el campanario por su mala conservación, hasta el punto de presentar serios riesgos de seguridad, hemos actuado con urgencia y el Ayuntamiento de Guadalajara ya ha tramitado un contrato de emergencia, con una inversión de 159.424,13 €, cuyas obras deben empezar antes de un mes y estar acabada en tres meses”, ha informado el concejal de Infraestructuras, Santiago López Pomeda.

El informe técnico apunta que “dada de la filtración de agua que se produce en la cubierta, así como la exposición al ambiente de la estructura metálica que corona la torre del campanario del ayuntamiento y, el estado de conservación del conjunto se han producido patologías de calado” y que entre otras consecuencias “podría colapsar dicha estructura, bien volcando o bien colapsando hacía abajo con apertura de muros del torreón”.

Entre las partes afectadas estaría la estructura de acero que corona el campanario, el apoyo del forjado y su estructura metálica de vigas, la estructura de las escaleras y accesos de madera a la torre, las instalaciones eléctricas y la instalación de pararrayos.

Por todo ello, los técnicos determinan que “el conjunto del campanario supone un grave peligro tanto para la estabilidad estructural como para la utilización y mantenimiento de este y son necesarias obras de emergencia que eviten el grave peligro que corre su estado actual”, ha asegurado López Pomeda.

Se desmontará el sistema del reloj

Entre las obras previstas se demolerá la cobertura actual de la cubierta, y las escaleras de acceso y se desmontará el sistema del reloj para luego reponerlo, con el objeto de reforzar los forjados y vigas, restaurando toda la estructura metálica.

No obstante, el concejal de Infraestructuras ha apuntado que los técnicos ya advierten que “en caso de que el escenario sea que la estructura metálica que corona el campanario esté en condiciones pésimas y no se pueda reforzar, se descalzará toda la estructura completa para ser bajada y trasladada a taller”.

Y como medida cautelar los técnicos recomiendan que se desconecten los contactos que hacen repicar las campanas, para que las vibraciones no afecten a la estructura, “una medida que hemos implementado desde hoy mismo, pues la seguridad es lo primero, acallando las campanas, pero dejando que el reloj funcione hasta que se tenga que desmontar de la torre, a principios de agosto”, ha concluido López Pomeda.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

La Policía Nacional pide ayuda para localizar a los 10 fugitivos más buscados dentro y fuera de España: asesinatos, violaciones, abusos sexuales a menores, drogas, bandas organizadas…

La Policía Nacional ha lanzado una campaña para localizar a diez fugitivos buscados por diferentes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.