lunes , 2 agosto 2021

Los médicos del centro de Salud de El Ferial protestan contra la imposición del Sescam de dedicar un máximo de 6 minutos a cada paciente: solo atenderán un motivo de consulta más recetas, para el segundo motivo habrá que pedir nueva cita

Los médicos del Centro de Salud Guadalajara Sur, El Ferial, de Guadalajara, han vuelto a mostrar su disconformidad con la orden del Servicio de Salud de Castilla La Mancha, Sescam, de imponerles una duración máxima de 6 minutos por consulta y paciente, como ya venían haciendo antes de que se cerraran las consultas presenciales por el Covid en 2020.

Pero si entonces las protestas se canalizaban a través de concentraciones a las puertas del centro, en esta ocasión esta imposición de la Junta la terminarán pagando directamente los usuarios: en tan corto espacio de tiempo solo atenderán «un motivo de consulta en cada visita (más recetas crónicas)», por lo para el resto de patologías médicas que quieran consultar deberán ser citados para otro día.

Según los carteles que aún hoy lunes 12 de julio cuelgan de las paredes y tablones de anuncios de este centro sanitario alcarreño, el motivo de esta limitación de atención de una sola patología por paciente y día, tiene su origen en el regreso de las visitas presenciales tras más de un año con Estado de Alarma, según han informado fuentes médicas a EL HERALDO DEL HENARES.

Ante el volumen de visitas pendientes, según estas fuentes médicas el Sescam dio instrucciones para que cada visita de los pacientes con el galeno, estas tuvieran una duración máxima de 6 minutos, algo completamente inviable para atender la explicación del paciente, hacerle un reconocimiento y pautarle un tratamiento.

Los carteles, que están firmados como «El Equipo de Atención Primaria» y con el sello del Sescam, afirman que «Para poder atenderles con un mínimo de calidad y dignidad los profesionales de Atención Primaria reclamamos 10 minutos por consulta».

«Se necesitan al menos 10 minutos, y en muchos casos, mucho tiempo más, para una mínima atención médica al usuario», han señalado estas fuentes, «por lo que si decretar 6 minutos por paciente y consulta nos parece cuanto menos una temeridad y una falta de respeto a las personas, sobre todo teniendo en cuenta que cuando van al médico es porque lo necesitan, no es un capricho».

No es la primera vez que estos profesionales protestan por la falta de tiempo para atender a sus pacientes. Durante el año 2019 y 2020, hasta que se cerraron las visitas presenciales con motivo de la pandemia, cada miércoles decenas de sanitarios del centro se concentraban a las puertas del mismo para reclamar al Sescam que cada visita durara al menos 10 minutos.

Sin ninguna reivindicación económica detrás, los sanitarios exigían las tres señales de tráfico mágicas: un cuadrado azul de recomendación con el número 10; un círculo rojo con fondo blanco de prohibición con el número 35; y un triángulo rojo con fondo blanco de peligro con el número 50. «Diez minutos al menos para atender a cada paciente; prohibido pasar de 35 pacientes por médico o enfermera cada jornada; peligro si se pasa de los 50 pacientes al día», explican a este diario.

Concentración a las puertas del centro de salud El Ferial para pedir 10 minutos de atención al paciente

Este centro de salud no ha sido solo noticia en los últimos tiempos por los recortes de la Junta presidida por Emiliano García Page en materia de profesionales sanitarios, sino también por el pésimo estado en que se encuentra el recinto que rodea al edificio y que se utiliza como aparcamiento de médicos y usuarios.

Estos aparcamientos realmente son un solar de tierra, por lo que tras las tormentas se convierte en un gran barrizal donde muchas zonas se inundan a causa de las desigualdades del terreno.

La situación tampoco mejora mucho los días que no llueve, ya que el estado de la calzada, de tierra en varias zonas, presenta numerosos baches, grietas en el suelo, bordillos desiguales o incluso troncos de árboles cortados.

Los vehículos que acceden tienen que hacer numerosas maniobras para esquivar los baches e irregularidades, o para evitar quedarse atascado o, incluso, para que no se dañen los bajos del coche contra el suelo por los agujeros y desniveles de terreno de la zona.

Fotografía de Ángela Hornero

Pero si los vehículos lo tienen mal, no está mejor para los peatones: el acceso peatonal desde los aparcamientos tiene la acera cortada con una valla verde de obra, por lo que para entrar al dispensario solo queda la opción de dar la vuelta al edificio o pasar por la carretera.

Por lo que, además de todo lo expuesto anteriormente, esto también afecta a muchos vecinos de la zona y usuarios del centro de salud, ya que es una zona muy frecuentada al tratarse de un servicio público y puede llegar a ser, incluso, peligroso para las personas mayores o con dificultades de movilidad.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Las bodas civiles y los plenos del Ayuntamiento de Guadalajara se celebrarán durante los próximos cinco meses en el centro social Los Valles por obras en el Salón de Plenos consistorial

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara ha decidido trasladar todas las sesiones plenarias, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.