jueves , 1 octubre 2020

Diario etílico festivo. Domingo, 17

Hoy, el acto central de las fiestas: el desfile de carrozas. Como ya viene siendo la tónica de años anteriores, ejecución desigual en las obras, esmerándose algunos hasta en los detalles más pequeños, resolviendo aseadamente otros, un mínimo para poder desfilar. Cumpliendo todos, siquiera lo justo, que tampoco es cuestión de amargarse la existencia para que otros se cuelguen medallas.

Y ganó La Funeraria, algo que satisfizo al público asistente, cuyo comentario más extendido era que este año no han ganado los de siempre. Que no es que algunos no se lo merecieran, pero se criticaba que algunas carrozas estaban muy curradas y ni siquiera se llevaban algún segundo premio. Además de la inexplicable sobrevaloración de otras.

Fotografía de David Pérez Merino

También se comentaba en los corrillos que ha habido menos espectadores que en ediciones anteriores en el recorrido del desfile,  una percepción que se repite en los últimos años. Como es lógico, tras los últimos sucesos ocurridos en otras ciudades y atendiendo a los niveles de alerta, se incrementaron las medidas de seguridad por parte de las autoridades, algunas visibles y otras más discretas.

Ya avanzada la madrugá, asistimos al encierro de cebras y toros de fuego, para lo que hubo que taparse con el pañuelo por si los bichos contaban con tecnología de reconocimiento facial y les daba por embestirte. No pasó nada.

Acerca de José Vicente García Sánchez

Siempre en la batalla, en primera línea...

Ver también

Antebellum – 2020 – Gerard Bush, Christopher Renz

Comentario de Ramón: El pasado marca un país. La historia determina lo que somos. En …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.