jueves , 15 noviembre 2018
Inicio / Opinión / La Gatera de la Villa / El Instituto Cardenal Cisneros: Fábrica de madrileños ilustres

El Instituto Cardenal Cisneros: Fábrica de madrileños ilustres

Desde hace más de siglo y medio, este baluarte de la enseñanza pública viene siendo un referente de la vida intelectual y cultural de la capital de España. Con las lógicas diferencias de escala, puede considerarse nuestra “mini-ENA”, pues igual que de la Escuela Nacional de Administración francesa han salido numerosos presidentes y ministros, alumnos del Cisneros han alcanzado luego los laureles del triunfo en numerosas materias.

Texto y fotografía de Juan Pedro Esteve García

Antecedentes de la enseñanza secundaria en Madrid

La  Comisión Quintana, llamada así por el poeta, político y ensayista Manuel José Quintana, creó en el año 1813 las denominaciones de Enseñanza Primaria, Secundaria y Terciaria para delimitar la escuela elemental, el bachillerato y la universidad de la manera que se ha ido manteniendo, con varios cambios de denominación pero más o menos con esa estructura, hasta el momento presente. Era una planificación hecha por liberales en plena guerra napoleónica, por lo que sufrió todos los quebrantos del reinado de Fernando VII -el propio Quintana fue represaliado en esos años y apartado de sus cargos-, y no se pudo implantar “de facto” hasta el plan Pidal del año 1845, ya muy entrado el reinado de Isabel II. Ese año se funda el Instituto del Noviciado, primer nombre que tuvo el actual Cisneros, por su situación en la calle de los Reyes, en los antiguos terrenos del noviciado de los jesuitas de los que también surgió la Universidad Central.

A su vez, la estructura de la Enseñanza Secundaria es desarrollada por la Ley Moyano de 1857 (que fijó las directrices de la enseñanza en España hasta la ley de 1970 de Villar Palasí), y se crean tres categorías de Institutos. Los de Madrid se consideran todos de primera.

Algunos datos de la historia del “Cisneros”

El nombre definitivo del instituto y el edificio definitivo, independiente de los de la Universidad Central, son del reinado de Alfonso XII. Impartieron clases en sus aulas gentes como Salmerón, Giner, y también Manuel de Galdo, ateneísta y senador, alcalde de Madrid entre 1870 y 1872. Galdo fue profesor de Historia Natural, y director del Instituto de 1881 a 1895.

Alumnos que se criaron entre cerebros de esta clase fueron Antonio Machado, Julián Marías, Salvador de Madariaga, Eduardo Dato, Ramón Gómez de la Serna, Enrique Tierno Galván, el general Gutiérrez Mellado, el cineasta José Luis Garci o la pionera de la televisión en España Laura Valenzuela.

Hablando de pioneras, en 1908, la proporción de alumnas de sexo femenino era de solo cuatro entre un total de 150 personas.

En 1919 se introdujo la esgrima como asignatura. Funciona en la actualidad un importante club de esta disciplina. En 1932 se dotó al centro de una sala de cine. En la década de 1940 funcionó un grupo de teatro organizado por Ernesto Giménez Caballero.

En 1972 ya no solo había aumentado la proporción de alumnas, sino que tomó posesión la primera directora del instituto, Caridad Robles Mendo, como botón de muestra de los enormes cambios que trajo el siglo XX.

A día de hoy se diferencia de otros institutos de Madrid por ofrecer enseñanza bilingüe en lengua alemana.

Bibliografía:

-GONZÁLEZ MONTERO, Gloria, TALAVERA IRIARTE, Begoña. Instituto de Bachillerato Cardenal Cisneros. 150 años de Historia, memoria documental y gráfica. Catálogo de la exposición celebrada en 1995 por el Ministerio de Educación, Madrid, 1995.

Acerca de Redaccion

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El Impuesto a las hipotecas: Tragicomedia en tres actos

Acto primero: El error en la convocatoria del Pleno de la Sala 3ª, de 5 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.