lunes , 17 diciembre 2018
Inicio / Provincia / Azuqueca / Los padres de un menor denuncian que su hijo sufre acoso en un instituto de Azuqueca desde hace más de un año
IES Arcipreste de Hita, de Azuqueca de Henares

Los padres de un menor denuncian que su hijo sufre acoso en un instituto de Azuqueca desde hace más de un año

“Tenemos pruebas. No pueden decir que mi hijo no ha sufrido acoso”. Así de tajante se muestra el padre de un alumno de primero de la ESO que cursa estudios en el Instituto de Enseñanza Secundaria Arcipreste de Hita de la localidad de Azuqueca de Henares ante lo que consideran una omisión de socorro a su hijo por parte de la directiva del centro ante un caso de acoso.

Tales declaraciones las realizó junto a su esposa una en entrevista exclusiva para EL HERALDO DEL HENARES en la que ambos reconocieron que, ya desde el curso pasado, el menor estaba siendo acosado por otro alumno y que los docentes del centro tenían conocimiento de tales hechos.

Uno de los niños en sexto le pegaba, le insultaba y le inculpaba de cosas que no había hecho; nos lo dijo un profesor. No le dimos importancia… Eso son cosas de niños; lo que siempre se dice”, afirma la madre.

El paso a la enseñanza secundaria trajo consigo un cambio en el carácter del niño que le llegó a afectar tanto en lo personal como en lo académico, por lo que sus padres llegaron a pedir cita hasta en dos ocasiones con la tutora del menor, que no les reconoció la realidad por la que estaba pasando el menor a pesar de ser conocedora de la misma.

“Tuve dos reuniones con su tutora… Las dos tutorías clavadas. La tutora tenía conocimiento y, cuando fui a hablar con ella, no me dijo nada más que mi hijo estaba raro, estaba nervioso, estaba alterado y que algo le pasaba”, argumenta el progenitor del menor.

Tal y como declaran los padres, la tutora del muchacho ya había tenido que mediar entre este y los dos compañeros que le están molestando desde que comenzó el curso.

Imagen de archivo sin relación con este caso

Le han seguido pegando, insultando y amenazando. A la salida del instituto le perseguían insultándole. Uno de ellos le pegó un puñetazo, otro de ellos le cogió del cuello… Y así todos los días“, afirman.

El hecho que terminó de disparar las alarmas fue la amenaza que uno de estos dos alumnos le hizo, navaja en mano, al menor acosado.

“Le quisieron culpar de todo lo que no hizo y él dijo que se lo iba a decir a la jefa de estudios. Uno de ellos le amenazó diciéndole que le iba a rajar, enseñándole una navaja dentro del instituto“, argumenta el padre.

El protocolo de acoso escolar

Ante la gravedad de los hechos, los padres decidieron inmediatamente acudir a la directiva del instituto para solicitar la activación del protocolo de acoso escolar.

“Eran reticentes, pero cuando ya nos pusimos cabezones abrieron el protocolo de acoso. Fueron haciendo las entrevistas a los compañeros de clase, pero, como no tenían ni idea de lo que estaban haciendo, incumplieron un montón de cosas: entrevistaron a los alumnos sin estar delante los padres, las medidas cautelares que les pusieron a los acosadores se las saltaron, los acosadores tenían que estar vigilados y uno de ellos se escapó dos veces”, se queja el padre.

Concluido el procedimiento, el protocolo de acoso se cerró dictaminando que lo ocurrido había sido un “conflicto entre iguales”, por lo que el padre del menor tomó la determinación de poner el caso en conocimiento de la jefa de Inspección de educación de Guadalajara, Pilar Fernández, quien, según este padre, “obligó a activar de nuevo el protocolo de acoso debido a que las pruebas que presentamos demostraban que habían incumplido muchas cosas”.

No obstante, añade, “lo volvieron a reabrir para subsanar los errores cometidos en el expediente anterior y cubrirse el culo“.

Tal afirmación la hace remarcando que el segundo protocolo activado tampoco reconoció la realidad de los hechos sino que calificaba lo sucedido de caso de violencia interpersonal sin acoso “porque nuestro hijo no estaba en ningún momento incapacitado para poder defenderse”.

Tal y como defienden sus padres, el desamparo y la desesperación a que el menor se consideraba sometido le llevó incluso a tomar la determinación de llevarse un día un cuchillo para defenderse de una posible agresión.

“Se llevó un cuchillo al centro por si le hacían algo, para defenderse. Se lo llevó porque ya no podía más”, afirma el padre quien añade que “ni lo ha mostrado, ni lo ha utilizado, ni ha amenazado… Se lo llevó porque estaba acojonado. Unos amigos se ofrecieron a ayudarle y guardaron el cuchillo en una taquilla”.

El episodio del cuchillo se saldó con la expulsión del menor durante dos semanas, medidas que los padres del mismo aceptaron como consecuencia lógica.

Le expulsaron dos semanas por algo que ha hecho mal” afirman, mientras  se quejan de que “el centro lo sigue utilizando para decir que se ha defendido”.

“Su hijo tiene que aprender a convivir con sus agresores”

Ante la impotencia y la frustración producida por las medidas tomadas por los responsables de educación, los padres del menor decidieron sacar al muchacho del instituto durante unos días.

A pesar de ello y, como si nada hubiera pasado, el Inspector de Educación de Guadalajara, Tomás García Broceño, mantuvo una reunión con ellos y con el director del centro, César San Juan Pastor, para tratar de aparentar normalidad con una insólita propuesta.

Nos dijo que ya se había dictaminado que no había acoso, que había que volver todo a la normalidad y nos dijo textualmente: su hijo tiene que aprender a convivir en el centro con sus agresores”, afirma el padre.

Visto que el problema que se iba agrandando, los padres del niño acosado se volvieron a poner en contacto con  la Inspectora de Educación, quien simplemente le dijo que “si habían perdido la confianza en el centro ella le cambiaba de instituto, a pesar de estar fuera de plazo”.

Más oídos sordos

Conscientes de la ineficacia de las soluciones ofrecidas, los padres del menor también han apelado a responsables municipales para tratar de solventar la penosa situación.

Hemos pedido ayuna al alcalde, por teléfono y Whatsapp, al AMPA del instituto y, por notificación consignada en el registro municipal, a la concejal de Educación del Ayuntamiento, Elisa Cansado que, además, es del consejo escolar del instituto. Se han ido pasando la pelota de unos a otros”, se quejan.

“La única que nos ha ayudado ha sido la portavoz del PP en el ayuntamiento de Azuqueca, Aure Hormaechea, gracias a la cual entramos en contacto con una asociación contra el acoso escolar”, añaden.

“La asociación ya nos dijo lo que iba a pasar”

Estamos asesorados por dos asociaciones contra el acoso escolar, una de Barcelona y otra de Andalucía porque en Guadalajara no hay. Desde el primer momento las asociaciones nos dijeron: tenéis que ir por lo administrativo y activar el protocolo de acoso y, si le han hecho todo esto a tu hijo, poner denuncias a la Guardia civil, afirma el padre del adolescente acosado.

Pero, además, se queja de que los responsables de educación hayan cerrado filas en torno a sí mismos, tal y como les advirtieron desde una de las asociaciones.

“Estábamos en sobre-aviso porque la asociación ya sabe cómo funciona esto y ya nos dijeron que os van a decir esto, va a pasar esto… Y todo lo que nos iban diciendo se iba cumpliendo”, afirma el padre.

En cuanto a la solución propuesta en última instancia por la inspectora de educación, el padre añade que “ya nos habían avisado desde la asociación que esto pasaría. Cuando hay un cambio de centro tienen que poner el motivo y, por no poner acoso, ponen pérdida de confianza de los padres en el centro. Lo tienen todo estructurado, lo tienen todo muy claro”.

Siguiendo las directrices marcadas por los expertos, tres son las denuncias interpuestas a día de hoy, la primera contra los menores que cometieron las agresiones y las otras dos contra el director del instituto, por omisión de socorro a un menor y por haberle hablado en tono incriminatorio y amenazante.

“El problema es que en estos temas, la mayoría de los padres se quedan a medio camino”

A día de hoy, cerrados los dos expedientes por acoso con resultado negativo y a la espera de los juicios derivados de las denuncias, tanto acosadores como acosado continúan asistiendo a clase en el mismo instituto.

No obstante, la principal víctima de la situación, tal y como afirman sus padres, sigue somatizando lo sucedido.

“Está con ansiedad, le duele la tripa, la cabeza la espalda, se pone tenso… Lo somatiza. Pero ni quiere dejar el instituto ni quiere cambiarse de instituto”.

El menor, además, está recibiendo asistencia psicológica.

“Llevamos desde mediados de marzo llevándole a una consulta psicológica y allí han dicho que ha sufrido acoso. Dicen que no es una ansiedad grave como para que derive en una depresión pero que ha habido acoso continuado en el tiempo“, admite la madre del menor.

A pesar de ello y, tal y como afirma el padre, “la orientadora me dice que a tu hijo se le ve bien. Tu hijo no da el perfil de niño acosado”.

No obstante, la pareja de progenitores está dispuesta a llegar hasta el final con tal de encontrar una solución a la circunstancia que está atravesando su hijo.

“El problema es que en estos temas, la mayoría de los padres se quedan a medio camino cuando hay presiones desde el centro y cuando te pasan este tipo de cosas, que no reconocen los hechos. Los padres dejan de seguir luchando y lo dejan pasar”, afirman.

Que se haga justicia. Yo creo a mi hijo“, asevera el padre quien añade que todo lo que argumenta en defensa de su hijo está documentado.

EL HERALDO DEL HENARES ha tenido acceso a esa documentación, un compendio de informes, denuncias e incluso conversaciones vía Whatsapp con alumnos del instituto (cuyos nombres habían sido previamente ocultados) en las que en relación a la víctima afirman: “creo que le acusaron para joderle, y a lo mejor mintieron para que le echaran” o “yo vi cómo le dio un puñetazo, yo vi cómo le dio una torta, yo vi que le estaban molestando…”.

“Estamos muy hartos. A los docentes se les está dando una autoridad que creo que no se están ganando”, afirma la madre dolida quien añade que “es muy duro, que no puedas silenciar el movil porque no sabes cuándo te van a llamar, o que llegue la hora de llegada y no llegue…”.

El centro escolar asegura que “el conflicto se ha solucionado”

En declaraciones a EL HERALDO DEL HENARES, César San Juan, director del IES Arcipreste de Hita ha afirmado que “el centro ha prestado toda la ayuda tal y como está establecido en la ley, se ha realizado correctamente y se ha dado una resolución correcta”.

San Juan ha añadido que el protocolo de acoso realizado “se reabrió por defecto de forma en unas entrevistas” y que “la inspección está informada desde el día que se abrió el protocolo y hasta hoy”.

“El centro han dado todo el apoyo tanto a familia como el alumno y los profesionales se han desvivido por ellos y en todo momento se han facilitado todas las herramientas para solucionar el conflicto, y se ha solucionado”, concluye.

Acerca de Redaccion

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El ministerio de Interior reconoce al guardia civil, Ángel Expósito Morillas, por sus charlas didácticas sobre convivencia escolar

Durante el curso pasado, la Guardia Civil impartió más de 450 charlas en centros educativos …

5 comentarios

  1. Hay cosas que quería comentar

    “Pero ni quiere dejar el instituto ni quiere cambiarse de instituto”. Entonces estos padres pueden estar tranquilos, no es un niño acosado. La orientadora del centro tenía razón.

    “EL HERALDO DEL HENARES ha tenido acceso a esa documentación, un compendio de informes, denuncias e incluso conversaciones vía Whatsapp con alumnos del instituto (cuyos nombres habían sido previamente ocultados)…” Pues si el Heraldo trabaja con esas “pruebas” su credibilidad deja mucho que desear, si quieren les fabrico una conversación de whatsapp con pruebas sobre quién mató a Kennedy.

    Sobre el titular del Heraldo, ¿cómo puede un niño de 1º que no ha repetido sufrir acoso durante mas de un año en un instituto de Azuqueca? Rigor periodístico de nuevo.

    Por cierto, en cuanto al cuchillo, según mi hija y sus compañeros, se lo mostró a todos sus compañeros, sí había amenazado a los chicos el dia anterior de llevarlo y implicó a sus compañeros para que se lo guardaran y que los profesores no se lo encontraran encima.

    “El centro escolar asegura que “el conflicto se ha solucionado”. Pues si se han abierto protocolos de acoso, y el resultado es que el niño no es acosado, a lo mejor hay que creer al instituto.

  2. Que el AMPA no haya apoyado la version de los padres hace que me crea muchisimo más la versión del instituto en este caso. Porque ellos digan que es acoso no significa que lo sea. Los profesionales han hecho su trabajo y han dado un resultado, no el que los padres querian, pero eso no es que sea falso.
    Mi hijo está encantado en el Arcipreste con sus profesores y compañeros. Allí seguirá el año que viene.

  3. Raquel, si la solución a que un niño sea acosado y amenazado continuamente para ti, es que se cambie de instituto mal vamos. Quienes deberían dejar ese instituto en el caso de que no sean capaces de comportarse como personas civilizadas son sus agresores, no el. La solución no es nunca huir, así lo único que se consigue es empoderar al agresor y decirle que no hay nada ni nadie que vaya a pararle. NO es la víctima la que se tiene que ir. Me sorprende ver lo informada que estás, y sin juzgar sobre algo que yo no conozco no será el primer caso en el que un instituto se lava las manos ante un caso de acoso escolar, así que esa premisa de que hay que creer al instituto, porque ha cerrado dos protocolos de acoso como si nada pasase, no me la trago.

    Me inclino a pensar que tal vez seas la madre de uno de esos agresores. Espero no estar en lo cierto, porque si hay algo que entiendo menos que qué un niño de doce años se comporte así, es la educación que habrán tenido que darle sus padres para permitírselo.

    • Lo mismo con denuncias como está no se creen a la gente q verdaderamente sufre acoso
      Q lleve un cuchillo al Instituto no ayuda nada
      Lo mismo denuncia por qué le pillan el cuchillo y q mejor defensa que un buen ataque y denunciar por acoso
      O lo mismo es un niño consentido y los padres le creen todo lo q dice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.