jueves , 2 diciembre 2021
Imagen del exterior del local donde han tenido lugar los hechos, precintado por la Guardia Civil. Fotografía de Lloyy Cartón

Una menor fallecida y diez heridos más, entre ellos dos guardias civiles y dos policías locales, por intoxicación de monóxido de carbono en un local cerrado al público en Azuqueca de Henares donde celebraban Halloween: la preocupación de los padres de otro menor pudo salvar al resto

Una chica de 15 años ha fallecido en la madrugada de hoy lunes en un local de Azuqueca de Henares por intoxicación de monóxido de carbono procedente de la mala combustión de un grupo electrógeno, según han informado fuentes del 112 de Castilla La Mancha en un comunicado.

Según estas fuentes, también se han producido un total de diez heridos más, entre ellos dos guardias civiles y dos policías locales que fueron a atender la llamada de emergencia.

Todos los afectados fueron trasladados, en diversos vehículos sanitarios, al hospital universitario de Guadalajara, salvo otra menor de 15 años, trasladada en UVI al Hospital Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares y luego, dada la gravedad de su estado, al hospital Niño Jesús de Madrid.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Guardia Civil, bomberos de Azuqueca de Henares, seis ambulancias y una UVI móvil.

Dentro de local los agentes se encontraron con un generador alimentado por combustible del que salía una manguera que acababa en una ventana para extraer los gases de la combustión, según ha informado el diario ELMUNDO.es. El arreglo no funcionó ya que la sala se llenó de monóxido de carbono, lo que provocó la intoxicación de los jóvenes.

Fachada del edificio en la avenida de la Constitución, de Azuqueca, en cuyos bajos han tenido lugar los hechos. Fotografía de Lloyy Cartón

Según han informado fuentes municipales, también acudió una patrulla de Policía Local, cuyos dos agentes también resultaron intoxicados por monóxido de carbono y también fueron atendidos en el centro de salud local y dados de alta poco después.

Según han informado testigos a EL HERALDO DEL HENARES, los jóvenes estaban celebrando una fiesta de Halloween en el local ahora cerrado al público y que hace muchos años acogió la Casa de Andalucía en Azuqueca.

Alerta de unos padres que estaban preocupados al no haber regresado a casa su hijo

Por otra parte, según ha informado la emisora de radio Ser Guadalajara, el local donde ocurrieron los hechos es un antiguo bar que ahora no tiene actividad comercial y no está abierto al público y que está ubicado en la avenida de la Constitución del municipio azudense.

Hasta allí, según dicha emisora, habrían llegado los agentes de la Guardia Civil, a las 00,48 horas de este lunes festivo, acompañados de los padres de otra de las menores que habían acudido al cuartel muy preocupados para denunciar que no localizaban a su hija menor de edad que a esa hora tendría que estar en casa.

Tras activar la última localización del móvil del menor a través de una App instalada al efecto, los agentes y los padres se dirigieron a ese local y se encontraron a todos los jóvenes inconscientes, por lo que procedieron a sacarlos inmediatamente al exterior.

Los dos primeros guardias que entraron, de 33 y 35 años de edad, también tuvieron que ser atendidos también por intoxicación, aunque ya han sido dados de alta. Igual suerte corrieron los dos agentes de la Policía Local que llegaron en los primeros momentos. También fueron dados de alta tras ser asistidos en el centro de salud local.

A primeras horas de la mañana aún permanecían en el hospital de Guadalajara 3 jóvenes en la UCI y otros 3 en observación de urgencias, aunque con evolución favorable.

Primero sopor, luego inconsciencia y luego la muerte ‘dulce’ o silenciosa

Imagen de Lloyy Cartón

La intoxicación por monóxido de carbono se la conoce también como muerte dulce o silenciosa, según han informado fuentes médicas a este diario.

Esta se produce cuando una fuente de energía por combustión, leña, gasoil, gas…, en un local cerrado, va consumiendo el poco oxígeno (O2) del interior y generando a la vez CO o monóxido de carbono.

Si no se abre alguna puerta o ventana, llega un momento en que se respira más monóxido que oxígeno, lo que produce, primero, un dulce sopor o sueño, luego la inconsciencia y, finalmente, la muerte.

Acerca de Roberto Mangas Morales

Periodista y escritor. Director de EL HERALDO DEL HENARES. El periodismo como fin, nunca como medio…

Ver también

Nuevo accidente laboral grave en la provincia de Guadalajara: un trabajador cae desde una altura de 5 metros en Molina de Aragón y lo trasladan en una UVI al hospital 12 de Octubre, en Madrid, a más de 200 kilómetros de distancia

Un hombre de 41 años ha resultado herido grave la tarde de hoy lunes 29 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.