viernes , 16 abril 2021

‘Amor crónico’, la historia de los Talking Heads y del amor de Chris Frantz por Tina, contada en primera persona por el batería de la banda

Chris Frantz, baterista y cofundador de los Talking Heads, traza el ascenso y declive de una banda, a lo largo de una década en la que sentarían las bases del vitalista sonido de la nueva ola, pero nos brinda también, en España gracias a Libros del Kultrum, la crónica de la historia de amor y la asociación artística con Tina, acaso una de las mejores secciones rítmicas impelidas por el noble empeño de electrificar, con cabeza, la escena del pop ochentero más ecléctico y bailable.

Frantz, conoció a David Byrne en la Escuela de Diseño de Rhode Island a principios de los setenta. Juntos, y de la mano de la bajista y futura esposa de Frantz, Tina Weymouth, se transmutaron en los afamados bustos parlantes, triunvirato al que, con el tiempo, se sumaría el ya muy curtido en estas lides, y cuarto en discordia, Jerry Harrison.

Entre los vestigios industriales del Lower East Side de Manhattan, compartiendo escenografía vital con ilustres luminarias y la fauna más diversa, Patti Smith, William Burroughs y otros despojos del emergente protopunk, iba a fijar su residencia el cuarteto llamado a surfear en la cresta de la new wave.

Y, como quien no quiere la cosa, alentados por la creciente secta que acudía a todos sus bolos en el tugurio, por antonomasia, del momento, CBGB, junto a los Ramones, Television y Blondie, se armó la horda.

Cartel del concierto de Ramones y Talking Heads en la sala Bataclán de París el día 2 de mayo de 1977

Los innovadores desmanes de los Talking Heads llegarían a oídos de Warhol y Lou Reed, y el excéntrico cuarteto firmaría al poco, aupado por tan ilustres mentores, con Sire Records.

 La música de baile para gente con cabeza hacía parcialmente suyas tanto las más rudas convulsiones del punk formativo más minimalista como otras sonoridades («Psycho Killer», «Burning Down the House», «Once in a Lifetime») que trascendían, a la manera de los Clash, toda proporción guardada, las evidentes limitaciones del punk.

Haciendo caso omiso de los más funestos augurios reservados para los disturbios conceptuales de la escena indie, sus primeros álbumes se convirtieron rápidamente en clásicos; tras los que, con la controvertida y egocéntrica participación de Brian Eno en Remain in Light, iniciaron su vertiginosa ascensión al estrellato.

Actuación de los Talking Heads en el Teatro Entermedia de Nueva York, en 1978

Pronto, sin embargo, las relaciones empezaron a tensarse por cortesía del crecido cantor.

 A raíz de esos desencuentros, Chris y Tina empezaron a trabajar en su propio proyecto, Tom Tom Club, que dio con una hibridación de funk, disco, pop, electro y otras músicas ajenas al canon occidental que tendría gran impacto en la indolente geografía clubera.

El autor:

Chris Frantz es músico, productor, compositor y cofundador de las bandas Talking Heads y Tom Tom Club. Insigne académico del Rock ‘n’ Roll Hall of Fame, presenta y conduce el programa de radio ‘Chris Frantz theTalking Head’ en WPKN. Él y su esposa, Tina Weymouth, viven en Connecticut.

Lo que han dicho los medios:

«Memorias que dan fe de las correrías, con asombrosas revelaciones, que Chris y yo hemos compartido en nuestros universos paralelos. Como dícese hoy en día: “me dejaron atónita”. Las devoré sin pausa, junto con todos los recuerdos y el amor que Chris siente por Tina… Acaso uno de los ejemplos más envidiables de cómo vivir el sueño de quienes fantaseamos con esta manera de vivir». Debbie Harry, autora de Face It

«Desde la primera vez que vi a los Talking Heads en vivo (en el CBGB, 1976), perdí la chaveta por Tina Weymouth. Ni qué decir tiene que, desde entonces, he estado esperando mi momento, la ocasión adecuada para presentar mis credenciales. Pero, con la lectura de estas memorias, me quedó bastante claro que ella ya parece aún liada con el autor y, lo que es más desquiciante, parece tratarse de una relación muy seria. Pero, ¿sabes qué? Bien está bien lo que no hay manera de que termine. Me alegro por ambos. He aquí a un baterista que ha escrito un gran libro». Bill Murray, autor de Cinderella Story: My Life in Golf

Imagen de Chris y Tina

«De un brío crepitante, no exenta de comedia, trufada con las calamidades de rigor, resueltas confesiones con algún que otro ajuste de cuentas, el empuje propio de un baterista y rebosante de inmarcesible afecto, y aderezado con las fulgurantes apariciones de un estelar elenco de leyendas del punk, la new wave y otros desvencijados pero inmortales ídolos del pop, tiene el lector en sus manos una autobiografía digna de figurar en el canon roquero memorialista: un dulce beso propinado con una coz a tiempo». James Wolcott, autor de Lucking Out

«Bustos parlantes, baterías, funk y rock ‘n’ roll: desmelénase Chris Frantz, dejando atrás su envolvente instrumento, para, de su puño y letra, reclamar su condición de busto parlante —y escribiente—, cual privilegiado cronista, por medio de cautivadoras remembranzas que entrelazan una inextinguible historia de amor con reveladoras disquisiciones sobre las venturas y desventuras de bandas improbables con excéntricas membresías». Charles Shaar Murray, autor de CrosstownTraffic: Jimi Hendrix y el pop de posguerra

Ficha técnica:

Título: Amor crónico (Talking Heads. Tom Tom Club. Tina) Memorias de Chris Frantz

Editorial: Libros del Kultrum

Colección: Introckspecciones

Traducción de Iñigo García Ureta

Fecha de aparición: 22 de febrero de 2021

Medidas: 13 x 21 cm

N° páginas: 536

PVP: 22.95 € PVP

ISBN: 978-84-121842-8-0

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Deusto presenta el nuevo ensayo de Deirdre N. McCloskey: ‘Por qué el liberalismo funciona’

Las personas nos enfrentamos a dos grandes amenazas, afirma Deirdre N. McCloskey, una de las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.