lunes , 16 julio 2018
Inicio / Opinión / María Amor Barroso / Espontaneidad y artificiosidad (I)

Espontaneidad y artificiosidad (I)

Nos adentramos en un especto muy relevante de la escritura. Es importante detectarlo, porque la espontaneidad habla a favor de la salud mental del escritor.

La escritura artificiosa nos puede hablar de una perturbación del sujeto.

La monotonía que conlleva, es considerada como señal del estado de ánimo, e implica una monotonía vivencial, un estado de despersonalización  y un grave vacío interior.

Señalamos a continuación los rasgos más importantes de la espontaneidad en la escritura, que se traduce, en general, en una variabilidad gráfica:

  1. Diferencias entre el principio y el final de la carta o página. Suelen afectar a la velocidad y a la inclinación de la escritura. Es frecuente comenzar con una velocidad lenta, que posteriormente asciende.
  2. Escritura fluida y rápida. (Figura 1).
  3. Escritura progresiva. Como hemos indicado en otras ocasiones, los rasgos se dirigen hacia la derecha. (Figura 2).

Los rasgos fundamentales de la artificiosidad, son:

  1. Regularidad de principio a fin de la carta o página. Se observa en la inclinación, el tamaño, la velocidad etc.
  2. Escritura constante y de velocidad lenta o mesurada. (Figura 3).
  3. Escritura regresiva. Los rasgos se dirigen hacia la izquierda. (Figura 4).

Otros  aspectos, que complementan o refuerzan los anteriores, son:

– En el caso de la espontaneidad:

  1. Los óvalos o trazos circulares (letras “a” y “o”), son abiertos. (Figura 5).

– En la artificiosidad:

  1. Óvalos (letras “a” y “o”) cerrados. (Figura 8).

En el próximo artículo continuaremos con el análisis de otros rasgos escriturales, menos importantes o que complementan los que he hemos señalado como fundamentales,  para determinar la espontaneidad o la artificiosidad de una escritura.

María del Amor Barroso, grafóloga, grafoterapeuta y perito calígrafo

Pueden dirigir sus consultas a la dirección de correo electrónico:

mamorbarroso@telefonica.net

Acerca de María del Amor Barroso

Licenciada en Derecho, Grafóloga, Grafoterapeuta y Perito Calígrafo.

Ver también

“Nunca compré a un hombre que no estuviera en venta”.

Los poderosos, para seguir manipulando e imponiendo sus tesis en la sociedad, han inventado dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *