miércoles , 23 septiembre 2020
Fachada de la Audiencia Provincial de Guadalajara

El fiscal pide 25 años de cárcel para el hombre que mató a su mujer en Galápagos en enero de 2016: juicio el 7 de mayo

El  próximo lunes, 7 de mayo de 2018 se celebrará el juicio con jurado en la Audiencia Provincial de Guadalajara por el asesinado de una mujer en Galápagos, a manos de su pareja, en presencia de la hija de ambos, de 5 años de edad.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, a Abrahán R.L. se le juzgará por los delitos de asesinato, lesiones y resistencia a agentes de la autoridad, por los que el fiscal pide 25 años por el primer delito, uno por el segundo, y seis meses por el tercero, así como una orden de alejamiento de su hija, por 32 años.

El juicio, que se celebrará en audiencia pública y en sesiones de mañana, se iniciará una vez se haya conformado el Tribunal del Jurado, procedimiento este último que tendrá lugar a puerta cerrada.

Este asesinato conmocionó a la provincia alcarreña, que salió a la calle para mostrar su repulsa por el mismo, como se observa en la imagen.

Según el escrito del fiscal, sobre las 03.15 horas del día 05 de enero de 2016, el investigado Abrahán R.L., se dirigió al dormitorio de la vivienda familiar, sita en la localidad de Galápagos de Guadalajara, que compartía con su pareja sentimental, S.G.S., nacida el día 6 de Julio de 1982, -34 años-, donde se encontraba está durmiendo en compañía de la hija común T.R.S., de 5 años de edad.

Tras despertar a S.G.S y con ánimo no solo de acabar con su vida sino también de hacerlo de una manera cruel y despiadada, y de causar el mayor sufrimiento posible a la misma, de forma sorpresiva, le asestó con un cuchillo de unos 20 centímetros de hoja hasta 13 puñaladas en el cuerpo, valiéndose del desconcierto  de S.G.S, dado que se encentraba en estado somnoliento y si posibilidad de reaccionar frente a tan descomunal ataque.

Como consecuencia de estos hechos se produjo la muerte inmediata de S.G.S. en presencia de su hija menor, quien se echó sobre su padre en cierto momento para tratar de evitar que continuase con su brutal agresión.

Posteriormente a estos hechos, siendo las 03,45 investigado salió a la calle llevando a su hija en brazos, y cuchillo utilizado, vagando por las calles de la urbanización hasta encontrar un solar en que tiro el mencionado cuchillo.

Cuando caminaba por la calle Rio Sorbe, se encontró con uno de los vigilantes de la urbanización, llamado A.C.R. el cual hacia la ronda en su vehículo.

El investigado Abrahán R.L. le hizo señales para que parase y, después de conseguir que detuviera el coche se dirigió a él y, tras decirle que hacía 5 minutos que había matado a su mujer y pedirle que se llevase a su hija en el coche, aprovechando que este bajó del vehículo, le agarró del cuello y del brazo para intentar asfixiarle, comenzando un forcejeo a lo largo del cual le causó diversas lesiones.

Como consecuencia de la agresión, A.C.R. resultó con lesiones que han sido enjuiciadas por el Juzgado de Guadalajara, habiendo sido condenado por estas.

Una vez acudieron a la urbanización varias patrullas de la Guardia Civil, comenzaran a buscar al investigado, localizándole finalmente en compañía de su hija.

Cuando fueron a proceder a su detención, estando perfectamente identificados y uniformados como Agentes de la Guardia Civil, Abrahán R. L. mostró una gran resistencia y oposición a dicha detención, revolviéndose de manera muy violenta y enérgica.

Según el fiscal, la víctima, S.G.S., recibió puñaladas en el abdomen, en los brazos y en la cabeza, causándole herida en región frontal, herida incisa de unos 4 cms en polo inferior esternal, herida de unos 2 cm en la mama derecha, en la zona intermamaria a nivel del tercio medio de la región externa! de 3 cm; herida de 4,5 cm en polo inferior externa!, herida oval de 1 cm bajo el cuadrante inferior interno de mamaría derecha; herida en hipocondrio de 9,5 cm; herida de 6 cm en cara lateral del naneo izquierdo; herida de 5,5 cm en Saneo izquierdo, herida inciso penetrarte en naneo derecho abdominal de 4 cm; herida inciso de 5,5 cm en cara interna de tercio inferior del brazo izquierdo, herida incisa de cara interior del tercio superior del antebrazo de 8 cm; herida de 5 cm en cara externa del tercio superior del antebrazo izquierdo; herida incisa de 2 cm en tercio inferior de la cara posterior del brazo izquierdo; herida de 10 cm en cara interior interna del tercio distal del brazo derecho.

La muerte se produce por shock hipovolémico secundario a hemorragia masiva como consecuencia de las múltiples heridas.

El Agente con TiP n° C-56981-K sufrió heridas consistentes en esguince de tobillo derecho con rotura parcial del ligamento lateral inflamación en maléolo derecho, heridas que requirieron para su además de una primera asistencia tratamiento médico consistente en antiinflamatorio y rehabilitación, tardando en curar 73 días impeditivos para su trabajo habitual y sin secuelas.

Como consecuencia del fallecimiento de S.G.S., h resultado perjudicada T.R.S, de 5 años de edad, por la pérdida de su madre, y habiendo sufrido una experiencia traumática con la pérdida de su figura de referencia y con posibles secuelas con necesidad de terapia y atención psicológica especilizada, siendo también perjudicados J.G.B y A.S.P, padres de la fallecida. Todos los perjudicados reclaman cuantas acciones civiles y penales pudieran corresponderles.

El fiscal ha calificado los hechos como un delito de asesinato, otro de lesiones en la persona del guardia civil y otro de resistencia a agentes de la autoridad.

Por ello, ha solicitado para el acusado, 25 años de prisión por el asesinato, así como la privación de la patria potestad de su hija menor de edad y prohibición de acercarse a la misma a una distancia inferior a 500 metros durante 32 años.

Por el delito de lesiones ha solicitado para él un año de prisión y por el delito de resistencia a agente de la autoridad, otros seis meses más, así como le prohíbe acercarse a dicho guardia civil a menos de 500 metros durante cuatro años.

Respecto a las responsabilidades civiles, el fiscal pide para el acusado que pague 200.000 euros a su hija, así como otros 50.000 euros a cada padre de la fallecida, en total 100.000 euros.

También el fiscal ha pedido que la hija del acusado, que ahora cuenta con 6 años de edad, no vuelva a repetir los traumáticos hechos de los que se acusa a su padre por lo que interesa que no sea llamada a declarar al juicio y que en su lugar se proceda al visionado del vídeo con la declaración que hizo nada más ocurrir estos hechos.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

El hospital de Guadalajara, la UAH y una escuela de Ingeniera de Irlanda desarrollan un algoritmo que predice si un paciente tendrá alergia a un medicamento

El servicio de Alergología del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.