miércoles , 19 diciembre 2018
Inicio / C-La Mancha / El Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha ratifica la absolución del guardia civil que disparó mortalmente a un hombre en Cabanillas
Fachada de la sede del Tribunal Superior de Justicia de CLM

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha ratifica la absolución del guardia civil que disparó mortalmente a un hombre en Cabanillas

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, TSJCM, con sede en Albacete ha confirmado la sentencia de ‘no culpabilidad’ dictada por el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Guadalajara contra el guardia civil que mató a un joven que huyó cuando le dio el alto en el polígono industrial de Cabanillas del Campo el día 23 de octubre de 2013.

Según el contenido de la sentencia, dictada el pasado día 27 de noviembre de 2018 y notificada ahora a las partes, y a la que ha tenido acceso EL HERALDO DEL HENARES, la Sala desestima los recursos interpuestos por las dos acusaciones particulares en representación de los padres y el hijo del fallecido contra la absolución del agente, al entender el TSJCM que la decisión del jurado estaba motivada y ajustada a derecho. Dichas acusaciones pedían además la nulidad del veredicto y la devolución de la causa a la Audiencia Provincial de Guadalajara para que se celebrara un nuevo juicio con otro jurado.

La Sala ha rechazado todas las peticiones de las acusaciones y da validez al veredicto del jurado. Así, el TSJCM argumenta que igual que no se puede probar que el joven recibiera un disparo directo mientras huía de espaldas al agente, tampoco se puede probar que el proyectil rebotara en algún objeto metálico y le hiriera mortalmente, por lo que da por buena la versión del jurado que creyó lo manifestado por el guardia en el sentido de que no apuntó al joven, sino a la derecha, y que la bala pudo rebotar en una grúa de grandes dimensiones que se encontraba allí estacionada y que hacía pasillo con la pared en la que estaba apoyada la víctima y dos hombres más.

Fachada de la Audiencia Provincial de Guadalajara. Fotografía de Cuka Leyre

Esta sentencia confirma el veredicto unánime de no culpabilidad votado por el jurado popular conformado en la Audiencia Provincial de Guadalajara para juzgar a este guardia civil, quien procedente del cuartel de Yunquera de Henares, acudió al polígono industrial de Cabanillas, para intentar detener a los tres atracadores que unos minutos antes habían entrado en una nave de palés en obras y al encontrarse a varios trabajadores, realizaron un disparo al aire y emprendieron la huida.

El jurado señaló entonces que «hay dudas más que razonables» sobre la culpabilidad del acusado. Las únicos hechos que se consideraban probados es que la Guardia Civil recibió el día 23 de octubre de 2013 un aviso de que se había producido un atraco a mano armada en una nave de palés y el agente ahora absuelto creyó que tres personas que estaban en el polígono podrían ser los sospechosos del atraco.

El jurado entendió que el agente llegó a esta conclusión a la vista de que estas tres personas, una de ellas el joven que luego resultó muerto por un disparo en la espalda, “eran sospechosas por su comportamiento, puesto que no atendieron a la orden de alto y huyeron”.

Flores en el lugar donde cayó muerto Gonzalo L.R.

El jurado consideró que se tomaron las medidas suficientes a la hora de disparar y que hay informes que discrepan y ninguno concluye si el disparo fue directo o pudo rebotar.

El fiscal solicitaba dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y cuatro años y seis meses de prohibición de tenencia de armas, así como la inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante cuatro años y seis meses.

Por su parte, las acusaciones particulares, que representan a los padres, la hermana y el hijo del fallecido, consideraban los hechos constitutivos de un delito de homicidio con dolo eventual por lo que solicitaban una pena de 13 años de prisión. 

La defensa y el abogado del Estado, personado en la causa al tratarse de un guardia civil, pedían la libre absolución al considerar que el agente actuó en legítima defensa y cumpliendo con su deber.

Al día de la fecha, no se ha podido determinar la autoría del atraco que provocó que minutos después el agente juzgado disparara contra el joven que resultó muerto, ya que el juzgado de lo Penal de Guadalajara, en información en exclusiva de EL HERALDO DEL HENARESabsolvió a los dos acompañantes del fallecido, por falta de pruebas, al no hallarse en su poder ni el arma, ni los pasamontañas ni, lo más importante, restos de pólvora en sus manos, cara o ropas.

En la actualidad, la familia del fallecido tiene cursada una denuncia contra la fiscal del casoEstrella Vargas, y la fiscal Jefe de Guadalajara, Rocío Rojo, “como autoras de conducta parcial y conducta humillante para la familia del finado, acaecidas como consecuencia del juicio con jurado celebrado en Guadalajara”.

Según esta denuncia, dicha actuación habría finalizado con “el llanto” de la fiscal encargada del caso y de la felicitación de la fiscal jefe a su subordinada tras oír el veredicto de absolución acordado por el jurado.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso EL HERALDO DEL HENARES, que ha sido presentada ante la Fiscalía General del Estado, como jerárquico superior de las denunciadas, los padres y la hermana de Gonzalo L.R. acusan a la fiscal asignada al caso de tener “un comportamiento deleznable” y “por inclinarse siempre y en todo momento a favor del guardia civil que mató a nuestro hijo y hermano, impidiendo todo tipo de pruebas que pedía nuestro abogado”.

Cronología:

21 de octubre de 2013: Por la noche, una o varias personas sustraen sin utilizar violencia el vehículo  Renault Megane de una empresa de Guadalajara.

23 de octubre de 2013: 14,00 horas. Tres encapuchados armados con una escopeta, intentan atracar una nave de palés en el polígono industrial de Cabanillas del Campo. Al ser sorprendidos, hacen un disparo al aire y huyen en el Renault Megane sustraído dos días antes. Los atracadores sufren un accidente, abandonan el Renault Megane y se dan a la fuga a pie.

23 de octubre de 2013: 14,20 horas.Dos guardias civiles detectan a 900 metros del lugar del atraco a tres individuos apoyados en una nave. Al darles el alto, los tres salen huyendo y un agente dispara a la espalda de uno de ellos, Gonzalo L.R.que cae muerto en el cauce de un arroyo anexo lleno de maleza, en la imagen; el segundo, Antonio G.J. es detenido; y el tercero huye y nunca es identificado. Unos días después, procedente de la vendimia en Tudela se presenta voluntariamente a la policía el hermano de Antonio, Simón, al enterarse de que lo están buscando, pero rechaza ser el hombre que había huido del lugar de los hechos. Ante la falta de pruebas que lo incriminen, el juez lo deja en libertad.

Arroyo donde cayó muerto el joven al que disparó un guardia civil

23 de octubre de 2013: Decenas de policías y guardias civiles, con apoyo de tres perros expertos en huellas buscan infructuosamente los pasamontañas y la escopeta utilizados en el atraco. Solo se hallan vestigios de ADN de Simón y Gonzalo en el vehículo Renault Megane.

22 de enero de 2014, después de 90 días en prisión, es puesto en libertad Antonio G.J.

30 de junio de 2016, en una sentencia ya firme, el juzgado de lo Penal de Guadalajara absuelve del atraco y del robo del coche por falta de pruebas a los hermanos Antonio y Simón.

17 de enero de 2018: El juzgado recibe un anónimo en el que se indicaría el lugar del arroyo donde estaría el arma que supuestamente habrían utilizado los atracadores, por lo que se autorizó una nueva búsqueda de la misma, para lo cual fue necesario desbrozar el arroyo con maquinaria pesada.

Imagen del arroyo de Cabanillas tras ser limpiada la maleza

27 de junio de 2018: El jurado absuelve al guardia civil de la acusación de homicidio imprudente de la que le acusaba el fiscal y de asesinato que pedía la familia. Esta absolución es recurrida por la familia y no por el fiscal.

20 de noviembre de 2018: Se celebra la vista de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Albacete. Las acusaciones solicitan 13 años para el guardia civil, mientras que la defensa y el Abogado del Estado ratifican su petición de absolución. La Fiscalía, que no ha recurrido la absolución, impugna el recurso de las familias.

Acerca de Roberto Mangas

Periodista y escritor. Director de EL HERALDO DEL HENARES. El periodismo como fin, nunca como medio…

Ver también

El PP lleva al Senado la defensa de los toros y la caza

La importancia de los toros y de la caza para la economía de España, y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.