jueves , 2 diciembre 2021

Page inaugura el segundo centro de salud de Azuqueca tras 14 años de retraso, varias paralizaciones por la quiebra económica de la Junta en 2011, y con una empresa quebrada e investigada por sobornos que dejó las obras sin terminar

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado este viernes, 19 de noviembre, el segundo centro de salud de la ciudad, ubicado en la plaza de la Concordia, en el mismo edificio que ocupaba el primer centro de salud local antes de su cierre en 2007 y tras 14 años de obras y retrasos.

De hecho, el propio García Page ha reconocido que «este centro ha pasado una carrera de obstáculos permanentes», aunque ha matizado que ese retraso ha permitido «mejorar el planteamiento» y «es un centro extraordinario» que «se convertirá en una referencia regional en la atención materno-infantil», según han informado fuentes municipales en un comunicado.

La actuación ha supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros para adaptar un espacio que funcionó entre 1985 y 2007, cuando se abrió el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento (CEDT) de Azuqueca, que también incluía atención primaria, y se trasladaron los sanitarios y las consultas al mismo.

El edificio reformado cuenta con una superficie útil de 1.301 metros cuadrados y 1.890 metros cuadrados construidos.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha detallado que la Zona Básica de Salud de Azuqueca, que integra a los municipios de Alovera, Villanueva de la Torre y Quer, «es una zona en expansión dentro de Castilla-La Mancha, donde hay más niños menores de 14 años que personas mayores de 65 años».

Por este motivo, se ha dispuesto en el centro un modelo organizativo basado en la atención materno-infantil con cuatro pediatras por la mañana y tres por la tarde, y sus respectivas consultas de enfermería, además de servicios de parto, posparto y puerperio y fisioterapia, entre otros.

Por su parte, el alcalde de Azuqueca, José Luis Blanco, ha afirmado que «es un día muy importante». «Este segundo centro va a permitir desdoblar la Zona Básica de Salud de Azuqueca», único municipio de Castilla-La Mancha con más de 20.000 habitantes que solo disponía de un centro.

De las tarjetas sanitarias individuales asignadas al Centro de Salud de Azuqueca de Henares, 5.718 son niños menores de 14 años y 30.064 adultos. De estos, 4.087 son mayores de 65 años. Asimismo, hay que destacar que 14.008 son mujeres. De los menores de 14 años, 2.337 tienen menos de 7 años, según han informado fuentes de la Junta en un comunicado.

Quiebras, paralizaciones, retrasos…

El camino del segundo centro de salud de Azuqueca, único municipio de toda la región con más de 20.000 habitantes que no contaba con dos centros de este tipo, se inició en mayo de 2007, cuando en plena campaña electoral, el entonces Gobierno regional de José María Barreda cerró el edificio y trasladó todo el equipo humano y material al centro de especialidades que se inauguró ese mismo mes de mayo.

De esta forma, la atención primaria compartía espacio con las especialidades médicas, mientras el viejo edificio, inaugurado en 1982, comenzaba a llenarse de polvo.

Entre 2007 y 2011, la Junta de Barreda dejó abandonado el inmueble y, de nuevo, ante una nueva campaña electoral, la de 2011, ‘reactivaba’ el interés por el edificio y se ponían en marcha algunas obras de mantenimiento.

Tras la derrota electoral ante el PP de María Dolores Cospedal, el nuevo ejecutivo paralizó cualquier tipo de nuevas obras o infraestructuras a la vista de la astronómica deuda dejada por Barreda, que situaba a la región en quiebra técnica e impago a los acreedores. Cospedal llegó a ofrecer este edificio a la Tesorería General de la Seguridad Social para liberar deuda.

Obras del 2º centro de Salud de Azuqueca paralizadas en julio de 2019

Con el retorno de los socialistas al gobierno regional en 2015, el viejo edificio aún tuvo que esperar tres años antes de que García Page pusiera sus ojos en él y se retomara el proyecto de rehabilitación del mismo.

Sin embargo, las obras se adjudicaron a la empresa Oproler con un plazo de ejecución de un año y esta empresa, lejos de terminarlas, presentó, apenas unos meses después, concurso de acreedores.

Y es que esta constructora madrileña, se había visto inmersa en un operación policial por el presunto pago de sobornos para conseguir contratos públicos, según denunció en su momento el Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento de Azuqueca.

Finalmente, en febrero de 2021, la Junta aprobó un importe de 262.246 euros para que la empresa pública TRAGSA finalizara las obras, con un plazo de seis meses.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Nuevo accidente laboral grave en la provincia de Guadalajara: un trabajador cae desde una altura de 5 metros en Molina de Aragón y lo trasladan en una UVI al hospital 12 de Octubre, en Madrid, a más de 200 kilómetros de distancia

Un hombre de 41 años ha resultado herido grave la tarde de hoy lunes 29 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.