domingo , 20 septiembre 2020

SM recupera clásicos imprescindibles para que los más jóvenes los conozcan: Crimen y castigo, de Dostoievski

La editorial SM sigue recuperando clásicos, algunos adaptados otros originales, para llevar hasta los más jóvenes el placer de descubrir la mejor literatura de todos los tiempos, esa que pasen años, siglos o milenios, nunca deja de sorprender al lector.

Lope de Vega, Shakespeare, Jean de la Fontaine, Fernando de Rojas, Leopoldo Alas, Cervantes, Mihura, Pardo Bazán, Bécquer… Y ahora, también, Dostoievski, con su obra cumbre, Crimen y Castigo.

Conocer esta colección es conocer la historia de la literatura mundial. Que además esté dirigida a los jóvenes, la hace aún más imprescindible.

Crimen y castigo, de Fedor Dostoievski

Un estudiante que no llega a fin de mes. Una deuda pendiente y un hacha a su alcance. Un asesinato que lo perturba día y noche. Un amor que lo cambia todo. Fedor Dostoievski escribió Crimen y Castigo en 1866… ¿Sigues pensando que los clásicos son cosa del pasado?

Ficha técnica:

Colección: Colección Clásicos
Autor: Fiódor Dostoievski
Ilustrador: Magoz
Número de páginas: 184
Código ISBN: 9788491072904
Género: Policial
Tipo libro: Narrativa
Formato: Papel
Encuadernación: Rústica
Versión Papel: 9,95€

 

El autor:

Fedor Mijailovich Dostoievski nació el 11 de noviembre de 1821 en Moscú (Rusia), el segundo de siete hijos de Mijaíl Dostoyevski, un médico de carácter severo que trabajaba en el hospital para pobres Mariinski de la capital rusa, y su esposa María Fiódorovna.

Cuando Fedor contaba once años de edad, su padre adquirió unas tierras en la aldea de Darovoye, en la provincia de Tula, y la familia se mudó allí. Junto a su hermano Mijaíl, ingresó en 1834 en el pensionado de Chermark para realizar los estudios de secundaria. Sin embargo, su madre falleció prematuramente de tuberculosis tres años más tarde, y su padre, sumido en la depresión y el alcoholismo, decidió enviarlos a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo, donde el joven Fedor comenzó a apasionarse por la literatura, con las lecturas de Shakespeare, Víctor Hugo o E.T.A. Hoffmann, y a escribir sus primeros textos.

Tan solo dos años después, en 1839, recibió la noticia de la muerte de su padre quien, al parecer, fue asesinado por sus propios siervos tras uno de sus arranques violentos cuando se hallaba borracho. Finalizó sus estudios de Ingeniería en 1843, logrando el grado militar de subteniente. Luego se incorporó a la Dirección General de Ingenieros en San Petersburgo, aunque también trabajó como traductor.

En 1846 publicó su primera novela, Pobres gentes, que tuvo un efímero éxito. Tres años después, fue encarcelado por pertenecer a un grupo intelectual llamado el Círculo Petrashevski, acusado de conspirar en contra del zar Nicolás I. Fue condenado a muerte, aunque finalmente la pena fue conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia, donde pasó terribles momentos y se refugió en la lectura de la Biblia. Liberado en 1854, volvió al ejército como soldado raso.

Los siguientes cinco años los pasó como cabo en el Batallón de la Séptima Línea del Regimiento estacionado en la fortaleza de Semipalatinsk en Kazakstán. Durante este tiempo conoció a María Dmitrievna Isaeva, con la que se casó posteriormente.

Dostoyevski regresó a San Petersburgo en 1860, donde fundó junto a su hermano varios periódicos literarios sin repercusión alguna. La presión de los acreedores le hizo dejar el país y viajar por Berlín, París, Ginebra, Turín, Florencia y Viena, antes de volver de nuevo a San Petersburgo.

La temprana muerte de su esposa, en 1864, y la de su hermano tan solo un año después, fueron un duro golpe al que se sumaron las deudas contraídas. Se sumió en una profunda depresión, a la par que acumulaba más y más deudas en los salones de juego, adicción que le llevó a escribir la novela El jugador, publicada en 1867. Poco antes había comenzado también la redacción de Crimen y castigo, su obra magna, que publicó por partes en la revista El mensajero ruso con gran éxito.

Volvió a casarse con Anna Grigórievna, con la que se trasladó a Ginebra. La primera hija del matrimonio falleció al poco de nacer en 1868, lo que resultó un nuevo mazazo emocional para el escritor. La pareja viajó por Italia y recalaron en Dresde en 1869, donde nació su segunda hija.

Dostoyevski siguió escribiendo y publicando, gracias a lo cual la familia pudo sobrevivir a duras penas. El idiotaEl eterno marido, o Los endemoniados fueron los títulos que vieron la luz en esta época.

La pareja volvió a Rusia en 1871, donde nació su primer hijo varón, y Fedor se encargó de la redacción de un semanario, a la vez que publicaba Los demonios a través de su propia editorial con un considerable éxito.

Su última obra, considerada por él mismo como su mejor trabajo, fue Los hermanos Karamázov, finalizada pocos meses antes de su muerte, ocurrida el 9 de febrero de 1881 en San Petersburgo.

Acerca de El Heraldo del Henares

Diario digital de Guadalajara y el Corredor del Henares fundado en 2009.

Ver también

Alovera celebra on line la Semana Internacional del Libro con numerosas actividades a pesar del confinamiento

La biblioteca municipal de Alovera no va a dejar pasar la oportunidad de celebrar al …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.